Cali, epicentro de los líderes mundiales de la espiritualidad

Cali, epicentro de los líderes mundiales de la espiritualidad

Septiembre 06, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Alda Mera y Paola Guevara | El País
Cali, epicentro de los líderes mundiales de la espiritualidad

Durante los últimos seis años han pasado por ExpoSer, en Cali, 60 líderes espirituales de todo el mundo y de las más distintas corrientes del pensamiento.

Cali se ha convertido en la Meca espiritual de Colombia. ExpoSer y una avalancha de congresos, retiros, cursos, terapias y talleres durante todo el año dan cuenta del fenómeno.

A Cali aún no viene Paul McCartney. Pero sí nos visitan cada año los ‘Beatles’ de la espiritualidad: líderes mundiales de la talla del médico indio Deepak Chopra (autor de ‘Las 7 leyes espirituales del éxito), de John Grey (autor de ‘Las mujeres son de Venus, los hombres de marte’) o del mundialmente famoso gurú de la Cábala, Jehuda Berg, entre muchos otros.Para no ir más lejos, este fin de semana están en Cali varios ‘rockstars’ de talla mundial, entre ellos el Lama Gueshe, del Tíbet, amigo del Dalai Lama y director espiritual de importantes centros budistas en el mundo. Y el famoso neurocirujano de Harvard, Even Alexander, que luego de una experiencia de muerte cerebral regresó a la vida tras haber testimoniado la existencia del cielo, tal y como lo narra en ‘La prueba del cielo’, inmediato bestseller de The New York Times. “Cali se está convirtiendo en un destino de peregrinación por el tema espiritual. Para asistir a las conferencias de ExpoSer, por ejemplo, este fin de semana vienen a Cali 300 personas de Barranquilla, Bucaramanga, Bogotá y de todo el Eje Cafetero, y gente de otros países que llega atraída por la fama que ha tomado Cali como ciudad líder en el tema espiritual”, explica Isabel Cristina Rincón, gerente de desarrollo y turismo de Coomeva, empresa organizadora del evento. Hace seis años, acudieron 700 personas inscritas. El año pasado, 2500.“Esto no es un desfile de modas, ni de reinas, ni una corrida de toros, ni un concierto de salsa, y sin embargo atrae a 2.500 personas, de las cuales 250 vienen desde Costa Rica, Ecuador y República Dominicana”, dice la periodista Nur Cure, quien ha visto crecer el evento desde que surgió en 2009.Pero más allá de ExpoSer, a lo largo del año la agenda espiritual de la ciudad está copada con diversidad de charlas, congresos, conferencias, talleres, retiros de crecimiento personal y hasta una Universidad de la Conciencia, que se ofrecen en distintos escenarios. Y público hay. Para la muestra Deepak Chopra, quien estuvo en la ciudad el pasado 9 de junio para dar una conferencia sobre el poder del cerebro. El gurú dirigió una meditación colectiva en el Centro de Eventos Valle del Pacífico, y congregó a 3.000 personas. Esas cifras dicen algo, y así lo interpreta Isabel Cristina Rincón: “Cali ha tenido que superar un karma muy grande como ciudad, a causa de su dura historia reciente. Pero lejos del desánimo hay muchas personas buscando la sanación, la paz, la armonía interior. Hay mucha sed de nutrir el espíritu con realidades positivas que no se limiten a una sola religión o dogma en especial. Esa es la particularidad del público caleño, que tiene gran apertura hacia diversas corrientes espirituales, está inquieto, tiene sed de conocimiento. Es un público ecléctico”. El médico biológico Julio Calonje piensa que este auge de la espiritualidad responde a una necesidad de mucha gente que no encuentra las respuestas en los métodos ortodoxos tradicionales. “Es cuando la gente comienza a hacer búsquedas en otras opciones que son más humanas”, dice. El especialista agrega que en Cali están los mejores médicos alternativos del país. Y cita a Arturo O’Byrne, Julio César Payán, Ramón Unzueta, Mauricio Lozano, Luis Carlos Maya, La Escuela de Acupuntura Nei-Jing, del médico español José Luis Padilla. “En fin, hay unos grandes maestros y excelentes personas siguiendo la tradición del médico Germán Duque, pionero de este movimiento en Popayán, donde empezó”.Lucía Muriel, de la Asociación Internacional Brahma Kumaris, atribuye este fenómeno a que cada día la gente se enfrenta a más conflictos, más problemas, más dificultades. Y en esa medida busca un apoyo para saber cómo se sostiene y en esa búsqueda, todos los caminos conducen a lo espiritual.Como sus programas para ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas. “Enseñamos cómo manejar las emociones negativas como la ira, el estrés, los miedos, las preocupaciones, que son muy dañinas para la salud física y mental. O para potenciar esa grandeza que hay en cada persona y ejercer más esas cualidades de paz, amor, felicidad”. Un no al consumismo María Rosa Briglovics, de Manos Sin Fronteras, organización mundial sin ánimo de lucro que practica y promueve la autosanación neural, ve esta oleada espiritual de Cali como “la respuesta a la fuerte influencia del consumismo gringo que hemos tenido en Colombia, que nos llevó a vivir más en el tener y no en el ser. Después de muchos años, la gente comienza a buscar respuestas a los vacíos del alma, porque se dio cuenta que éstos no se llenan con las cosas materiales”.No obstante, señala que ser espiritual es un trabajo interior de cada persona, de yo con yo, y obedece a un despertar de la conciencia que se vive en el mundo “y Cali es un ejemplo de esa búsqueda”.Lo ratifica José María Doria, presidente de la Fundación para la Educación y el Desarrollo Transpersonal, quien ve en Cali un lugar emblemático, no sólo de Colombia, sino de América Latina. “No es de extrañar que los caleños se manifiesten como personas receptivas y sensibles, y sean vistos como una vanguardia evolutiva de lo que llega más lentamente en otras partes del mundo”, dice.Doria concluye que cuanto más desarrollo integral llegue a los caleños, mayor bienestar y mejora de vida disfrutará esta meca espiritual “que recibe a miles de seres que no son indiferentes a su belleza y fuerza interior”. La espiritualidad da ganancias materiales No son personas extrañas: son 2.500 almas –literalmente almas porque se autodefinen como seres trascendentes– que se sientan casi que en posición de relax y meditación a dejar tocar su corazón por 9 destacados gurús de talla mundial y 4 maestros nacionales de reconocimiento internacional.Aparte de ExpoSer, la tendencia va en crecimiento espiritual... y material. No hay una estadística de cuántos médicos alternativos hay en Cali, pero se sabe que cada día llegan más. “No sé qué tan bien formados están, pero sé que hay mucha tergiversación del arte de la medicina alternativa, lo cual es peligroso”, admite el médico biológico Julio Calonje, uno de los expositores colombianos del evento.Fuentes consultadas admiten que existe un auge de la tendencia espiritual que genera movimiento económico. Los spa con terapias de relajación, clases y cursos, consultas, tratamientos, tiendas naturistas y alimentos orgánicos, hasta almacenes de ropa con mandalas y mantras y accesorios con piedras con poderes curativos, tienen su mercado para todos los gustos, necesidades y bolsillos. Una consulta promedio con un médico alternativo está en $100.000, pero que sumándole los frascos de las goticas cada una a $20.000 y si le recetan aplicarse un suero que no baja de $80.000, una semana puede salir en $250.000 y un mes en unos $800.000. Y los costos de cursos de cocina natural, clases de yoga, terapias de relajación con piedras o sales de mar, también son altos. Esto hace que la tendencia que muchos vean la tendencia como un fenómeno de una élite social. Pero más que por la solvencia económica, Calonje lo atribuye a que las élites tienen acceso a mayor educación y por ende a mejor información. “Hay un gran mercado alrededor de lo espiritual que no lo es y pueden confundir en vez de ayudar a la gente”, dice Lucía Muriel, de Brahma Kumaris. “Me parece patético cuando les dicen que con tal cosa no tendrán más problemas y eso no es cierto, es una mentira”, advierte. “Partimos de la filosofía de que todo el mundo tiene derecho a vivir mejor, todos merecemos ser felices, entonces, ¿cómo se va a cobrar por ayudar a que otros lo logren?”, dice resaltando que en Brahma Kumaris todos son voluntarios, pero quienes deseen pueden contribuir o participar con donaciones”. Ser o no ser espiritual Sin embargo, advierte el médico Julio Calonje, la búsqueda espiritual no es colgar un ángel aquí, prender velas y quemar incienso. “Consiste en algo más profundo que es conectarse y evitar agredir a la gente. No basta con tener cómo pagar y acceder a lo espiritual, eso no lo hace espiritual; volverse espiritual solo sucede cuando cambiamos nuestra actitud”, dice. En ese sentido, destaca, el hecho de que ir a una conferencia y salir haciéndose preguntas ya es un gran avance. “No es para imponer, sino para que la persona se cuestione, porque si se presentan como la verdad revelada, donde no hay discusión ni se puede controvertir, el asunto ya no es sano”. Retiros espirituales: Ya no son solo los sacerdotes o religiosas quienes tienen el privilegio de asistir a un retiro espiritual. Cada día más aumentan los grupos de laicos adultos y jóvenes que van a estos encuentros tratando de mejorar su vida. En Cali grupos de la Renovación Católica, de la pastoral social, la pastoral juvenil, de los catequistas, encuentros matrimoniales, que buscan estos espacios de crecimiento. Y en Semana Santa y los de Adviento (Navidad) son abiertos a todos los fieles. Meditación y yoga: En Cali abunda cada día más los centros de práctica de yoga y meditación oriental, donde enseñan métodos para mejorar la calidad de vida de las personas y potenciar la grandeza que hay en cada persona y ejercer más las cualidades de paz, amor, felicidad. Incluso hay dos ashram, sitios donde la persona se va a vivir o se interna para buscar su crecimiento interior. Esto permite comprender que la mayor felicidad del ser humano está en ayudar y servir a los demás.Estimulación neural: Manos sin Fronteras es una organización mundial que practica y promueve la estimulación neural, técnica de autotratamiento de las disciplinas bionaturales complementarias de la medicina tradicional. A través del uso consciente de las manos del mismo paciente, actúa sobre terminaciones nerviosas de los centros vitales de la columna vertebral. Así consigue que los tres pilares del cuerpo -sistema nervioso, inmunológico y sangre- se fortalezcan.Tarot terapéuticoSu propósito no es adivinatorio ni esotérico, sino terapéutico. Las imágenes del tarot contienen arquetipos que son universales, símbolos como el rey, el sol, la espada, el caballero, el loco, entre otros, que al ser incorporados dentro de un proceso de terapia psicológica más amplia, ayuda a “ponerle nombre” y “darle rostro” a emociones, a situaciones, de tal forma que el cerebro pueda entender claramente ciertas situaciones y solucionarlas. Constelaciones familares: La expresión la acuñó Alfred Adler (1870-1937) como la posición de los miembros de una familia con relación a su edad y rol. Fue Bert Hellinger, filósofo, pedagogo, antropólogo, teólogo y misionero católico en Sudáfrica durante 16 años, el que más contribuyó a difundir una técnica en la que se analizan las enfermedades del alma y del cuerpo en el marco de las redes familiares, buscando su orden. Cábala: Profunda, antigua y compleja disciplina y escuela de pensamiento esotérico, uno de cuyos líderes mundiales es Jehuda Berg. La cábala (del hebreo qabbalah, ‘recibir’) es un sistema de interpretación mística de la Torá (que los cristianos llaman Pentateuco), compuesta por los primeros cinco libros de la Biblia, y que busca en ese texto el significado del mundo y la verdad. Entre otras, explica los sentidos ocultos de ciertas palabras de la Biblia. Reiki: A través de la imposición de las manos del practicante, quienes practican el Reiki creen que logran canalizar energía vital universal que trae alivio. Para algunos, no es más que un método de placebo, al carecer de base científica, pero otros hallan en ella alivio para estrés, tensión muscular, jaquecas leves y sensación de desazón ante situaciones emocionales duras. Se trata de una técnica originaria de Japón, que se ha difundido por todo Occidente.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad