Álvaro Uribe: juez acepta a esposa del exparamilitar Juan Guilllermo Monsalve como víctima en el caso

Escuchar este artículo

Juez aceptó a esposa de Juan Guillermo Monsalve como víctima en caso Álvaro Uribe

Abril 09, 2021 - 11:31 a. m. Por:
 Colprensa
Álvaro Uribe Vélez, líder natural del Centro Democrático

Álvaro Uribe Vélez, expresidente de Colombia.

Foto: Colprensa

La Juez 28 Penal de Conocimiento de Bogotá reconoció como víctima provisional a Deyanira Gómez, exesposa del exparamilitar Juan Guillermo Monsalve, testigo estrella en la investigación que se surte en contra del expresidente Álvaro Uribe, por presunta manipulación de testigos.

La determinación de la juez emitida en audiencia de manera virtual este viernes, obedece a la petición que hizo el abogado Miguel Ángel del Río, quien defiende los intereses de Gómez, al considerar que fue víctima de hostigamientos, amenazas, desarraigo y persecución laboral, una vez conoció de la investigación en contra del expresidente.

En este caso, la juez también estudiaba la acreditación como víctima del periodista Gonzalo Guillén, no obstante, esta fue negada. La determinación del juzgado, fue apelada por la Fiscalía, la defensa de Uribe, el abogado Jaime Granados, el defensor del comunicador, Roberto Rodríguez y el delegado del Ministerio Público.

La Juez advirtió que Gómez fue testigo dentro del proceso adelantado en la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia en contra del expresidente, no obstante, aclaró que no es por tal calidad que se accede a su reconocimiento como víctima sino por el nexo que se acreditó entre los hechos investigados y los daños causados.

El despacho trajo a colación que “los seguimientos, hostigamientos e intimidades que tuvo fue necesario para que la Unidad Nacional de Protección brindara medidas y un esquema de seguridad, que finalmente la llevaron al exilio”.

“Así las cosas, mal podría aseverarse como lo hizo la Fiscalía General de la Nación, el Ministerio Público y la defensa que al no ser la víctima directa de los punibles que se le atribuyen al imputado, esta carece de posibilidad de ser reconocida provisionalmente como víctima dentro de la presenta actuación, máxime cuando en esta oportunidad se trata de una solicitud de preclusión que eventualmente daría lugar a terminar la investigación”, expuso la juez.

La juez, quien no compartió la postura de la Fiscalía y la Procuraduría, que en audiencia pasada solicitaron no acreditar como víctima a Gómez, consideró “como acertadamente lo expuso el doctor Jorge Perdomo y el doctor Eduardo Montealegre, no es necesario que Deyanira Gómez sea el sujeto pasivo de los delitos fraude procesal y soborno, para constituirse como víctima y bajo tal panorama es claro que Deyanira Gómez resultaría víctima indirecta de los hechos materiales de investigación”.

Lea también: ¿Qué hay detrás de la reunión de Duque con los hijos de Álvaro Uribe?

Respecto de la determinación de Guillén, quien junto con su abogado Roberto Rodríguez dijo que algunos señalamientos hechos por el abogado Jaime Lombana, también defensor del expresidente, lo podrían acreditar como víctima en el proceso, la juez expuso que "no puede señalarse o sostenerse que como las afirmaciones o calificativos que el abogado Jaime Lombana realizó respecto de él quedaron replicadas en la decisión de la Corte Suprema, ello implica que la presunta afectación a su patrimonio moral necesariamente haya derivado de esa actuación procesal".

Para el juzgado es claro que las aseveraciones que realizó Lombana están por fuera del escenario en el que, a juicio de Gonzalo Guillén, afectaron su buen nombre. "Así mismo, el hecho de que aquellas afirmaciones hayan sido materia de diálogo entre Uribe Vélez y Jaime Lombana no tiene ninguna relación causal directa o indirecta frente al supuesto daño que se pretender hacer ver con relación a esta actuación procesal".

Las peticiones de la defensa en la audiencia pasada

En medio de la diligencia, que se adelantó el pasado martes ante la Juez 28 de Conocimiento de Bogotá Carmen Helena Ortiz, el penalista Miguel Ángel del Río expuso que Deyanira Gómez tuvo que buscar asilo en el extranjero debido a las persecuciones que se generaron en su contra, mientras afanosamente buscaban que Monsalve se retractara de los señalamientos contra Uribe, respecto de los nexos con el paramilitarismo, y contrario a ello, que vinculara el senador Iván Cepeda, quien también hace parte del proceso como víctima.

El abogado trajo a colación que Gómez, junto con sus hijos de tres y 10 años, tuvo que abandonar el país, entre otras cosas, por persecución laboral, amenazas de muerte y seguimientos, por cuenta de la información que tenía en su poder sobre el caso que tiene ante los estrados judiciales al exsenador Uribe.

Del Río dijo que tenía en su poder transcripciones de conversaciones entre el expresidente y su entonces defensor Diego Cadena, en las que mostraban cierto interés por la vida personal y laboral de Gómez.

“Hay un hecho probado en el interior del proceso que establece una conversación entre el señor Uribe Vélez con el abogado Diego Cadena, donde quieren establecer y precisar datos de ubicación de la señora Deyanira Gómez, y tres días después de la conversación hay un despido sin justa causa por parte de la empresa Coomeva. Hay un elemento indiciario sobre una demostración de poder del señor Uribe Vélez hacia el señor Juan Guillermo Monsalve para demostrarle que sí podía tomar determinaciones específicas”, argumentó el penalista.

Del Río consideró que, en ese entonces, se evidenció una serie de persecución en contra de la familia Monsalve, por lo que Gómez se vio en la necesidad de solicitarle al exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia, José Luis Barceló, protección no solo para su expareja, quien estaba recluido en la cárcel, sino también para sus hijos.

Con estos antecedentes, el penalista, quien también defiende los intereses de Monsalve, dijo que era necesario que Gómez fuese acreditada como víctima en el proceso, dado que no solo fue testigo de los hechos que ocurrieron en la época, sino también fue perjudicada, puesto que tuvo que huir de su país natal en busca de su seguridad y la de sus hijos.

El abogado Roberto Rodríguez, quien defiende los intereses del periodista Gonzalo Guillén, también pidió que fuese declarado como víctima, pues señaló que en una declaración hecha por el abogado Jaime Lombana, defensor del expresidente, se refirió de manera irregular a su defendido.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS