Escuchar este artículo

Los planes del secretario Carlos Soler para la crisis de seguridad de Cali

Junio 06, 2021 - 08:00 a. m. 2021-06-06 Por:
José Luis Carrillo | Editor de Cali
Carlos Javier Soler, secretario de Seguridad

Carlos Javier Soler, secretario de Seguridad de Cali.

Foto: Jorge Orozco | El País

Carlos Javier Soler es el nuevo secretario de Seguridad y Justicia de Cali y su nombramiento se da en un momento complejo en la historia de la ciudad. Al leer su hoja de vida, pareciera que esa doctrina militar sería dominante en su perfil, pero al hablar con él se puede vislumbrar un funcionario con una sólida estructura académica frente al Derecho Internacional Humanitario aplicado a conflictos.

En medio del agite por su nombramiento, los desbloqueos en la ciudad y las investigaciones tras los hechos vandálicos y de violencia, hizo una pausa para charlar con El País y dar visos de lo que será su plan de seguridad frente a la ciudad.

¿Como nuevo Secretario de Seguridad de Cali, usted qué va a hacer para devolverle la tranquilidad a los caleños?

Tengo que articular toda la estrategia con la Policía Nacional, las Fuerzas Militares, organismos de investigación criminal, para poder crear un dinámica de identificación. Individualizar a los seres humanos, con número de cédula, que están entrando en círculos sistemáticos de violaciones de Derechos Humanos en la ciudad en medio de toda esta situación. Mirando los indicadores preocupa primero los homicidios y estamos trabajando con los componentes de investigación, los resultados se darán a conocer cuando pase todo este tema de los bloqueos. Llevaremos a cabo los procesos de individualización, identificación, judicialización y por último la orden de captura. Lo que hace la investigación es ‘apagar el fenómeno’, porque se lleva a juicio. Otro indicador que hay que trabajar son los delitos de alto impacto, el hurto a residencias, pero sobre todo el hurto de celular, el hurto con arma ya sea traumática o real; todos estos temas sumados con la violencia intrafamiliar, microtráfico y narcotráfico, serán trabajados porque están diseñados en el Plan de Gobierno.

¿Habrá algún cambio con su llegada a la Secretaría de Seguridad?

En el tema de las formas habrá cambios, pero no en el fondo, en los principios sigo alineado con mi antecesor. Como militar retirado, hay cosas que me han funcionado y eso es lo que voy a aplicar, uno funciona con ensayo error.

Unas de las primeras acciones que llevó a cabo, horas antes de tomar posesión como Secretario de Seguridad de Cali, fue instaurar una denuncia penal ante la Fiscalía contra civiles por el uso de armas...

Eso ha sido mal interpretado porque por el mal manejo de las redes sociales se corrió el rumor que yo estaba estigmatizando un grupo de personas de cierto sector y de cierto día y eso no es cierto, porque la denuncia pública es de 20 días a todos los que hubiesen utilizado armas. Los elementos probatorios son videos de nuestras cámaras de seguridad, donde muestran a personas disparando en varios sectores en varias circunstancias. Todo este material es para cerca de 45 personas que fue documentadas con armas, yo no sé si son traumáticas o no, eso lo deberán establecer la entidades competentes. No estamos juzgando a nadie, estamos ejerciendo una obligación que establece el Código Penal, que dice que todo funcionario que sepa de la comisión de un delito tiene la obligación de denunciar. Esa fue mi primera acción de Gobierno, porque si no se hace esto se puede seguir escalando el espiral de violencia que llevamos viviendo los últimos días, las personas pueden terminar pensando que es normal tomar un arma y disparar a otro y resulta que la protección de la ciudad es función de la Fuerza Pública, por norma constitucional y no podemos pasar bajo ningún motivo a un tema de justicia privada porque sería una anarquía y un colapso del Estado.

Viendo su hoja de vida, uno no sabe qué pensar, si usted es más un tropero o una persona de diálogo...

Tengo ambas connotaciones, no puedo decirte que soy netamente uno u otro. He estado como comandante de pelotón, lancero, paracaidista, fuerzas especiales, eso te da, más allá de fortaleza física, fortaleza para defender tus convicciones y hacerlo con argumentos y estos pueden variar con el tiempo...

Lea también: Los retos de Carlos Soler, nuevo secretario de Seguridad de Cali

¿Qué factores propiciaron el alza de homicidios durante mayo?

Pienso que está más asociado a grupos armados ilegales, oficinas de cobro, pero prefiero no profundizar en el tema porque se encuentra en investigación, por lo que es confidencial.

Con el paro, los hurtos aumentaron en los barrios. ¿Qué piensa hacer para frenar esta situación?

El tema, que está en exploración, es trabajar con la Policía Comunitaria. Cuando el foco deje de ser el paro y la protesta violenta, los bloqueos violentos y todas estas problemáticas que nos tienen exacerbados y desgastados, la Policía ya no está en su capacidad las 24 horas en estos barrios y esos vacíos de autoridad tratan de ser copados por otros grupos ajenos a la ley. Por eso hay que recomponer el tejido social, para trabajar sobre cuadrantes, barrios seguros y varias estrategias para devolver la seguridad. Mayor capacidad tecnológica, mayor capacidad de reacción y conocimiento de Derechos Humanos y esto devolverá la percepción de seguridad y se verá reflejado en los indicadores. También con algunas estrategia para acelerar estos resultados. Aplicar el modelo de ciudades seguras que ahora es funcional en el mundo, el cual consiste en mayor capacidad tecnológica y que el factor humano tenga mucho más capacidad de reacción.

Una de las críticas a la Secretaría de Seguridad ha sido la reducción de su presupuesto. ¿Cómo conseguirá los recursos para realizar lo que quiere llevar a cabo con su modelo de ciudades seguras?

Lo que he revisado es que el presupuesto de este año supera al del año pasado, esto tras realizarse algunas adiciones. Cuando uno habla de reducción de presupuesto, creo que es un poco injusto. Cuando se fondea los recursos hay que tener en cuenta que la economía estuvo muy lenta por la pandemia y el Gobierno tanto Nacional, como Municipal, vive del tributo, por lo que es normal que no nos entre la misma cantidad de dinero. Las personas no pagan impuestos porque no hay trabajo, entonces lo que queda para repartir es menos, no es que la Alcaldía no quiera invertir en seguridad, sino que simplemente no hay.

Pero la Alcaldía tiene un empréstito aprobado por $650.000 millones y uno esperaría es que parte de esos recursos fueran destinados a la seguridad de Cali...

El Alcalde dijo que habrá un apoyo al tema de seguridad ciudadana y que apunta a mejorar las capacidades de la Fiscalía, de la Fuerza Pública, de los militares, todos los que hacen parte del Consejo de Seguridad para poder mejorar sus capacidades de reacción y su bienestar. Esto se hace en doble vía, me preocupa mucho la deshumanización en el trato hacia los miembros de la Fuerza Pública, donde el policía, el soldado el miembro del CTI se ven a blanco y negro para poder agredirle. No sé si las personas son conscientes de que atacar a un funcionario público en cumplimiento de sus funciones tiene una pena bastante alta, pareciese que se actúa por impulsos.

¿Cuál será su estrategia para generar tranquilidad en la industria caleña?

Se debe generar una sinergía con los industriales, ellos son los más interesados en que se solucione todo esto, porque la industria está parada y esto genera menores recursos para el año entrante y además habrá mayor cantidad de despidos. Esto está generando una explosión social y por eso se debe poner a andar la máquina económica en Cali y el Valle del Cauca, pero para eso nuestros industriales necesitan tranquilidad, seguridad y garantizar su propiedad privada y generar empleo y así reactivar el sector gastronómico, comercial, de la noche, de los servicios y de la producción.

¿Usted por fin sacará adelante la política de seguridad ciudadana, aplazada por varias Administraciones Municipales?

Ya se está trabajando en ello, hay un grupo de personas que vienen laborando en temas como protesta social pacífica, protesta social escalada y violenta. En enero, el Ministerio de Defensa sacó un decreto que protocoliza la forma de actuar de las Fuerzas Militares, del Esmad. Pero también tendrá un componente importante en Derechos Humanos.

Los caleños nos estamos acostando todos los días con una zozobra terrible, por los bloqueos, por los hechos violentos que se presentan en la ciudad. Estamos nerviosos. ¿Hasta cuándo irá todo esto?

Esto responde a una situación que se viene presentando en el mundo hace diez años, se intensificó con la pandemia y es un tema de manejo de las emociones. Las personas están muy afectadas por la pérdida de seres queridos, el contexto de desesperanza, una aflicción social que causa que cuando se da un hecho desencadenante hay una reacción colectiva y todo lo que se atraviese tiende a ser vandalizado. Allí el Estado tiene que ser fuerte, trabajando de la mano, diálogo en unos temas, pero también toda la fortaleza, porque el Estado no puede colapsar ni ponerse de rodillas, porque el día que eso pase toca cerrar e irnos. Entre los fines del Estado está la seguridad, y es un tema muy importante al que le damos mucho realce para hacerlo de la mejor manera en el marco de los Derechos Humanos y apoyando nuestras instituciones y así retornar la seguridad a Cali. Es un reto que asumí, sé que no es fácil, pero sé que hay metas que podemos cumplir. Yo creo que hay esperanza, hay un trabajo de mediación del Alcalde, la Arquidiócesis y la Asesoría de Paz, ellos tienen unos trabajos muy adelantados, pero también estamos trabajando en apoyar la Fuerza Pública.

Perfil del Secretario

Carlos Javier Soler Parra, coronel del Ejército y abogado de la Universidad de San Buenaventura, especialista en Derecho Administrativo.

Se especializó en Gestión de Recursos Militares; al igual que en Derechos humanos, Derecho Internacional y Humanitario, aplicado a conflictos.

En sus maestrías, tanto en Colombia como en el exterior, se cuentan la de Derecho público y la de Construcción de Paz.

Siendo coronel de la Armada de Infantería se desempeñó como lancero, paracaidista, contraguerrillero y buzo en el Comando de Fuerzas Especiales.

Fue encargado de brindar protección de los miembros de las antiguas Farc que participaron en las negociaciones con el Gobierno en La Habana.

Allí también fue asesor de los miembros de la Fuerza Pública que estuvieron en la mesa.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS