Más venezolanos llegarían a Cali por endurecimiento de controles migratorios en Ecuador

Más venezolanos llegarían a Cali por endurecimiento de controles migratorios en Ecuador

Enero 21, 2019 - 11:20 p.m. Por:
Redacción de El País 
Venezolanos en Cali

Actualmente, en el corredor férreo ubicado entre las calles 25 y 26 viven cerca de 350 venezolanos. Andrés Villamizar, secretario de Seguridad de Cali, advirtió que estas personas ocupan irregularmente este espacio, por lo que serán desalojadas antes de que se termine enero.

Giancarlo Manzano / El País

Cali se verá fuertemente impactada con la llegada de más venezolanos durante los próximos días. Así lo advirtieron autoridades y expertos consultados por El País, tras el anuncio del gobierno ecuatoriano de aumentar los controles migratorios para los ciudadanos de la nación bolivariana.

La decisión fue dada a conocer por el vicepresidente de Ecuador, Otto Sonnenholzner, luego del trágico homicidio de una mujer embarazada en la ciudad ecuatoriana de Ibarra, perpetrado por un hombre venezolano y quien era su pareja sentimental.

“Hemos agotado todos los esfuerzos, pero Venezuela se niega a entregar bases de datos que nos permitan verificar la información de quienes llegan al país. Desde hoy (ayer) y, en vista que el gobierno Venezolano separó a su país de la Comunidad Andina, se requerirá para todos sus nacionales la presentación del pasado judicial apostillado", manifestó Sonnenholzner.

Lea también: El feminicidio de venezolana embarazada que conmociona a Ecuador

Para Andrés Villamizar, secretario de Seguridad de Cali, esta situación va a generar que gran parte de los venezolanos que utilizan a Cali como una ciudad de tránsito para continuar su viaje hacia Ecuador u otros países del sur del continente, van a terminar quedándose en la ciudad debido a las dificultades que tendrán para ingresar a ese país.

“Los migrantes que han arribado a Cali han encontrado condiciones muy favorables para quedarse por varias razones, la principal de ellas está relacionada al buen trato y la acogida que han recibido de parte de la Administración Municipal y de los mismos caleños. Aunque eso es positivo y no va a cambiar, por lo menos en parte de la Alcaldía, va a terminar generando un incentivo perverso ya que esa población terminará llegando masivamente a ciudades de Colombia donde les han dado un tratamiento más humanitario y favorable, como ha sido el caso de Cali”, advirtió Villamizar.

En eso coincide el politólogo Fernando Giraldo, quien rechazó la medida anunciada por el gobierno ecuatoriano, al considerar que esta se tomó de manera unilateral, sin considerar los acuerdos internacionales firmados ni evaluar el impacto que puede traer para otras naciones vecinas a ese país, tal como es el caso de Perú.

“Esto trae consecuencias directas en el represamiento del flujo migratorio en un país como Colombia, aunque esa no sea la voluntad de los migrantes. Las personas van a devolverse y a alejarse de la frontera de Rumichaca, pero no hasta Venezuela. Y, con toda seguridad, Cali va a ser la zona del país que más atraerá debido a que es una ciudad grande y tiene una gran capacidad cultural de absorción de población heterogénea”, explicó Giraldo.

Sin embargo, Christian Krüger, director de Migración Colombia considera que la población migrante no se va a represar en el país, si no que va a empezar a pasar a Ecuador por sitios no autorizados.

“Cuando uno no facilita la migración, esas personas van a seguir su camino pero, muy seguramente, por trochas o corredores ilegales donde hay traficantes de migrantes que les van a cobrar a esa población vulnerable para ayudarlas a pasar”, dijo Krüger.

El funcionario añadió que este fenómeno puede generar un tema complejo en materia laboral en Ecuador, debido a que esos ciudadanos que van a seguir llegando a Ecuador van a ser contratadas por debajo del salario legal y los van a poner a trabajar más horas de las permitidas. “Entonces, a largo plazo, van a afectar la mano de obra nacional ya que no van cotizar en el sistema de seguridad social”, precisó.

Yaira Guerrera, oriunda de Caracas, capital de Venezuela y quien llegó a Cali hace seis meses, asegura que estos controles migratorios que están implementando los países son necesarios debido a que están llegando personas buenas y malas. “Pero, por ejemplo, en mi país es prácticamente imposible conseguir la apostilla de un documento, no se consiguen citas y quienes hacen esas diligencias cobran un montón”, dijo.

Por su parte, Andrés Segura, delegado arzobispal de la pastoral para los migrantes de la Arquidiócesis de Cali, aseguró que esta entidad seguirá al servicio de los venezolanos que viven en la ciudad y no los desamparará. “Por ejemplo, les estamos brindando asesoría jurídica para evitar que no caigan en engaños de la gente y también les estamos haciendo acompañamiento o psicosocial”, puntualizó.

Cifras de migrantes

Según Migración Colombia, en la capital del Valle residen actualmente cerca de 27.247 venezolanos.

De acuerdo a la Secretaría de Seguridad y Justicia, en el campamento que está ubicado en el corredor férreo, entre las calles 25 y 26, viven cerca de 350 personas.

A la Terminal de Transporte de Cali están llegando diariamente una población fluctuante de 400 venezolanos.

El Valle del Cauca concentra el 3,75 % del total de venezolanos que han llegado a Colombia tras la crisis en el vecino país, es decir, alrededor de 38.747 ciudadanos.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad