El 'sueño rodante' construido por alumnos del colegio Inem en Cali que viajó a Portugal

Escuchar este artículo

El 'sueño rodante' construido por alumnos del colegio Inem en Cali que viajó a Portugal

Octubre 20, 2019 - 11:30 p. m. Por:
Andrea Milena Otero Otero / especial para El País
Biblioteca del Inem

En el pasillo de esta biblioteca, más de 400 libros de gran variedad literaria reposan sobre mesas de madera ubicadas en el espacio que anteriormente ocupaban las sillas. Los libros pueden ser utilizados también en calidad de préstamo.

Oswaldo Páez / El País

Se llama ‘Sueño Rodante: el bus de las mil y un historias’, un escenario poco convencional que hizo parte de uno de los proyectos realizados en el marco de ‘Museo + Escuela’, un programa del Museo la Tertulia financiado por Bancolombia durante el 2018 y que pretende beneficiar a los 3000 estudiantes de la Institución Educativa Jorge Isaacs, Inem, fomentando el gusto por la lectura, la escritura, la música, el teatro y diversas expresiones culturales que permiten generar nuevos conocimientos.

Acorde con el Museo la Tertulia, “el programa ‘Museo + Escuela’ busca transformar las aulas de clase en observatorios y laboratorios de creación, en los cuales tanto docentes como estudiantes se apropian de diversas prácticas artísticas y museales para establecer
diálogos con sus entornos y promover la transformación de sus territorios y realidades”.

Sueño Rodante es una biblioteca escolar al interior de un viejo bus de los años 60s, que fue rescatado de entre los escombros del parqueadero del Inem y que dispone en la actualidad de más de 400 libros de todos los géneros literarios. Entre su contenido, muchas producciones son propias de los estudiantes de este centro educativo.

‘El bus de las mil y un historias’ nació del diálogo creativo entre el área de educación del Museo La Tertulia y la coordinadora del proyecto Stephanie López, la artista invitada Ana María Ramírez, la profesora de lengua castellana Violeta Guevara y los estudiantes del semillero de matemáticas de la Institución Educativa Jorge Isaacs INEM.

Al interior del vehículo, que adorna su fachada con la bandera del Inem, todas las sillas fueron removidas por los mismos estudiantes, quienes pueden leer al interior o exterior del bus, incluso muchos lo hacen bajo los árboles en medio de tertulias que ellos mismos organizan.

Esta iniciativa apoyada por la Secretaría de Educación Municipal y reconocida a nivel nacional por la Red Colombiana para la Transformación Docente en Lenguaje, es una de las tres representaciones de Cali en el ‘Encuentro Nacional de Lectura’, que se desarrolla desde el 18 de octubre y durante una semana, en varias ciudades de Portugal.

Uno de los elementos característicos de esta biblioteca es el cambio de escenario físico en el que no existen las paredes ni restricciones, siempre y cuando haya respeto.

Acorde con Antony Trujillo, líder coordinador del Plan de Lectura, Escritura y Bibliotecas Escolares (Plebe) de la Alcaldía de Cali, “el trabajo que se hace en el Inem es una forma de promover el desarrollo de la lectura crítica como una competencia básica para la educación en el Valle, y además, es una oportunidad para recordar que la biblioteca no debe promoverse como un lugar de castigo”.

Para Trujillo, “en la biblioteca se fomenta el conocimiento y por lo tanto debe ser un espacio dinámico que permita la vinculación de la cultura y diversas expresiones de los estudiantes”.

Sueño Rodante ha trabajado justamente en ser una biblioteca diferente, porque “mientras que en la academia el alumno está sujeto a estudiar textos de matemáticas, geografía, filosofía o cualquier otra área a cambio de una nota, en esta biblioteca no hay restricción
con lo que se va a leer”, indicó la profesora Guevara.

Junto a ella, trabajan también las docentes Carmen Elisa Ortíz y Aura Margoth Morán, responsables de lograr algo difícil con las nuevas generaciones: captar su atención.

Según Ortiz, “cautivar el interés de los estudiantes por la lectura, la escritura y la oralidad, es una labor que va por buen camino porque los jóvenes dedican tiempo extra a sus clases convirtiéndose en voceros de sus propias iniciativas; pero, más allá del bus como una biblioteca diferente, lo realmente trascendental del proyecto es la formación integral que se hace con el grupo base de estudiantes que se han vinculado a este trabajo”.

Además, “Sueño Rodante desmitifica esa relación vertical que históricamente ha existido entre estudiante y maestro, porque en esta biblioteca todos somos un grupo base con experiencias distintas pero con propuestas en igualdad de condiciones”, agregó Ortiz.

Por su parte, la profesora Morán resaltó que “los estudiantes al transformar este bus en una biblioteca, lograron dar un significado distinto a un espacio que era de abandono y que ahora es un sitio vivo que trasciende fronteras”.

Físicamente este vehículo no desplaza a sus ocupantes a ningún lugar, pero sí lo hace a través de la imaginación. La creatividad permite que este bus reformado se convierta en un importante escenario en el que la lectura, la escritura y la oralidad se entrelazan con la diversión y no en la obligación.

Este es un proyecto ‘quijotesco’, como lo llaman las maestras y estudiantes del Inem, “porque aquí no hay límites para la imaginación y porque lo que realmente busca es un goce real de la literatura, tratando de romper la idea cuadriculada de que la biblioteca debe ser un auditorio silencioso y con un sin fin de restricciones”, expresó José David Rentería, estudiante de décimo grado, seleccionado para el viaje a Portugal junto con la profesora Guevara.

“Este viaje nos ayudará a retroalimentar los procesos y a fortalecer nuestro Sueño Rodante para que más personas sean beneficiadas, ojalá en muchos otras instituciones públicas de Colombia”, agregó Rentería.

Según la Alcaldía de Cali, iniciativas como la biblioteca interactiva del Inem, son de gran relevancia para la comunidad porque contribuyen al mejoramiento de las prácticas de formación académica de los adolescentes y los preparan para afrontar de forma analítica
otros escenarios.

Sin embargo, este es un trabajo que debe continuar porque de acuerdo con el Plan de Lectura, Escritura y Bibliotecas Públicas de la Alcaldía, “la lectura es un área transversal a todos los campos de aprendizaje que le permitirán a Cali tener mejores resultadosen pruebas como Saber 11, por ejemplo”.

Lea también: Los detalles de 'La batalla por la Paz' que reveló Juan Manuel Santos en Cali

La lectura debe ser libre y espontánea

De acuerdo con Antony Trujillo, para fortalecer y hacer realidad esta idea promovida por el Plan de Lectura, Escritura y Bibliotecas escolares (Plebe), la Alcaldía de Cali trabaja de la mano con el área de responsabilidad social de Gases de Occidente y la Fundación
Bibliotec. “Se apoya en la medida de las capacidades económicas, ideas como el bus de los sueños, del Inem, que salen de lo tradicional y permiten fortalecer procesos, realizando movilidad a países como España o Portugal”.

Según el funcionario, en las bibliotecas escolares de estos países se aplican estrategias de aprendizaje que pueden ser replicadas en Colombia.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad