Mujer denuncia negligencia de Coomeva en atención a avanzado cáncer de ovarios

Mujer denuncia negligencia de Coomeva en atención a avanzado cáncer de ovarios

Mayo 30, 2019 - 11:56 a.m. Por:
Redacción de El País
Suero

Imagen de referencia.

Archivo El País

Una mujer bonaverense, Karina Granja, denuncia ser víctima de negligencia médica por parte de Coomeva EPS, por dilaciones en la atención un diagnosticado cáncer de ovarios.

Según la mujer, desde septiembre del 2018 emprendió una carrera de 'tramitología' entre Buenaventura y Cali para lograr las atenciones necesarias. Incluso, tuvo que emprender una acción de tutela, que fue fallada a su favor, pero permanece desacatada por la EPS.

"Al comienzo se dieron los primeros requerimientos de exámenes, pero luego se han negado todos los especializados", cuenta la mujer.

Para lograr determinados exámenes, como tomografías, Granja ha tenido que cambiar de IPS varias veces, para recibir atención en Cali, Buenaventura o Palmira.

Tras lograr los exámenes del diagnóstico, los médicos confirmaron un cáncer de ovarios, el pasado marzo. Para ese momento, la enfermedad ya estaba avanzada. "He tenido sangrados, los tumores han crecido, están ocupando toda la parte de los ovarios", dice Granja observando los exámenes.

Desde entonces, lleva dos meses esperando una intervención quirúrgica que los mismos médicos solicitaron, pero que la EPS no tiene dónde practicar.

"La cita de cirugía oncológica y de ginecología oncológica ya fue incluso autorizada, pero ellos dicen que no tienen dónde hacerla", dice Granja.

La mujer, preocupada, dice que su enfermedad "no da espera" y que no sabe a qué otra entidad acudir, pues ya ha solicitado ayuda en distintas instituciones del Estado.

Lea también: 'Las barreras en servicios de salud que ha padecido una niña venezolana con leucemia'.

"Ya he mandado cartas a la Superintendencia de Salud, a la Gobernación, a todas partes. Esto es una enfermedad que no da espera. Es algo que se me sale de las manos y ya no sé que más hacer", dice preocupada.

Mientras espera ser atendida, Granja dice sufrir los dolores propios de su enfermedad, que intenta aliviar con medicamentos derivados de la morfina.

También dice temer por su vida y le preocupa el futuro de sus tres hijos. "Yo me siento desesperada, no  por mí sino por el futuro de mis hijos. Mi preocupación es dejarlos y no estar más con ellos", afirma.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad