Plantarían 22.804 árboles para compensar impacto ambiental de obras en el Sur de Cali

Escuchar este artículo

Plantarían 22.804 árboles para compensar impacto ambiental de obras en el Sur de Cali

Octubre 27, 2019 - 11:44 p. m. Por:
Redacción de El País 
CALI-ADELANTO-MAYO20-19,photo01

Mas de 200 árboles han sido talados en el humedal El Cortijo, donde se construirá la Terminal Sur del MÍO (obra que está suspendida). Hay críticas porque los individuos erradicados en ese lugar serán compensados en el oeste de Cali.

Oswaldo Páez / El País

Los proyectos urbanísticos y de infraestructura que se están desarrollando actualmente en el Sur de Cali tiene en alerta a los ambientalistas y líderes comunales que sostienen que los árboles talados deben ser compensados en las comunas donde se desarrollan estas obras.

De acuerdo con lo manifestado por la comunidad y grupos ambientales, los árboles que han sido talados durante la ejecución de dichas obras, no se están compensando con siembras en el área de influencia impactada.

Tal es el caso de los 270 individuos arbóreos que fueron erradicados en el sector del Valle del Lili, en el marco de la construcción de la Terminal Sur del MÍO (la cual se encuentra suspendida en estos momentos), así como del Patio Taller del Sur, el cual ya presenta un avance del 47 %.

“No es posible que la compensación la vayan a hacer en el Jardín Botánico (ubicado en el oeste de Cali), donde hay muchos árboles, mientras nosotros en el sur de Cali nos estamos quedando sin el humedal El Cortijo y sin el bosque seco tropical”, manifestó un líder de esta zona de Cali quien agregó que por estos hechos la calidad de vida de los moradores del sector se está viendo afectada de manera negativa debido a que se está sintiendo más calor y contaminación ambiental.

Lea también: Concejo iniciará discusión de los detalles de Cali como Distrito Especial

“En el 2008, la Universidad del Valle emitió un estudio en el que se determinó que el antiguo basuro de Navarro está emitiendo gases que son peligrosos para el ser humano, los cuales son contrarrestados por este pulmón ambiental que tenemos en la zona. Entonces, estamos muy preocupados con lo que está ocurriendo. No es que estemos en contra del desarrollo, sino que queremos que este se haga de una manera sostenible con el medio ambiente”, añadió.

Vale la pena precisar que en el estudio técnico realizado por la Universidad del Valle, el cual fue requerido por el Concejo de Estado para evaluar los impactos que tendrán las obras de la Terminal Sur del MÍO, se estableció que el plan de restauración ecológica propuesto para reponer 27,5 hectáreas de bosque seco tropical impactadas por este proyecto, no cumple con los términos de las compensaciones exigidas por las autoridades ambientales.

“La función de un bosque o de árboles cercanos al humedal no se compensa con siembra en otro lugar. Además, se tiene que la compensación que pretenden realizar no le presta ningún beneficio al ecosistema afectado (humedal y bosque seco tropical) porque, además, lo están realizando en una cuenca distinta a la del río Lili. La función conexa que tenía el bosque seco tropical con el humedal no se puede remplazar por reposición de árboles en otro sitio”, dice el estudio.

Otros proyectos de infraestructura que están en la mira de los ciudadanos son las obras de la Terminal Simón Bolívar del MÍO y de la intersección de la Carrera 100 con Calle 25.

“Respecto a esta última obra, todavía no saben en dónde se van a ser las compensaciones. Entonces, lo que queremos es que se hagan en esta misma zona, teniendo en cuenta que este es un sector que se está desarrollando aceleradamente, pero en el que no se está pensando en la cobertura arbórea, ya que los diseños que hacen de las obras y de las vías no respectan las variables ecológicas en un sector tan importante en términos de humedales y corredores ambientales”, dijo Renata Moreno, activista ambiental y habitante del barrio Ciudad Jardín.

Según explica, muchos vecinos del sector tampoco están de acuerdo con las compensaciones arbóreas que se han planteado para las obras de ampliación de la vía Cali - Jamundí.

“En una socialización que tuvimos nos dijeron que los 1400 árboles que ya se van a erradicar de esta carretera, los van a compensar en un predio muy lejos de la zona, conocido como Loma larga y que queda en Pance. Esto nos genera preocupación ya que la calidad del aire en el sector se va a disminuir, lo que va a afectar, sobre todo, a los ciclistas que transitarán por la vía, quienes van a respirar más gases contaminantes emitidos por los carros, y van a haber menos árboles que los absorban”, sostuvo Moreno.

Por otro lado, los proyectos habitacionales que se están realizando en la zona de expansión de la ciudad, también vienen generado críticas entre la ciudadanía.

“A todos los edificios nuevos que están construyendo en la Comuna 22, el Dagma les ha dado muchos permisos de tala y las compensaciones las están haciendo en los cerros de la ciudad y no en la zona. Tal es el caso de un edificio que se está levantando al lado del río Lili y el Zanjón del Burro. La constructora tuvo el permiso para talar 127 árboles y la compensación se está haciendo en el cerro de Cristo Rey”, afirmó la líder ambiental.

Sin embargo, Héctor Alejandro Paz, subdirector de gestión de calidad ambiental del Dagma, precisó que dicha compensación se va a realizar en el cerro Antena, que hace parte de la reserva del río Meléndez, ubicada en la Comuna 18.

“La compensación para este edificio se definió en 767 individuos y se eligió ese lugar porque la comuna 22 es muy arborizada y encontrar sitios para ese número de árboles es muy complicado”, dijo Paz.

El funcionario añadió que dicha compensación le va a costar a la constructora $220 millones, valor que se estableció de acuerdo a variables como las especies de los árboles intervenidos y el tamaño de los mismos.

“También calculamos el costo de hacerles mantenimiento a esos individuos durante dos años, lo que nos va a garantizar que el 100 % de los árboles que se siembren sean conservados. Esperamos en dos años entregarle a la constructora el paz y salvo del aprovechamiento forestal”, puntualizó el subdirector de gestión de calidad ambiental del Dagma.

Compensaciones para las ‘Obras del progreso’

Con respecto a estos proyectos que la Secretaría de Infraestructura está construyendo en el sur (como la intersección de la Carrera 100 con Calle 25, la ampliación de la vía a Pance y de la vía Cali - Jamundí), Ferney Camacho, titular de la dependencia, aseguró que “la compensación se está llevando a cabo en la zona de amortiguación del Parque Nacional Natural Los Farallones, lo que asegura la revitalización ecológica de la zona baja Pance y la Comuna 22, zonas beneficiadas por el desarrollo de las obras”.

En total, en el marco de la construcción de dichas obras, se van a plantar 22.804 árboles. “Estas siembras compensarán hasta 625 % sobre el impacto ambiental generado, con más de 50 especies nativas de bosque seco tropical como el Samán, la Ceiba, el Orejero y Cedro del Valle”, precisó Camacho.

Y agregó: “Este proceso ayudará a recuperar la estructura ecológica principal de la ciudad, incluyendo las cuencas de los ríos Pance, Lili y Meléndez, lo cual asegura la conectividad entre los ecosistemas y la producción de agua de la zona”.

El funcionario complementó que también se han realizado un total de 320 traslados de árboles en áreas de influencia directas de las obras en la Comuna 17, 22 y la franja forestal protectora del Río Lili.

Así Metrocali estipuló las compensaciones

  • Para la Terminal Sur del MÍO (obra que actualmente está suspendida), se autorizó erradicar 315 árboles, de los cuales ya se han talado 207.
  • La restauración ecológica de este proyecto se hará con 8883 individuos en el predio Piedra Grande de la Fundación Zoológico de Cali antes Jardín Botánico) y que está ubicado en el oeste de la ciudad.
  • Por su parte, en las obras del Patio taller sur del MÍO, se han talado 63 árboles, de un total de 124 autorizados para erradicar.
  • La compensación arbórea para este proyecto también se hará en la Fundación Zoológico de Cali con 1356 individuos.
  • Entre tanto, en la Terminal Simón Bolívar se autorizó talar 162, de los cuales ya se han talado 133 árboles. La compensación se hará con cerca de 8330 individuos y aún no se ha definido el lugar de la misma.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad