Abastecimiento de víveres sigue siendo parcial en Cali

Escuchar este artículo

Abastecimiento de víveres sigue siendo parcial en Cali

Mayo 12, 2021 - 11:55 p. m. Por:
Redacción de El País
Abastecimiento y desabastecimiento en Cali durante paro nacional, 12 de mayo

Poco a poco las verduras y hortalizas van llenando las canastillas y góndolas de las plazas de mercado de la ciudad. No obstante, los comerciantes alertan por la escasez de proteína animal, como carne y pollo.

José Luis Guzmán / El País

Luego de quince días de haber iniciado el paro nacional y ocho después de habilitarse los corredores humanitarios, los víveres siguen llegando a cuentagotas a las plazas de mercado y almacenes de cadena de Cali.

De acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Rural, Agricultura y Pesca el pasado martes, 11 de mayo, ingresaron cerca de 300 toneladas a Cavasa y a la plaza de mercado de Santa Elena.

“Se ha utilizado el corredor humanitario movilizando alrededor de 88 vehículos con destino a Cavasa y Santa Elena, logrando llevar una carga aproximada de 200 toneladas a para Cavasa y 100 para Santa Elena, cuyo contenido son frutas y hortalizas”, dice Maritza del Carmen Quiñones, titular del despacho de Desarrollo Rural, Agricultura y Pesca.

No obstante, el panorama varía de una punto de abastecimiento a otro. Por ejemplo, mientras en la galería del barrio Santa Elena hay carencia de tubérculos como la papa, en la plaza de mercado de Alameda hay disponibilidad de este alimento, aunque con la libra se consigue con un incremento en su costo que sobrepasa el 30 %.

Édgar López, vocero de la galería Santa Elena, señala que aunque usualmente a dicha central de abastecimiento suelen llegar 250 toneladas de papa diarias, desde hace dos días no hay surtido de este alimento, por lo que los mayoristas tienen sus locales cerrados.

“Estamos muy preocupados porque se nos ha informado por parte de la cadena de abastecimiento de carne que en dos días podría presentarse desabastecimiento de esta proteína. El producto debería llegar de Caquetá o de la Costa, pero desde estos sectores del país no están llegando camiones”, asegura López.

Lea también: Empresas de transporte del suroccidente colombiano piden caravanas humanitarias

De otra parte, en la plaza de mercado de Alameda, John Haiber Castaño, vendedor de verduras y hortalizas, indica que el abastecimiento que hay en esta emblemática galería es parcial, pues los bloqueos que hay en vías del Valle y en otros departamentos continúan retrasando la llegada de productos.

“Aunque hay de todo y los puestos están frondosos, los productos más escasos son los alimentos perecederos que vienen del centro del país, como la zanahoria, el apio y la lechuga batavia. Se ha reducido la entrada de alimentos y un cliente habitual que podía llevar un mercado en frutas y verduras de $100.000 normalmente, ya no lleva esa cantidad sino que lleva muchísimo más porque piensa que el paro va a seguir de largo y se están abasteciendo para uno o dos meses; este pánico no se puede dar”, asegura Castaño.

Otros alimentos como el pollo también son escasos en este centro de abastecimiento. Según comenta Gustavo Murillo, comerciante de Alameda, aunque su proveedor suele surtir esta proteína todos los días de martes a domingo, desde que inició el mes solo ha recibido tres viajes con producto.

Asimismo, el vendedor señala que hay escasez de productos refrigerados de gran demanda, como la pechuga o el filete de pechuga.

“Desafortunadamente estamos con especulaciones y esto no es sano. Lo que preocupa no es la situación actual, sino lo que se viene a futuro porque la papa, la yuca no son alimentos que se siembre una semilla y evolucione de un momento a otro, esto tiene un proceso de maduración y ahora se están perdiendo cultivos y no hay rotación de producto. Por ejemplo, ahora se consigue pollo, pero es lo que las empresas tienen en inventario; esos inventarios se acaban y ahí es cuando empezaremos a ver el problema”, advierte Muñoz.

La Gobernación del Valle del Cauca habilitó la línea 301 7303823 y
el correo controldeprecios@valledelcauca.gov.co para denunciar especulación en precios.

Lea además: Desbloquean puente de Juanchito, Ciudad del Campo y Urbanización Pereira

Precios continúan con alzas

Actualmente, los víveres que tienen mayor demanda son los que se suelen utilizar para platos típicos como el sancocho. Según explica John Haiber Castaño los clientes están requiriendo en mayor medida tomate, cebolla cabezona y larga, papa parda y papa amarilla.

“Una libra de tomate estaba en $2000 y ahora se consigue en $3000 o $3500. La cebolla cabezona antes se conseguía a $1500 la libra y ahora está en $3000. Por eso se le está dando la opción al cliente de que pueda cambiar al menos por estos días sus productos regulares por alimentos gourmet que no han subido de precio, como el calabacín, el pepino, la cidra papa”, comenta este comerciante de la galería Alameda, quien señala que la sugerencia del cambio de dieta, en vista de las condiciones de abastecimiento, suele ser aceptada por los clientes.

Por su parte, el vocero de la galería Santa Elena explica que las variaciones en los precios se registran sobre todo en las frutas. “Hay lulo a $4.000 la libra, cuando antes estaba en $2.500 el kilo. La libra de tomate está a $3.500, pero hay días que baja a $3.000 y otros que puede subir a $4.000; el plátano se conseguía a $7.000 el kilo y este miércoles estaba a $4.000, porque ya empezó a entrar. A medida que lleguen productos a los especuladores les queda muy difícil jugar con precios elevados”, comenta López.

Sin embargo, el comerciante aclara que las mayores alzas se están dando en las ventas informales en torno a la galería. “Hay camiones bodega que llegan con producto, se hacen afuera de la galería, abren sus puertas, venden todo y se van.

Puede leer: "Hay al menos siete homicidios en Cali en hechos relacionados con protestas": Fiscalía

Por su parte, Gustavo Murillo indica que hay productos animales que, debido a la poca oferta y la alta demanda, han tenido incrementos del 15 % al 20 % en Alameda.

“Esto, obviamente, afecta el presupuesto de la gente y el movimiento, porque hay inconformidad en los clientes. Sin embargo, la gente sabe que no hay nada y que apenas estamos acabando con los inventarios que quedan y se dan estas variantes porque hay productividad parada en empresas que tienen unos costos fijos”, explica Murillo.

El vendedor indica que, al por mayor, estaba comprando el kilo de pechuga en $9.100, pero ahora le está saliendo en $10.600. “Antes teníamos pechuga a $11.100 y en este momento está a $13.250”, explica.

Lo mismo ha pasado con el pernil de pollo, que está teniendo un ajuste en el precio de hasta el 20 %. Los vendedores están adquiriendo el kilo de estas piezas a $5.600 o $6.000 y se están comercializando a $7.600.

Gasolina continúa llegando

De forma paulatina siguen abasteciéndose las estaciones de servicio de la ciudad. Actualmente hay 15 de las 153 estaciones habilitadas y que están suministrando combustible de forma regulada.

Las filas para abastecerse son de hasta 14 horas. Clientes han denunciado que durante la espera en vía han sido extorsionados por extraños para evitar daños en sus vehículos y continuar en fila.

El expendio está regulado. Los particulares pueden tanquear $40.000, las motos, $10.000; y los vehículos de carga, $200.000.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS