Los más y los menos del gabinete de Iván Duque en su primer año

Los más y los menos del gabinete de Iván Duque en su primer año

Agosto 04, 2019 - 05:00 a.m. Por:
Colprensa
Iván Duque Márquez

En su primer acto de Gobierno, el presidente Iván Duque posesionó a los 16 ministros con los que esperaba contar en sus cuatro años de administración. El Mandatario expresó que fueron escogidos con la garantía que no corresponden a cálculos políticos

Agencia Colprensa

El 17 de junio de 2018, cuando Iván Duque habló al país como el presidente electo de Colombia, reiteró una de sus promesas de campaña: trabajaría con un gabinete paritario (mitad hombres y mitad mujeres), con personas de amplia experiencia y jóvenes muy destacados en sus sectores y ante todo más técnicos que políticos.

Pasó poco más de un mes para que Iván Duque anunciara su primer ministro: el experimentado Alberto Carrasquilla, quien, como se preveía, estaría en el Ministerio de Hacienda.

Así, casi que uno a uno y vía Twitter le contó al país quienes serían sus ministros y directores de entidades claves como Planeación Nacional, así como su círculo más cercano.

Le puede interesar: Duque celebra logro en la reducción de los cultivos ilícitos en el país

De esa manera se conocieron nombramientos como el de Jonathan Malagón, que venía del sector financiero, para el Ministerio de Vivienda; el experimentado empresario Guillermo Botero para el de Defensa; la técnica María Fernanda Suárez para Minas; el político Carlos Holmes Trujillo para la Cancillería; el académico Juan Manuel Restrepo para Comercio Exterior, y la exministra Ángela María Orozco en la cartera de Transporte, entre otros.

De ahí que la expectativa fue creciendo y el debut era esperado por amigos y críticos del nuevo Ejecutivo.

Ya con el Gobierno andando, afloraron las primeras críticas al gabinete, entre las que se destacaron dos que marcaron el primer año: desconocimiento de los temas y mucho distanciamiento de los políticos (el Congreso), esto último impulsado por el propósito del Jefe de Estado de evitar que la relación se pudiera basar en la llamada ‘mermelada’ que, para muchos, caracterizó el Gobierno Santos.

El analista Fernando Estrada plantea que “el presidente Duque se jugó una carta que era en parte innovadora: no gobernar con políticos reconocidos y que identificaban a sus partidos, sino tener ministros más técnicos. Pero los resultados no fueron los que proyectó, porque rápidamente los congresistas se empezaron a distanciar, incluso, sus mismos compañeros del uribismo, pues se sentían maltratados por los ministros cuando los buscaban”.

“Aquí no están representados ministerios en función de una calculadora, en función de una repartición políticamente conveniente”.
Iván Duque Márquez
Presidente de la República

Justo desde el Centro Democrático, el senador John Harold Suárez considera que la “mayoría de los ministros sí han hecho una buena labor en este primer año, pero sí debemos decir que les faltó tener más lazos de comunicación con el Congreso”.

Tal vez esa fue una de las cuestiones que el Jefe de Estado quiso superar cuando programó una serie de reuniones con las bancadas, tras conocerse el fallo de la Corte Constitucional sobre la Ley Estatutaria de la JEP. Allí, liberales, conservadores, los de la U y Cambio Radical y hasta los uribistas y demás oficialistas le reclamaron que sus ministros no los atendían.

Fue entonces cuando el Presidente pareció iniciar un relevo en su equipo de Gobierno: la ministra de Justicia, Gloria María Borrero, que no había podido sacar adelante la reforma al sistema judicial, renunció al cargo y en su lugar llegó Margarita Cabello.

Para el analista y profesor John Mario González, los problemas que tuvieron los miembros del gabinete son el claro resultado de su “bajo perfil, que se notó en sus permanentes intervenciones llenas de lugares comunes por falta de conocimiento y de la destreza y talante de un verdadero ministro”.

Lea además: "Se necesitan $8 billones para financiar el presupuesto de 2020": Carrasquilla

Deben seguir

Si bien durante el primer trimestre el canciller Trujillo fue calificado como el ministro estrella del gabinete Duque, un año después, en opinión de los expertos ese lugar lo ocupa ahora el Ministro de Comercio Exterior, debido al fortalecimiento de los mercados internacionales y a la exploración de posibilidades para los productos del agro.

“El desmonte de una serie de trámites innecesarios y la apertura de convenios comerciales con varios países, como pasó esta semana con China lo califican bien”, asegura uno de las fuentes consultadas.

Otra de las integrantes del Gabinete que, según los analistas, debe continuar es Alicia Arango, la ministra de Trabajo, “pues se logró un aumento significativo del salario mínimo y además está la reforma pensional, que es un tema que debe darse en el país”.

También se ha destacado la labor de la ministra de las TIC, Silvia Constaín, quien logró que saliera avante la reforma al sector de las TIC.

Los cuestionados

Al Ministro de Defensa se le cuestiona la falta de conocimiento de los temas inherentes a su cartera, como lo evidenciaron sus imprecisiones en el caso del asesinato de un reinsertado de las Farc y la muerte de un joven en una guarnición militar. Además, enfrentó un debate de moción de censura, del que al final salió bien librado por la gestión de la bancada afecta al Ejecutivo.

En cuanto al Ministerio del Interior, considerado como uno de los más importantes en la estructura del Ejecutivo, también ha habido muchas críticas frente a la gestión de Nancy Patricia Gutiérrez, a quien se le cuestiona su falta de relación con el Congreso y la poca capacidad para liderar la agenda legislativa del Gobierno. Sin embargo, hay quienes aseguran que es una de las funcionarias más cercanas al Jefe de Estado.

De otro lado, los analistas coinciden en que el manejo de la crisis en Venezuela ha terminado por desgastar al Canciller. También se ha empezado a cuestionar que, además de que Nicolás Maduro sigue en la Presidencia de Venezuela, ese manejo ha contribuido a que haya aumentado la migración de ciudadanos del país vecino a Colombia.

Carrasquilla, entre tanto, ha sido cuestionado desde el comienzo por sus nexos con los llamados bonos agua, lo cual incluso le costó un debate de cinco horas en el Congreso. Algunos aseguran que logró sacar adelante la reforma tributaria y ajustar los gastos de la Nación, pero otros le ponen tarjeta roja por las perspectivas que arroja la economía nacional.

Despegando

De tres de los ministros considerados técnicos, el de Salud (Juan Pablo Uribe), la de Minas y la de Educación (María Victoria Angulo), los analistas aseguran que ya habrían empezado a encajar en sus labores, por lo que es válido darles un compás de espera.

Sin embargo, los de Vivienda, Ambiente (Ricardo Lozano), Agricultura (Andrés Valencia), Cultura (Carmen Vásquez) no han alcanzado mayor figuración, lo que debería corregirse durante este segundo año de Gobierno, so pena de cambiarlos por otros funcionarios que saquen adelante los proyectos de esas carteras.

La Vicepresidenta

Los primeros meses de gestión de Marta Lucía Ramírez al frente de la Vicepresidencia de la República lucieron inciertos, en opinión de los analistas.

Sin embargo, luego le fueron asignadas tareas más concretas, como la política de atención a la mujer y la población con discapacidad.

También se le encomendó el seguimiento a los casos de Cartagena y La Guajira, cuyas administraciones locales han cambiado por problemas de corrupción de parte de sus principales autoridades.

Otro frente que se le encargó fue la reconstrucción de Mocoa, Putumayo, luego de la avalancha de dos ríos que afectó al municipio en marzo de 2017.

La organización de los actos del Bicentenario, la puesta en marcha de la ‘Misión de sabios’ y lo relacionado con el tesoro del Galeón San José también están a su cargo.

En opinión de Óscar Duque, politólogo de la Universidad Autónoma de Occidente, la gestión de la Vicepresidenta de la República no ha sido la mejor.

“En ocasiones luce perdida y en varias oportunidades ha hecho declaraciones fuera de lugar”, aseguró el analista respecto a Ramírez.

Cinco momentos clave

  1. El 7 de agosto se posesionaron 8 ministras y 8 ministros, con lo que el presidente Duque cumplió su promesa de conformar un gabinete paritario.
  2. El 25 de octubre se inició el debate de moción de censura contra el Ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla. Ocho días después, salió airoso del mismo.
  3. El 10 de junio el ministro de Defensa, Guillermo Botero, enfrentó un debate de moción en la Cámara de Representantes, que terminó a su favor.
  4. El 16 de mayo renunció la ministra de Justicia, Gloria María Borrero, tras la polémica generada por la renuncia del Fiscal General de la Nación.
  5. El 15 de junio asumió como nueva titular de la cartera de Justicia la exmagistrada Margarita Cabello. Se trata del único relevo hasta ahora en el Gabinete
Análisis: No son muy visibles

Lo primero que hay que decir es que este Gobierno se ha caracterizado porque tiene unos ministros que no son muy visibles.

La promesa del presidente Iván Duque en su discurso de posesión fue que iba a ser un gabinete técnico.

En esa medida, todos esperábamos un gabinete muy tecnócrata, de gente joven, preparada, y aunque en algunos casos ha sido así, como por ejemplo el Ministro de Comercio Exterior, en la mayoría de los casos no hay ministros tecnócratas sino más bien personas que son una proyección de su partido, que están allí por la impronta que se quiere ponerle al Gobierno y no por una decisión más técnica o más profesional, por decirlo así.

En esa medida, creo que la del presidente Iván Duque es una promesa pendiente, en el sentido de que anunció que iba a ser un Gobierno muy técnico, muy orientado por decisiones racionales y no tanto por las decisiones de carácter ideológico o partidista.

Carlos Charry, profesor de la Universidad del Rosario.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad