Los logros y retos de la mujer en el Valle que dejó la Mesa Ciudadana de El País

Los logros y retos de la mujer en el Valle que dejó la Mesa Ciudadana de El País

Marzo 08, 2019 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País
En conmemoración al Día de La Mujer, El País realiza una mesa ciudadana para evaluar el panorama en Cali y Valle del Cauca.

De la Alcaldía, Claudia Lorena Muñoz, subsecretaria de acceso a los servicios de justicia; Ana Carolina Quijano, subsecretaria de equidad de género, y Angélica Mayolo, secretaria de desarrollo económico; Adalgiza Charria, comunicadora y feminista; Paola Gómez, jefa de redacción de El País; Manuela Rubio, periodista de El País; la gobernadora Dilian Francisca Toro y Mariluz Zuluaga, diputada del Valle.

El País

Practicar la sororidad (solidaridad entre mujeres), sensibilizar a la ciudadanía sobre nuevas masculinidades , reparar simbólicamente a la mujer ante la invisibilización de su rol en Cali y el Valle y transformar la cultura machista desde los colegios, universidades, empresas y el Estado, son algunas de las propuestas que dejaron las invitadas a la Mesa Ciudadana de El País, convocada en conmemoración al Día de la Mujer.

El debate giró en torno a tres ejes: la exclusión e inequidad laboral, las violencias de género y el machismo cotidiano.

Con relación a la inequidad entre hombres y mujeres y la exclusión laboral en la ciudad y en el departamento, la gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro, opinó que hay ciertas disciplinas en las que la mujer está más presente en el trabajo. “En el sector financiero, las mujeres ya se destacan más, tienen muchos más cargos de dirección, allí sí ha mejorado muchísimo la inserción laboral de la mujer. Pero en el ámbito político la situación no es la misma, siempre ha habido brechas muy grandes”.

Al respecto, Adalgiza Charria, comunicadora y líder de grupos feministas, aseguró que lo que se tendría que hacer es convocar un pacto con el sector empresarial y expresó su interés en incluir a las mujeres en los planes de desarrollo de las gobernaciones y las alcaldías. “Por ejemplo, si van a hacer un desarrollo grande en vías, las mujeres tienen que estar allí, en esos puestos de trabajo”, dijo.

Le puede interesar el video: "Los derechos femeninos aún son privilegios", Lillyana Mejía

Angélica Mayolo, secretaria de desarrollo económico de Cali, presentó datos sobre un informe realizado en conjunto con el Observatorio Regional del Mercado del Trabajo, Ormet, sobre el mercado laboral en Cali y las disparidades entre ambos sexos.

“Pese a que hay más mujeres en edad de trabajar, un 53%, los hombres, que solo son el 47 %, están más ocupados, más empleados. En Cali la tasa de desempleo es de 5.1. Hay disparidad en la participación y en la asignación laboral”, expuso Mayolo.

A su vez, explicó que en la encuesta sobre hogares del Dane, encontraron que pese a que en Cali hay mujeres con similares formaciones académicas e igual experiencia laboral a las de los hombres, y que cumplen funciones similares a las de ellos, estos reciben una asignación salarial 26 % mayor solo por el hecho de ser hombres.

“La disparidad y la discriminación en el mercado laboral no nos afecta igual a todas las mujeres. Es importante entender que la tasa de desempleo tiene una relación proporcional a la edad. Las mujeres entre 14 y 28 años (edad fértil), tienen una tasa de desempleo que casi dobla la tasa promedio, por la única razón de que generan en la percepción del empleador, un riesgo de embarazo, lo que se traduce en un costo adicional en su nómina y en su contratación”, reclamó Mayolo.

Otro aspecto muy importante, que lastimosamente no se puede analizar estadísticamente, es lo étnico. “Estoy absolutamente segura de que en el mercado laboral, no es lo mismo ser una mujer negra, como yo, que no serlo, por razones culturales, pero el Dane no mide el desempleo con variable étnica y le invito a hacerlo”, aseguró Mayolo.

A su vez, la funcionaria del Municipio resaltó que en un estudio del BID (2018) sobre mercado laboral y las mujeres de América Latina, está comprobado que la inversión de las ganancias laborales de las mujeres están más direccionadas hacia los gastos del hogar y de los hijos.
Según la funcionaria, contratar un mayor número de mujeres es una forma de combatir la pobreza.

Le puede interesar ver: Luz Elena González, once años al frente de la Zona Franca Palmaseca

Violencias de género

Preguntas inevitables sobre la mesa: ¿Por qué el Valle y Cali arrastran tan altas cifras de violencia y feminicidios? ¿Estamos haciendo lo suficiente para prevenir estos hechos?

