La Fundación Valle del Lili cuida el corazón de los vallecaucanos

Escuchar este artículo

La Fundación Valle del Lili cuida el corazón de los vallecaucanos

Septiembre 29, 2019 - 07:55 a.m. Por:
Redacción de El País
Equipo de cardiología Fundación Valle del Lili

El Servicio de Cardiología de la Fundación Valle del Lili está comprometido con el cuidado cardiovascular de la población vallecaucana.

Especial para El País

La primera causa de mortalidad en Colombia son las enfermedades cardiovasculares. Según cifras del Dane, más de 20.000 colombianos fallecen al año debido a infartos y ataques cerebrovasculares.

A nivel mundial esta constante se mantiene, de hecho para la OMS (Organización Mundial de la Salud), anualmente 17,5 millones de personas mueren debido a diferentes tipos de enfermedades cardiovasculares, razón por la cual, algunos analistas afirman que actualmente son más altas las probabilidades de morir por un infarto que por un hecho violento.

En este sentido, la exigencia que motiva a las instituciones médicas de alta calidad, como la Fundación Valle del Lili en Cali, es brindar a sus pacientes programas de cardiología especializados y con tratamientos integrales, buscando remediar las enfermedades cardiovasculares y, al mismo tiempo, educar a las personas para prevenir los factores que ponen en riesgo la salud de su corazón.

Los servicios de cardiología son de vital importancia para bajar los preocupantes índices de mortalidad por enfermedades cardiovasculares, como afirma el doctor Juan Esteban Gómez Mesa, jefe del Servicio de Cardiología en la Fundación Valle del Lili, “estas enfermedades son todas aquellas que afectan el sistema cardiovascular, representado principalmente por el corazón, alterando su función de dos formas: a nivel mecánico cuando afecta la capacidad de bombear sangre y cuando altera la función eléctrica del corazón”.

Igualmente, el doctor Gómez Mesa explica que “dentro de las principales enfermedades cardiovasculares se encuentran: la hipertensión arterial (presión alta, por encima de los valores normales), la dislipidemia o enfermedad de colesterol alto, la enfermedad coronaria o arterioesclerosis (obstrucción de las arterias del corazón), las arritmias cardicas y la falla cardiaca (disfunción del corazón para bombear o contraerse correctamente)”.

Al interior de la Fundación Valle del Lili, cada una de estas enfermedades es tratada por cardiólogos especializados, por esta razón solo hasta agosto de 2019, se han atendido 8.591 pacientes por enfermedades cardiovasculares. Por otro lado, esta Institución también cuenta con estos especialistas y cirujanos cardiovasculares las 24 horas para atender oportunamente los casos de infartos, arritmias y otras enfermedades urgentes.

Aproximadamente 4 millones de personas en Colombia sufren de enfermedades cardiovasculares.

Arritmia cardiaca

Según el doctor Luis Fernando Pava Molano, jefe del Servicio de Electrofisiología de la Fundación Valle del Lili, “las arritmias son trastornos del ritmo cardiaco. Estas son muy frecuentes, se estima que el 10% de la población padece diferentes tipos de arritmias. En la población con más de 70 años, hasta el 30% de estas personas padecen principalmente arritmias rápidas”.

Los especialistas en cardiología de la Fundación Valle del Lili están en capacidad de analizar a los pacientes y determinar con precisión si la arritmia es benigna o maligna.

“Si es tratable nosotros podemos cauterizar por dentro de la circulación algún circuito que produce la arritmia, cuando es necesario también se implantan marcapasos que ayudan a controlar los ritmos cardiacos”, complementa el doctor Pava Molano.

Dentro de las arritmias más graves se encuentran la taquicardia ventricular y la fibrilación ventricular, que pueden causar infartos y ataques cerebrovasculares.

Enfermedad coronaria

Explica el doctor Manuel Alfredo Paulo Guzmán, especialista en cardiología intervencionista de la Fundación Valle del Lili, “la enfermedad coronaria o arterioesclerosis se refiere al endurecimiento y adelgazamiento de las arterias coronarias por una obstrucción que limita el flujo de sangre al músculo cardiaco llamado miocardio”.

Esta obstrucción, aclara el doctor Paulo Guzmán, “se debe a que las arterias se van tapando con grasa, colesterol, calcio y otras partículas que terminan por impedir el funcionamiento del corazón”.

Hipertensión arterial

Se trata de una enfermedad crónica que se caracteriza por elevar por encima de 140 (sístole) y 90 (diástole) la presión de las arterias.

“Esto ocasiona que a largo plazo se empiecen a dañar estas arterias en diferentes partes del cuerpo, afectando gravemente órganos como el corazón, el cerebro y los riñones”, explica el doctor Carlos Enrique Vesga Reyes, cardiólogo ecocardiografista de la Fundación Valle del Lili.

“Esta enfermedad puede no provocar ningún síntoma, por eso muchos pacientes no la detectan hasta muy tarde cuando sufren infartos, ataques cerebrovasculares, o un daño severo en los riñones”, asegura el cardiólogo.

Insuficiencia cardiaca

El síntoma más característico de la insuficiencia cardiaca, llamada también falla cardiaca, es la intolerancia al ejercicio, cuando una persona se cansa fácilmente ante cualquier esfuerzo.

Esto se debe, explica el doctor Juan David López Ponce de León, cardiólogo especialista en Falla Cardiaca de la Fundación Valle del Lili, “a que esta enfermedad es un síndrome que afecta el funcionamiento estructural del corazón, esto se puede presentar porque las arterias están dañadas o debido a la hipertensión arterial”.

Además, argumenta el doctor López Ponce de León, “lo que nosotros buscamos en un paciente con falla cardiaca es que la enfermedad no avance afectando por completo la función del corazón, en ese caso sería necesario hacer intervenciones más complejas como un trasplante de corazón, un procedimiento de alta complejidad para el cual también estamos muy bien preparados en la Fundación Valle del Lili”.

Dislipidemia

Básicamente esta enfermedad se conoce como colesterol elevado en la sangre, debido a que se caracteriza “por el aumento en los niveles de colesterol y, también, de triglicéridos en la sangre, provocado en ocasiones por alteraciones genéticas, pero principalmente se debe a un estilo de vida sedentario y malos hábitos alimenticios de las personas”, afirma el doctor Jairo Sánchez Blanco, jefe del Servicio de Cardiología No Invasiva de la Fundación Valle del Lili.

El aumento de colesterol y triglicéridos en la sangre provoca la obstrucción de las arterias de forma generalizada, como describe el doctor Sánchez Blanco, “la dislipidemia afecta las arterias coronarias del corazón, cerebro, extremidades y otras partes del cuerpo, pudiendo producir infarto, derrame, ceguera o amputaciones”.

El 29 de septiembre es la fecha declarada por la OMS y la Unesco como El Día Mundial del Corazón.

Prevención

Junto con los tratamientos es fundamental acompañar al paciente con educación en prevención de los factores de riesgo que tienen en común todas las enfermedades cardiovasculares, por ello los médicos de la
Fundación Valle del Lili enseñan a sus pacientes cómo adquirir hábitos de vida saludables. “Estas son todas aquellas conductas cotidianas que reducen las posibilidades futuras de enfermedades cardiovasculares”, afirma el doctor Gómez Mesa.

Las recomendaciones primordiales para prevenir son:

1. Realizar ejercicios físicos de forma constante (20 a 30 minutos) al menos tres o cinco días a la semana.

2. Llevar una alimentación saludable baja en grasas, azúcares y rica en frutas y verduras.

3. Suspender el consumo de cigarrillos y bebidas alcohólicas.


4. También es importante aprender a manejar el estrés y la ansiedad, porque se ha comprobado que influyen en el aumento de enfermedades cardiovasculares.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad