Estos son los beneficios de la Ley de Vivienda que socializó el Gobierno en Palmira

Estos son los beneficios de la Ley de Vivienda que socializó el Gobierno en Palmira

Marzo 29, 2019 - 09:54 a.m. Por:
Redacción de El País Palmira
Jonathan Malagón

Vivista del ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, y varios congresistas a Palmira, Valle.

Cortesía para El País

Durante la primera audiencia territorial de la Comisión Séptima del Senado, para socializar el proyecto de ley de vivienda y hábitat, en el municipio de Palmira, el ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, aseguró este jueves que Colombia está en "una crisis de ordenamiento territorial".

El funcionario dijo que al país le falta mucho por avanzar en esta materia si se tiene en cuenta que 853 municipios tienen su POT desactualizado.

Dijo también que cuando se analiza esta realidad se observa que la problemática se concentra en aquellos municipios que no tienen músculo financiero, lo que está llevando a que esto se convierta en un techo para el desarrollo del sector de la construcción, además de una fuente de inequidad social.

Por otra parte, Minvivienda recalcó que en Colombia el 43% de las familias viven en arriendo, situación que no se compadece con una nación que está avanzando en la derrota contra la pobreza, dijo.

Aunque señaló que las razones son varias para esta situación, anotó que hay una que se ha convertido en un gran desafío de la política pública y es la cartera hipotecaria.

Lea también: 'Estos son los nuevos planes de vivienda que se ejecutarán en Cali este año'.

"La gente vive en arriendo porque no tienen créditos de vivienda que les permita superar esta situación", subrayó.

Sobre el particular, indicó que en Colombia la cartera hipotecaria de hoy día se parece a la de hace 20 años.

En ese sentido, manifestó que no tiene presentación que una economía como la colombiana no tenga una cartera hipotecaria que llegue al 10% del PIB.

Adicionalmente, señaló que otro aspecto que frena el tema de la construcción en Colombia es la tramitología, pues para sacar una sola licencia de construcción se requieren 20 trámites, sin sumar los trámites asociados al prelicenciamiento que pueden ser otros quince o veinte.

"El costo asociado a la tramitología equivale al 20 o 25% del valor del proyecto lo que al final se traduce en un mayor costo de la vivienda. Colombia cada vez más se vuelve un país menos competitivo por cuenta de estos trámites", enfatizó.

Por eso, Malagón manifestó que el proyecto de ley de vivienda es responder a estas tres realidades para facilitar el acceso de los hogares al crédito hipotecario flexibilizando una serie de parámetros fijados por la ley y que se están convirtiendo en una palo en la rueda para que el país crezca en ese aspecto.

Lea también: 'Las cinco estrategias para 'revivir' la venta de vivienda para la clase media'.

Explicó que hay cuatro que están reglados que se deberán ser revisados pero requieren un proyecto de ley para hacerlo.

Son ellos, el porcentaje máximo del valor de una vivienda que se puede dar a través de créditos; el precio máximo de la vivienda que se busca regionalizar, es decir, dependiendo del municipio así costará una vivienda VIS; los plazos de pago de la vivienda que deberán extenderse hasta más de 40 años y la racionalización de los parámetros de enajenación de un bien inmueble para que no sea de 10 años como hasta ahora sino de cinco años.

Dentro del proyecto de ley de vivienda hay una propuesta innovadora denominada 'hipoteca inversa', que es un instrumento de aseguramiento en la vejez para aquellas personas que no logran una pensión.

"Estas personas aunque tienen una casa viven en la pobreza porque no tienen ingresos, la idea es que esta casa se convierta en una suerte de pensión ya que más que heredar se la entreguen a un fondo de capitalización y cambiar, en el momento que fallezca, la propiedad de su vivienda por un ingreso vitalicio",

Finalmente, el ministro Malagón dijo que el propósito de esta ley de vivienda es simplificar los procesos, agilizar la construcción, reducir el costo y traducir esa eficiencia al precio final.

Adicionalmente, lograr que todos los trámites asociados a la construcción no solo se reduzcan a un dígito sino que puedan estar en un sistema de información pública, digitalizado, para mejorar la respuesta y la transparencia en el sector.

Con esta ley de vivienda se busca en los próximos cuatro años construir más de medio millón de viviendas VIS de forma más sencilla y que se pueda mejorar el porcentaje de propiedad, especialmente entre la población joven.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad