Alerta por aumento en muertes de menores de edad en Cali

Alerta por aumento en muertes de menores de edad en Cali

Julio 21, 2019 - 11:05 p.m. Por:
Redacción de El País
Preocupación por muerte de menores

n Cali vienen en aumento los decesos de los menores entre 0 y 14 años. Mientras que en los tres primeros meses del 2018 fallecieron 60 menores, este año murieron 83 en el mismo periodo de tiempo. Vale la pena decir que la tasa de mortalidad en menores de 1 año es un indicador prioritario dentro de la política pública en salud.

Foto: Istock / El País

Las muertes de los menores entre 0 y 14 años viene en aumento en la capital del Valle. Así lo reveló el informe más reciente del observatorio ciudadano Cali Cómo Vamos.

De acuerdo con el boletín demográfico publicado por la entidad, durante el primer trimestre del 2019 los decesos en dicho grupo poblacional tuvieron un aumento del 38 % con respecto al mismo periodo del 2018.

En total, fueron 83 niños y adolescentes entre los 0 y 14 años que fallecieron en los primeros tres meses de este año, respecto a 60 que murieron en ese mismo periodo del año pasado.

Las defunciones tuvieron un mayor aumento entre los menores entre 1 y 4 años, rango de edad en el que fallecieron 14 menores, lo que representó un incremento del 366,7 % si se compara con los 3 infantes que murieron en el 2018.

Por su parte, en el grupo poblacional conformado por niños menores de un año los decesos crecieron un 21,3 %. Es decir, se pasó de 47 casos en el primer trimestre del 2018 a 57 en el mismo periodo del 2019.

Mientras tanto, en el rango entre los 5 y 14 años hubo 10 muertes durante los tres primeros meses del 2018 y 12 en el mismo periodo del 2019, lo que representó un incremento del 20 %.

¿Por qué razones están falleciendo los menores en Cali?

Según Nelson Sinisterra, secretario de Salud Municipal, las enfermedades respiratorias y las malformaciones congénitas de tipo cardíaco han sido las principales causas de los decesos de los niños menores de un año en la ciudad en lo que va corrido del 2019.

Sin embargo, precisó que las cifras presentadas por Cali Cómo Vamos corresponden a reportes preliminares y aseguró que la capital del Valle “es una de las ciudades que tiene las más bajas tasas de mortalidad infantil de Colombia”.

“Cali tiene una tasa por debajo de un dígito: esto quiere decir que estamos hablando de una mortalidad de entre 8 y 8,8 niños por cada mil nacidos vivos menores de un año. Y, si comparamos con cifras a nivel nacional, la tasa de decesos oscila en 15 por cada mil nacidos vivos menores de un año, lo que significa que en la ciudad tenemos casi que reducida a la mitad la mortalidad en esta población, comparada con la del resto del país”, precisó el funcionario.

Entre tanto, en los menores entre 1 y 4 años, que es el rango de edad en el que más aumentó la mortalidad, el Secretario de Salud de Cali manifestó que no hay un patrón que prevalezca sobre otros.

“Ese incremento de la mortalidad no se relaciona con enfermedades prevalentes de la infancia o que se pueden prevenir con las vacunas. En este grupo poblacional los decesos que hemos tenido están asociados a causas externas como quemaduras, complicaciones en procedimientos quirúrgicos o trastornos en las glándulas endocrinas”, señaló Sinisterra.
Por su parte, en los menores entre los 5 y 14 años el funcionario añadió que las malformaciones congénitas “tuvieron un componente importante en las muertes de los mismos”.

“Pero además, este año tenemos un caso de ahogamiento, uno de homicidio y uno de accidente de tránsito”, puntualizó el titular de Salud Municipal.

Le puede interesar: Cali, Distrito Especial: ¿en qué localidad quedaría su comuna?

La clave está en la prevención

De acuerdo con Nelson Sinisterra, una de las recomendaciones para prevenir las enfermedades respiratorias en los niños, las cuales pueden llegar a complicarse hasta causarles la muerte, tienen que ver con una adecuada alimentación y con la lactancia materna.

“Esta última ayuda en la prevención de infecciones en los recién nacidos y fortalece sus sistemas inmunológicos. También invito a los padres a que vacunen de manera temprana a sus hijos, ya que las patologías respiratorias son inmunoprevenibles”, destacó Nelson Sinisterra.

Por su parte, Luz Myriam Claro, gerente médica de la Fundación Clínica Infantil Club Noel, aseveró que, básicamente, lo que recomiendan a los padres las diferentes autoridades en salud para prevenir las muertes por enfermedades respiratorias tiene que ver con no automedicar a los niños.

“Esto no se debe hacer ni en farmacia ni en la casa. Es preferible que consulten los servicios de salud, así sea para nosotros volverles a decir a ellos que hidraten a sus hijos, que les den acetaminofén o que los vuelvan a traer a control”, precisó Claro.

Entre tanto, Marta Cecilia Jaramillo, docente de la Universidad Icesi, afirmó que también es muy importante que los padres acudan de manera oportuna a los servicios de salud cuando sus hijos estén enfermos.

“Y también que les coloquen cuidado a ellos, bien sea en la casa, el parque o la calle, para evitarles accidentes que pueden terminar en muertes”, anotó Jaramillo.

En este sentido, Diego Díaz, jefe médico de atención prehospitalaria de los Bomberos de Cali, explicó que uno de los errores más frecuentes que comenten los adultos con los niños es dejarlos en compañía de personas no idóneas para su cuidado.

“Por ejemplo, los dejan a cargo del hermanito mayor, y este tiene diez años”, precisó Díaz y agregó que los medicamentos no se deben dejar al alcance de los niños porque “estos son inquietos y los pueden ingerir”.

Recomendaciones con los niños

Estos son algunos consejos para evitar emergencias con los niños proporcionados por Diego Díaz, jefe médico de atención prehospitalaria de los Bomberos de Cali:

  • No permitir que los menores se acerquen a la cocina, así se esté o no preparando alimentos. Esto con el propósito de evitar que se puedan cortar, quemar, golpear, etc.
  • En las casas no debe haber armamento y, si lo hay, se debe guardar en un sitio al que los niños no tengan acceso. 
  • Si los menores viven en fincas o en el campo, los plaguicidas, insecticidas y venenos se deben guardar en sitios cerrados donde los niños no los puedan coger. 
  • A los niños se les debe prohibir que juegen con canicas cuando estén solos porque se las pueden meter a la boca e ingerirlas. 
  • Si los menores viven en pisos altos, se debe poner rejas y mallas de seguridad para evitar que se puedan caer.
Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad