Robert Farah le confesó a El País cómo vivió el tema del supuesto dopaje por boldenona

Escuchar este artículo

Robert Farah le confesó a El País cómo vivió el tema del supuesto dopaje por boldenona

Febrero 10, 2020 - 05:17 p. m. Por:
César James Polanía - Editor de Afición
juan sebastian cabal robert farah

Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, tenistas vallecaucanos.

Colprensa - El País

Robert Farah ha ganado un duro partido. Quizás el más difícil de su carrera deportiva. De hecho, este lunes, cuando supo la noticia, el tenista vallecaucano, ganador en dobles del US Open y del Abierto de Wimbledon, declaró que este ha sido uno de los días más felices de su vida.

Este lunes, a través de un comunicado oficial, la Federación Internacional de Tenis (ITF) confirmó que Farah no infringió ninguna norma antidopaje y le levantó la suspensión provisional impuesta el 21 de enero, por lo que podrá volver a competir de manera inmediata.

Según la ITF, el tenista colombiano había sido suspendido provisionalmente desde el pasado 21 de enero por haber dado positivo por boldenona, esteroide inyectable derivado de la testosterona que tiene propiedades anabolizantes, pero decidió levantar la suspensión al comprobar que la sustancia en su cuerpo fue involuntaria.

En ese sentido, explicó que las pruebas descartaron que se hubiese inyectado la sustancia, pues, de haber sido así, “hubiera resultado en niveles mucho más altos a los encontrados”.

“La concentración de boldenona fue extremadamente baja y no había evidencia de que Farah hubiese consumido algo diferente entre la ingesta de carne y el momento de la prueba. Una prueba realizada el 28 de diciembre de 2019 resultó negativa por la presencia de cualquier sustancia prohibida”, detallaron los abogados del tenista en un comunicado.

El País habló con Farah sobre la noticia y su regreso a las canchas.

¿Qué fue lo más difícil en todo este tiempo en que su nombre y su imagen estuvieron en juego por causa de la acusación de un supuesto dopaje?
Lo más duro fue tener paciencia y mantener la confianza en que las cosas iban a terminar bien. Pero siempre tuve fe de que las cosas iban a salir adelante y debía tener la cabeza en alto, con la conciencia tranquila, para aceptar la situación en la que estaba y resolverla favorablemente.

¿Sintió realmente el apoyo de la gente o alguien le falló?
Sí, sentí mucho el apoyo de la gente. Nadie me falló, todo el mundo estuvo conmigo desde el primer momento y eso me ayudó mucho a mantener la confianza para salir adelante en este angustioso proceso.

La ITF lo habilitó para competir de manera inmediata, ¿cuándo estará en acción nuevamente?
Vuelvo a competencias la próxima semana, en Río de Janeiro, en el ATP 500, y me siento muy contento de estar nuevamente en las canchas.

¿Qué lección le queda de este impasse?
Creo que la lección más valiosa que me deja es que no hay nada garantizado en la vida y por más que trates de tener todo bajo control y hacer las cosas de la mejor manera, siempre puede haber situaciones que vayan a alterar eso y hay que estar preparado. Pero ya pasó, debo agradecerles a mi familia, a mis amigos, a mi compañero Juan Sebastián Cabal, mi equipo de trabajo y seguidores por su apoyo y su confianza. Lo importante es que volveremos a las canchas y eso me tiene muy feliz.

¿Qué hizo, exactamente, que la ITF declarara que usted no violó el control antidopaje?
Básicamente fue demostrar que efectivamente hubo una contaminación, pero fue accidental, nada voluntaria, sin conocimiento de que te estabas poniendo en riesgo.

¿Ha sido este el día más feliz de su vida, por encima de los triunfos en los ‘grandes’ de Estados Unidos y Wimbledon?
Son alegrías diferentes, los triunfos en estos dos torneos hacen parte de la competencia como tal y nos dieron mucha felicidad a Juan Sebastián y a mí, a todo el país, pero, sin duda, que la ITF haya levantado la sanción, se haya limpiado mi nombre y yo pueda volver a competencias significan uno de los días más felices de mi vida.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS