La Fundación Valle del Lili, una institución de salud con vocación social y humanitaria

Escuchar este artículo

La Fundación Valle del Lili, una institución de salud con vocación social y humanitaria

Noviembre 24, 2019 - 08:00 a. m. Por:
Elpais.com.co
Jornada de columna Fundación Valle del Lili

Las jornadas quirúrgicas benefician a personas de los sectores más vulnerables de Cali y el suroccidente colombiano.

Foto: Raúl Palacio / El País

Cuando un paciente ingresa a la Fundación Valle del Lili puede estar seguro de que será tratado con los más altos estándares de calidad y excelencia médica, en una de las mejores instituciones de salud de Latinoamérica. La seguridad del paciente viene acompañada de alegría, puesto que él y su familia recibirán una atención integral y humanizada cuyo objetivo es hacer de la estancia hospitalaria un proceso más amable y sensible a sus necesidades.

Para responder a estas necesidades, especialmente las de pacientes que pertenecen a los sectores más vulnerables, la Fundación Valle del Lili estableció desde sus inicios el apoyo social como uno de sus cuatro pilares fundamentales y misionales. Bajo este pilar ha funcionado desde entonces la Unidad de Apoyo y Responsabilidad Social, donde un equipo de profesionales diseñan y ejecutan diferentes programas de ayuda humanitaria y apoyo psicosocial de gran impacto.

Como explica la psicóloga Luisa Fernanda González Cabal, coordinadora de la Unidad de Apoyo y Responsabilidad Social de la Fundación Valle del Lili, “al interior de nuestra institución, la Unidad cuenta con personal especializado enfocado en comprender las necesidades socioeconómicas y psicosociales de los usuarios, para poderles brindar y distribuir, del mejor modo posible, apoyos que les permitan llevar más fácilmente una hospitalización, un tratamiento o cualquier otra situación de salud que las esté afectando a nivel personal y familiar”.

En este sentido, esta Unidad ha establecido una serie de programas e intervenciones que se desarrollan al interior y exterior de la Fundación Valle del Lili durante todo el año, abarcando todo un espectro de necesidades sociales y económicas que los pacientes, y sus acompañantes o familiares, presentan como consecuencia de un proceso de hospitalización. Igualmente, se realizan otros programas sociales de alto impacto, los cuales están orientados a la prevención de enfermedades y diagnóstico médico en algunas comunidades vulnerables del Valle del Cauca.

“Nuestros programas se centran en el bienestar del paciente y su familia, en la promoción y protección de los derechos humanos, y en la creación de capacidades que permitan a las personas beneficiarias desarrollar su potencial y tomar mejores decisiones sobre su salud”, agrega la coordinadora.

Jornadas Quirúrgicas

Cada año la Fundación Valle del Lili realiza con gran éxito dos de sus programas de apoyo social más importantes: Operación Sonrisa y las Jornadas de Columna, ambos coordinados por la Unidad de Apoyo y Responsabilidad Social. Estos programas tienen como objetivo mejorar la calidad de vida de pacientes pediátricos pertenecientes a las poblaciones más vulnerables.

En Operación Sonrisa, realizado en alianza con la Fundación Operación Sonrisa, mensualmente (de febrero a noviembre) se realizan entre 8 y 10 cirugías gratuitas a niños y jóvenes con diagnóstico de labio y paladar fisurado. Con este programa se beneficia anualmente a cerca de 80 pacientes, en su mayoría provenientes de los departamentos de Putumayo, Nariño, Cauca, Valle del Cauca, Risaralda, Caldas y Quindío.

De igual forma, las Jornadas de Columna, realizadas en alianza con la Fundación Casa de Colombia y la Fundación Global Spine Outreach de Estados Unidos, logran beneficiar anualmente a 30 pacientes pediátricos con diagnóstico de escoliosis y malformaciones de columna, quienes acceden a una cirugía para mejorar su calidad de vida.

Al respecto, aclara la coordinadora, “como nuestro propósito es facilitar el acceso a la salud, también ayudamos con auxilios de transporte y alojamiento en un hogar de paso a muchos de estos pacientes, de tal forma que puedan acudir a nuestra institución en la fechas que se llevan a cabo estos programas”.

Auxilios económicos

La Unidad de Apoyo y Responsabilidad Social tiene habilitado un programa de auxilios económicos para alimentación y transporte, con los cuales se ayuda a remediar las necesidades más básicas que tienen los acompañantes y familiares de los pacientes con más bajos recursos, hospitalizados en la Fundación Valle del Lili.

Asimismo, esta Unidad cuenta con el Hogar de Paso Fray Alonso Ocampo, donde en alianza con la Fundación El Cottolengo, brindan hospedaje transitorio a pacientes que viven fuera de la ciudad y deben recibir un tratamiento ambulatorio por algunos días, pero no tienen posibilidad de costear un alojamiento. En este hogar de paso reciben alimentación diaria el paciente y su acompañante, así como servicio de transporte hasta la Fundación Valle del Lili.

Apoyo a pacientes pediátricos

Caritas Felices y Aula Hospitalaria, son dos programas dirigidos a la población de pacientes pediátricos de la Fundación Valle del Lili, en ellos se realizan anualmente más de 5.000 atenciones y se atienden en promedio 110 niños y jóvenes al mes.

Cindy Paola Espinal Marín, psicóloga de Caritas Felices, señala que “en este programa aplicamos estrategias de juego para lograr que los niños tengan oportunidad de continuar con su libre desarrollo y asimilen su hospitalización de forma más positiva”.

Así mismo, en el programa Aula Hospitalaria, “brindamos acompañamiento psicoeducativo y emocional a todos los niños y jóvenes que están hospitalizados, incentivando el desarrollo de habilidades creativas y comunicativas que faciliten su reintegración al entorno escolar”, afirma Angélica Imbago Valenzuela, psicóloga del programa Aula Hospitalaria.

Cabe aclarar que Aula Hospitalaria es un programa de tipo pedagógico que aún no brinda educación formal. Sin embargo, asegura la psicóloga González Cabal, “estamos diseñando un modelo educativo con la asesoría de la Escuela de Educación de la Universidad Icesi y del Colegio Bolívar para brindar apoyo escolar formal certificado a nuestros pacientes pediátricos”.

Sinfonía de Sonrisas

Otro programa muy reconocido es Sinfonía de Sonrisas, un grupo de payasos hospitalarios integrado por personal de la Fundación Valle del Lili, quienes voluntariamente y a través de intervenciones artísticas y lúdico-terapéuticas realizadas directamente en las áreas de hospitalización y en las habitaciones de los pacientes de todas las edades, comparten momentos de esparcimiento y de contención emocional, generando bienestar en los pacientes y sus familias.

Este programa beneficia anualmente a más de 20.000 personas, entre pacientes, familiares y colaboradores de la Fundación Valle del Lili.

Jornadas Extramurales

La Unidad de Apoyo y Responsabilidad Social también impacta por fuera de las instalaciones de la Fundación Valle del Lili, realizando regularmente jornadas de salud en las zonas vulnerables de Cali.

Desde hace más de 10 años, cada semana esta Unidad traslada médicos para brindar servicios gratuitos de odontología, ginecología, pediatría y ginecología oncológica en diferentes barrios de la ciudad. Desde que empezó este programa ha beneficiado con prevención y diagnósticos a cerca de 23.000 personas.

“Los programas de la Unidad de Apoyo y Responsabilidad Social son parte fundamental de la misión institucional de la Fundación Valle del Lili, estos nos permiten brindar bienestar y acceso a la salud a todos los pacientes, especialmente a aquellos con mayores dificultades socioeconómicas”, concluye la psicóloga, Luisa Fernanda González Cabal.

Voluntariado

Voluntariado Fundación Valle del Lili

Las voluntarias de la Fundación Valle del Lili brindan apoyo a los pacientes hospitalizados con programas de acompañamiento.

Foto: Jorge Orozco / El País

Al interior de la Fundación Valle del Lili, un grupo de 40 mujeres miembros de la Asociación Voluntariado, se dedican desde hace más de 30 años a acompañar a los pacientes y ayudarles a resolver dificultades en su estancia hospitalaria.

El objetivo del voluntariado, expresa, María Mercedes Herrera, presidenta de la Asociación, “es encargarnos de brindarle bienestar a los pacientes y sus familiares, mientras permanezcan en la institución, supliendo muchas de sus necesidades básicas”.

Programas:
- Bonos de ayuda alimentaria a familiares de pacientes.
- Pulguero y tienda Palpitar para recoger fondos en beneficio
de pacientes.
- Tejer es sanar: ocupación creativa del tiempo con manualidades y tejidos.
- Leer es sanar: lectura y acompañamiento a pacientes.
- Donación de pañales a niños y adultos.
- Entrega de kits pediátricos y de aseo.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad