Valores vallecaucanos: El hombre al que no lo detienen ni la fragilidad de sus huesos

Noviembre 22, 2017 - 08:22 a. m. 2017-11-22 Por:
Especial para El País 
Andrés Felipe Marulanda

Valores vallecaucanos: El hombre al que no lo detienen ni la fragilidad de sus huesos

Especial para El País

A los 26 años, Andrés Felipe Marulanda ha padecido más de 100 fracturas debido a una malformación congénita que le pone sus huesos tan frágiles como el cristal. Los médicos la llaman osteogénesis imperfecta, pero de hecho su nombre común y más atinado es así, ‘huesos de cristal’.

De niño, cualquier golpe lo mandaba directo al quirófano para que le soldaran lo que se acababa de romper. Por eso desde los 7 años tuvo que apoyarse en un caminador y luego no le quedó más opción que desplazarse en silla de ruedas porque sus huesos ya no pudieron soportar el peso del cuerpo.

Una de cada 15.000 personas en el mundo tiene huesos de cristal. Padre de un niño de 4 años que lleva su mismo nombre, esposo de una mujer de la que se enamoró a primera vista y amo de una gatita que recogió de la calle, Andrés trabaja en el call center de una empresa multinacional y será uno de los modelos que los próximos 29 y 30 de noviembre desfilarán en la Pasarela de Inclusión, una iniciativa de la Gobernación del Valle del Cauca que eligió a 15 diseñadores del departamento para que expusieran sus prendas a través de personas con capacidades diferentes -mal llamados 'discapacitados'- o poblaciones diferenciales.

“Yo nunca pensé en ser modelo. Un día estaba esperando el MIO y se me acercó un joven a decirme que él era el productor de un diseñador que trabajaba la ‘moda social’. Me invitó a ser parte del proyecto. No quiero ser famoso sino dejar un mensaje con todo esto, a la gente le impacta mucho ver a alguien como yo modelando”, cuenta Andrés Felipe. Este año, su imagen hizo parte de los calendarios Natural Beauty, propuesta del diseñador Guío Di Colombia apoyada por la Gobernación cuyo propósito es resaltar la belleza de personas con malformaciones congénitas, enfermedades degenerativas o lesiones físicas.

Andrés Felipe tiene una sonrisa bella y grandota, de dientes blanquísimos y alineados. Porque su mutación hace que le falte colágeno, explica, pero calcio le sobra. Por eso también las uñas le crecen muy rápido y por eso siempre las lleva bien pulidas. La mitad superior de su cuerpo no es tan frágil y entonces sus manos son el motor físico de sus actividades cotidianas, incluyendo la silla de ruedas. De la mitad para abajo, sus piernas tuvieron que ser reforzadas con clavos intramedulares. Y aunque las siente y puede moverlas, siguen sin poder mantenerlo en pie.

Andrés Felipe Marulanda

La pasión de Andrés es la Comunicación social, pero tuvo que suspender el estudio en un instituto por asuntos económicos.

Especial para El País

A los 26 años, el hombre es un modelo y no solo porque vaya a desfilar en una pasarela. Lo es por la forma en que ha sabido sobreponerse a cada dificultad: a los dolores, a las preguntas sin aparente respuesta, a las fracturas, a las caídas. Modelo y ejemplo, ahora sueña con entrar a la universidad para estudiar Comunicación Social y ser periodista deportivo.

Modelo e inspiración: “Gracias a que Dios me dio la oportunidad de nacer así, soy una persona muy fuerte psicológicamente y puedo transmitir un mensaje de aliento a otros que, con problemas mínimos, se derrumban”.

El milagro de su enfermedad le ha traído, paradójicamente, otro milagro relacionado con una curiosa mejoría. Hace 10 años no pisa un quirófano para que le solden un hueso. Su cuerpo, al parecer, se ha ido fortaleciendo. Y aunque aún no es capaz de ponerse de pie, puede soportar sin temor que su pequeño hijo lo abrace o se le tire encima. Fe modelo: “Alguna vez me pregunté por qué un niño inocente como yo tenía que sufrir tanto, pero luego comprendí que era una bendición. Los médicos me decían que yo no iba a poder trabajar, y ya llevo cinco años en una empresa. Compartir mi historia es demostrarle a la gente que se puede lograr todo lo que uno quiera”.

VER COMENTARIOS