Claudia Lorena Muñoz, subsecretaria de acceso a los servicios de justicia de Cali, respondió que “en el Valle y sobre todo en Cali, ya nos estamos atreviendo a denunciar, es una tarea que se viene promoviendo desde la administración pasada, venimos educando y sensibilizando no solo a las mujeres, sino también a los familiares. Están perdiendo el miedo a denunciar y pedir ayuda a las instituciones para salvaguardar los derechos de las mujeres”.

“La violencia siempre se ha ejercido, sobre todo la intrafamiliar, pero seguimos trabajando contra ello, en colegios, escuelas y entornos laborales. Los niños y jóvenes están normalizando situaciones y roles establecidos solo para ‘las mujeres’, pero hay que cambiarlo, de forma articulada con las comisarías de familia. Para ello, estamos sensibilizando a los funcionarios, hemos mejorado la infraestructura para que estos espacios sean amables y amigables para la ciudadanía”, concluyó Claudia Lorena.

La diputada a la Asamblea del Valle Mariluz Zuluaga señaló que “el 90 % de los casos de violencia contra la mujer en Colombia quedan en la impunidad”, lo que Ana Carolina Quijano, subsecretaria de equidad de género de la Alcaldía de Cali, calificó como "una canallada, eso nos revienta, porque no hay derecho a que existe la ley, pero nadie la cumple".

No obstante, la Gobernadora aclaró que el 95 % de los feminicidios en el Valle están aclarados, pero en lo que no se actúa es en los casos de violencia intrafamiliar que afectan a la mujer.

Ana Carolina Quijano añadió que “las violencias hacia las mujeres es una de las situaciones más preocupantes con las que nos enfrentamos, no solamente desde la institucionalidad, sino como mujer. Hay una responsabilidad del Estado, de las instituciones, de la ciudadanía, de los hombres y mujeres que son testigos de esas violencias y que no hacen nada. Hemos hecho grandes esfuerzos y trabajos en la administración, pero nos falta muchísimo. La ampliación de procesos de atención que hacemos en Casa Matria es una de nuestras apuestas, pero no da respuesta a toda la necesidad que hay”.

Igualmente, Quijano invitó a ver “la asociación entre las violencias de género y el empoderamiento económico, en el sentido de que una mujer empoderada económicamente tiene menos posibilidad de caer en un ciclo de violencia, y si cae, tiene otras habilidades para salir. Pero si se segrega o limita del mercado laboral, tiene incidencia en esas violencias”.

También la Subsecretaria se refirió a que la violencia contra las mujeres debe verse, como un problema epidemiológico por parte del Estado. “El feminicidio se ha vuelto una problemática que debe llevar un enfoque diferencial, que nos permita ser mucho más integrales en la intervención”, aseguró Quijano.

Para Adalgiza Charria, sí es cierto que es un problema de salud pública, la guerra no mata tanto como mata la vida cotidiana a las mujeres. “Esto es una urgencia enorme y el Estado debe invertir más en las comisarías de familia. A las mujeres las están matando sus compañeros, el papá de sus hijos; es de una dimensión humana tan grave que esta civilización no alcanza a entenderlo”.

Agrega que “el Estado hace muy poca cosa, es algo pírrico, al mirar cuáles son las inversiones, vemos que siempre son muy deficientes. Nos merecemos una mejor sociedad humana”.

Al respecto, la gobernadora Dilian Francisca Toro, afirmó que “la violencia contra la mujer no es solamente lo que como Estado podamos hacer, creo que es un trabajo de todos. Tenemos que entender que nuestra cultura es machista y homofóbica y hay que actuar desde dos partes: prevención y acción”.

Le puede interesar también: María Clara Domínguez, la fuerza protectora del Zoológico de Cali

Logros y propuestas

Mariluz Zuluaga, diputada del Valle, exigió a la Alcaldía y a la Gobernación trabajar desde los colegios públicos y privados con niños y niñas, y fortalecer los canales de denuncia. “Ya tenemos la Sala Rosa y el Código Rosa para atender a las mujeres víctimas de violencia de género, pero necesitamos que no solo esté en el HUV, sino en todas las instituciones de salud”. También pidió que las doce entidades que, según la ley, pueden darle medidas de protección, no dejen solo a la Policía, que es solo una de ellas.

Zuluaga dijo que trabajan con la bancada parlamentaria del Valle para modificar el Código Penal, dado que si la mujer ya no vive con el maltratador, no lo pueden acusar de violencia intrafamiliar, sino por lesiones personales. Igualmente, para que se les castigue por suicidio inducido, porque muchas mujeres se quitan la vida por las violencias del hombre.

Para la Gobernadora Dilian Francisca, lo más importante es la transformación cultural que se puede instaurar como una cátedra en los colegios. “Necesitamos hombres que digan que hay que respetar, apoyar y se han vuelto transformadores”, dijo.

La mandataria anunció que frente a la violencia económica en mujeres que no abandonan al agresor por el sustento de sus hijos, “estamos trabajando en emprendimiento para que tengan una autonomía financiera y no se dejen maltratar”, dijo, además de resaltar la urgencia de que se inserten laboralmente. Sumado a esto, la Gobernación del Valle, en dos semanas, nombrará los gestores de seguimiento a las mujeres víctimas de violencias de género para visitarlas, apoyarlas y orientarlas, y destacó que el Valle ya tiene Observatorio de Género, el primero en el país.

Adalgiza Charria, comunicadora y líder de grupos feministas, propuso una reparación simbólica con las mujeres que han sido parte de hechos significativos de Cali y el Valle.

“En el Parque de los Poetas no hay ni una sola mujer poeta de la ciudad. Si un marciano llega a Cali, las mujeres no hicieron nada, porque no están en la estatuaria, la mayoría de la estatuaria es a la guerra, es a la sangre del héroe y no a la sangre de la vida, como es la de las mujeres. En la misma Universidad del Valle, sus auditorios tienen nombres de hombres, ¿es que no hubo una mujer importante en la Universidad?, y eso ¿nos parece normal?”, cuestionó.

En ese sentido, afirmó que se busca que el barrio Marroquín se llame Alba Stella Barreto, en honor a la líder franciscana recientemente fallecida, quien fue pilar de la transformación social en el Distrito de Aguablanca en Cali. También resaltó a Esmeralda Arboleda, mujer que promovió el derecho al voto femenino en el país, pero que ha sido invisibilizada.

No obstante, destacó que “cada vez hay más hombres que se nos han unido y han entendido que las mujeres no pedimos solo para las mujeres, sino para toda la humanidad y cada vez hay más mujeres que saben que la violencia no es algo justo con ellas”.

Angélica Mayolo, secretaria de Desarrollo Económico de Cali, propuso hacer un esfuerzo público institucional para cambiar la orientación institucional. “Necesitamos más mujeres en ocupaciones donde tradicionalmente no hemos estado. Solo tres de cada diez mujeres estamos en tecnología, ciencia, ingeniería, matemática y procesos de innovación. Hay que hacer un acompañamiento en los colegios para que la mujer ingrese a esas áreas vedadas antes para ellas. Para la Secretaría es prioridad que la mujer se empodere en estos campos para fortalecer el mercado laboral”, solicitó.

Además, pidió al empresariado hacer un pacto para reducir los índices de desempleo en mujeres entre 18 y 28 años, “porque no es posible que sea superior al 20 %“.

Ana Carolina Quijano, subsecretaria de Equidad de Género de Cali, aseguró que Casa Matria está trabajando la inclusión de la perspectiva de género en el Plan Nacional de Desarrollo. “El tema de género tiene que ser transversal y verse desde un punto de transformación social. No puede ser solo un capítulo”, afirmó y recordó que cuando llegó, había una asesoría de género que nunca había ejecutado recursos, “pero hemos avanzado, la Subsecretaría tiene asignación de recursos y creo que Cali ya puede plantearse la creación de una secretaría”.

La Alcaldía ganó el premio interamericano a la gestión pública de la OEA, por una estrategia de masculinidades, relacionada con la prevención de violencias de género y un reconocimiento por la estrategia de transversalización de la política pública de género.

“Tenemos una escuela de empoderamiento de mujeres, un pacto con empresarios para que se comprometan a prácticas más equitativas con la mujer y este lunes 11 de marzo empieza una escuela de masculinidades”, anunció.

Claudia Lorena Muñoz, subsecretaria de acceso a los servicios de justicia, aseguró que se están fortaleciendo las comisarías de familia desde la Alcaldía de Cali: “Se nombraron varios comisarios este año y vamos a designar uno exclusivamente para las salas de denuncias de la Fiscalía. Es un avance, porque creamos cargos que no existían y los casos de violencia de género ya se atiende en las comisarías de familia, y se ha capacitado al personal para ello y sensibilizado a las mujeres sobre la ruta de atención”.

La Gobernadora resaltó que la transformación cultural se hace poco a poco. “Desde el colegio educando e inculcando valores a los niños y jóvenes. A los adultos es difícil cambiarles el chip, pero hay que cambiárselo. Por eso estamos trabajando con nuevas masculinidades y el violentómetro”, dijo la Mandataria.

“Nos falta mucho, pero hemos trabajado al respecto. Hacemos un consejo de seguridad cada tres meses con la Alcaldía de Cali; tratamos feminicidios y violencia contra la mujer, capacitamos a comisarios y funcionarios públicos, para que todos conozcan la ruta de atención a la mujer, porque no todos la saben”, concluyó.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad