Las cinco estrategias para 'revivir' la venta de vivienda para la clase media

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Escuchar este artículo

Las cinco estrategias para 'revivir' la venta de vivienda para la clase media

Marzo 14, 2019 - 11:40 p.m. Por:
Redacción de El País
Vivienda, imagen de referencia

De acuerdo con las proyecciones de la Cámara Colombiana de la Construcción, Camacol, este año se prevé la venta de 50.000 viviendas de estrato medio.

Foto: Archivo de El País

La mayoría de las viviendas que se venden en el país se concentran en la clase media de la población, es decir en los estratos 3 y 4 y su precio oscila entre los $120 millones y $330 millones, pero de manera paradójica este año no contarán con los subsidios a la tasa de interés que permiten estimular las ventas.

Dicha situación generó preocupación en el gremio de los constructores, quienes expresaron que en razón a ello se podrá reducir el número de viviendas que se tiene previsto vender este año.

Incluso, en algunas ciudades del país varias familias desistieron de la compra de apartamento o casa porque la negativa al subsidio encarece las cuotas del crédito hipotecario.

De acuerdo con las proyecciones de la Cámara Colombiana de la Construcción, Camacol, este año se prevé la venta de 50.000 viviendas de estrato medio, una cifra ligeramente inferior a la del 2018, cuando se vendieron 51.000 unidades en ese segmento.

La presidente del gremio, Sandra Forero, explicó que si bien la situación fiscal del país no es halagadora, tal como lo ha dicho el Ministro de Hacienda en varias oportunidades, el sector no se va a quedar de brazos cruzados y está evaluando una serie de tareas y estrategias para revivir este segmento de la vivienda.

“Vamos a reunirnos con los ministros de Vivienda y de Hacienda para presentarles unas propuestas tendientes a dinamizar el sector, especialmente en el estrato medio, que es el más importante del mercado”, sostuvo.

Vale la pena señalar que en el segmento de la vivienda de interés social (VIS) no hay ningún problema porque el Gobierno Nacional mantuvo el programa de ayuda (subsidios) a través del plan Mi Casa Ya.

Lea además: ¿Y qué pasó con las cifras oficiales de la economía del Valle?

Las estrategias

De acuerdo con voceros de empresas constructoras y del mismo gremio, las propuestas se pueden resumir en cinco puntos.

1. Reducción de trámites y procedimientos. A juicio de algunos de los consultados las curadurías deben ser más ágiles.

La señora Forero agregó que hay más de 40 trámites y procedimientos en el sector que generan ineficiencias cuestan mucho dinero. “Suman $2,4 billones anuales, las cuales representan el doble del gasto en los programas de vivienda social”, señaló.

2. Más suelo urbanizable. En los municipios del país en los que hace presencia Camacol, se requieren 1.800 hectáreas de suelo urbanizable anualmente. “La meta es habilitar unas 16.000 hectáreas en el Gobierno del presidente Duque”, dijo la dirigente gremial.

3. Revivir el subsidio a la tasa de interés de los créditos hipotecarios. Para ello es necesario que el Gobierno Nacional, junto con la banca comercial, establezcan una estrategia en ese sentido, tal como se hizo el año pasado, cuando las entidades financieras reconocían dos puntos en la tasa de interés de los préstamos.

4. Actualizar los POT (Planes de ordenamiento territorial).

La presidente de Camacol dijo que el proceso de planificación de las ciudades ha sido deficiente. “El 81% de los POT están desactualizados y el 50% tienen información deficiente sobre su suelo urbanizable”, precisó.

De igual manera, sostuvo que la informalidad en la construcción de ciertos bienes inmuebles sigue siendo un patrón de la trasformación física y ambiental de las ciudades. En otras palabras, no se le ha puesto freno a las autoconstrucciones y a los asentamientos urbanos.

5. Diseñar y estructurar una mejor planificación de los territorios. El objetivo es que el desarrollo de los planes urbanísticos sea elaborado con más tiempo, mejor proyección y de mayor calidad.

¿Cómo va Cali?

Alexandra Cañas, gerente de Camacol. Valle, destacó que en el 2015 se iniciaron 31.400 viviendas, pero se demandarán alrededor de 80.000 nuevas viviendas en los próximos cuatro años.

Cifras

El 80% de los hogares tiene ingresos mensuales iguales o inferiores a 4 salarios mínimos legales vigentes, es decir $3.300.000, según Camacol.

Con los municipios aledaños a Cali, la presión por demanda de vivienda incrementa un 51% (40.000 unidades).

“La ciudad debe fijarse la meta de habilitar alrededor de 860 hectáreas de suelo para los próximos cuatro años (normas, servicios públicos y accesibilidad)”, señala el gremio.

La zona de expansión de Cali, tiene un potencial de desarrollo de 160.000 viviendas. Hasta ahora se han adoptado 11 planes parciales de Desarrollo en la Zona de Expansión, que permite identificar la posibilidad de habilitar 629 hectáreas de suelo y se tiene proyectado la construcción de 95.000 viviendas.

En las zonas de Renovación Urbana hay un potencial de 87 hectáreas en donde podrán construirse 12.500 viviendas en los próximos cuatro años.

El Plan Parcial San Pascual y El Hoyo y El Piloto intervendrá 13,3 hectáreas y tendrá la posibilidad de construir 10.000 viviendas.

En el 2018 el sector generó 11.300 puestos de trabajo.

Lea además: ¿Y qué pasó con las cifras oficiales de la economía del Valle?

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad