Valle del Cauca, la tercera zona del país con más casos de hemofilia

Escuchar este artículo

Valle del Cauca, la tercera zona del país con más casos de hemofilia

Octubre 06, 2019 - 09:24 p.m. Por:
Colprensa
Paciente con hemofilia

La hemofilia es un trastorno incurable en el que la sangre no coagula debidamente, y que tiene una incidencia aproximada de 1 por cada 10 mil habitantes. Esta patología puede poner en riesgo la vida de los pacientes, por lo cual demanda de un cuidado integral.

Colprensa

Según cifras del informe “Situación de la hemofilia en Colombia” presentado por la Cuenta de Alto Costo, el Valle del Cauca es la tercera zona del país con mayor número de pacientes que padecen la enfermedad, al registrar 123 casos.

En primer lugar se encuentra Bogotá con 233 pacientes con hemofilia, seguida por Antioquia con 231. En el cuarto lugar está Bolívar con 76 y Atlántico es quinta con 68. A nivel nacional hay 2.170 personas que padecen esta enfermedad.

La hemofilia impide la correcta coagulación de la sangre, lo cual provoca sangrados constantes que requieren atención de urgencias y, a largo plazo, daños en las articulaciones, provocados por las hemorragias internas.

Lea además: 'Ángeles por Colombia': un grupo de médicos a punto de convertirse en 'Titanes'

El tratamiento preventivo, conocido como profilaxis, consiste en la aplicación periódica de las proteínas de las que carece el organismo del paciente para que su sangre pueda coagular de manera correcta.

En promedio, según las cifras de la Cuenta de Alto Costo, los pacientes con hemofilia en Colombia reciben unas tres dosis semanales de la proteína, cuyo valor, dependiendo del tipo de hemofilia que tenga el paciente y de su gravedad, puede llegar a los 10 millones de pesos por dosis.

De ahí que esta no solo es una enfermedad de alto costo sino que requiere un tratamiento constante desde que el paciente es diagnosticado, por lo general, a muy temprana edad.

Dependiendo del esquema de tratamiento que reciba, la atención de un paciente con hemofilia leve puede costar unos 37 millones de pesos al año por cada caso, mientras que la de uno con hemofilia severa, hasta 280 millones de pesos al año por cada caso.

Pese a que es un costo alto, es mucho menor que el que tendría no brindar ningún tratamiento preventivo al paciente, pues eso no solo afectaría su calidad de vida, e incluso lo pondría en riesgo, sino que terminaría siendo más costoso para el sistema de salud.

Pese a la complejidad de este tratamiento, desde que existe ha mejorado enormemente la calidad de vida de los pacientes.

Un paciente con profilaxis, según Sergio Robledo, presidente de la Liga Colombiana de hemofílicos, puede llegar a sangrar 5 veces al año, un paciente sin ella puede hacerlo por lo menos 50. Eso son 50 veces que el paciente va a tener que ser atendido de urgencias y 50 veces en las que el sangrado puede llegar a representar un riesgo para su vida.

“Cada vez que ponen trabas en atención ambulatoria, se dispara el costo en hospitalización. Si usted le quita el tratamiento a los pacientes con hemofilia, sangran”, explica.

Afortunadamente, en Colombia el nivel de atención de esta enfermedad es muy bueno en comparación con otros países de Latinoamérica o del resto del mundo.

Según Karen Cortés, líder médico de la coordinación de auditoría de la Cuenta de Alto Costo, la atención de pacientes con hemofilia en Colombia es bastante cercana al 100%.

“El último reporte que tenemos es que hay 9 pacientes [de las 2.170 personas diagnosticadas con la enfermedad en el país] no asegurados, 4 de ellos venezolanos”, afirma Cortés.

La hemofilia en cifras

  • Se estima que el promedio de edad de personas que padecen hemofilia es de 28 años y la prevalencia de la enfermedad es de 8,6 casos por cada 100.000 habitantes.

  • Hay 1.808 casos de hombres afectados por hemofilia A. El 7,1% de estos pacientes tienen menos de 4 años y el 48,5% tienen entre 5 y 25 años. En cuanto a hemofilia B, se reportan 383 casos. El 5,2% son de menores de 4 años, el 36% de los pacientes tienen 5 a 19 años y 2 de cada 100 hombres con esta patología tienen más de 80 años.

  • En mujeres, solo hay 33 casos de hemofilia A. El 42,4% que tienen entre 35 y 49 años padecen hemofilia A y tan solo hay 13 pacientes de hemofilia B.

  • En cuanto a la edad de diagnóstico de la hemofilia, 454 casos no determinan un momento específico de detección de la enfermedad; 879 casos fueron descubiertos antes de los 2 años; 691 entre los 3 y los 20 años; y 213 después de los 20 años.
Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad