Las fuertes críticas del concejal Roberto Ortíz a Jorge Iván Ospina

Diciembre 09, 2022 - 11:55 p. m. 2022-12-09 Por:
Por Olga Lucía Criollo, editora de Poder
Roberto Ortiz

"La tarea va a ser titánica para el próximo Alcalde”, dice el concejal Roberto Ortiz sobre los dos billones de pesos que el Municipio deberá pagar en diez años.

Especial para El País

El alcalde Jorge Iván Ospina prestó plata para no usarla, pero sí para pagar intereses y dejar la ciudad endeudada. La tarea va a ser titánica para el próximo Alcalde”, dice el concejal Roberto Ortiz sobre los dos billones de pesos que el Municipio deberá pagar en diez años.

Aun así, ‘el Chontico’ quiere que los caleños le den la oportunidad de volver a lanzar su candidatura para dirigir los destinos de Cali, “porque esta ciudad me lo dio todo y siento que lo tengo que devolver”.

Le puede interesar: "Aquí iniciamos un proceso inédito": Petro por diálogos con bandas ilegales en Buenaventura

Durante la discusión del presupuesto para el 2023 quedó claro que hay dependencias de la Alcaldía que van a recibir menos recursos el próximo año. ¿Qué opina?
Uno se pregunta: ¿por qué con los índices de criminalidad, atracos y extorsión, la Secretaría de Seguridad va a recibir menos recursos? Si los comparamos con ciudades como Medellín, invierte $270 mil millones anuales para la seguridad de los paisas, y con la mitad de los problemas que tiene Cali. Entonces, he dicho: Alcalde, sea responsable con el bienestar de los caleños. Y para infraestructura: la plata no va a alcanzar, porque toda la sobretasa a la gasolina se va para Metrocali.

Lo cierto es que el próximo Gobierno va a llegar embargado...
El empréstito que hizo (Maurice) Armitage por $550 mil millones, más los $650 mil millones de Ospina, nos lleva a que, con intereses y el aplazamiento del pago de la deuda, en los próximos diez años la ciudad va a quedar endeudada en dos billones de pesos. Irresponsablemente hipotecaron la ciudad y no se ha visto la plata que ellos sacaron. En el caso del primer Gobierno, fue para infraestructura educativa, y vemos cómo muchas instituciones educativas siguen deteriorándose, y ahora el empréstito de Ospina, que yo no voté porque dije que mientras no hubiera proyectos que mostraran en qué se iba a invertir la plata no lo apoyaba. Y tenía la razón: hoy sabemos que, como lo dicen funcionarios de la Alcaldía, apenas se han ejecutado $90.000 millones y el resto solo el próximo año va a emplearse. O sea, el Alcalde prestó plata para no usarla, pero sí para pagar intereses y dejar la ciudad endeudada. La tarea va a ser titánica para el próximo Alcalde.

¿Cuál ha sido el mayor pecado del alcalde Ospina durante su gestión?
Haber permitido la corrupción tanto en el Municipio como en Empresas Municipales. Los escándalos allí han desbordado el cinismo. Todos los encargados de área renunciaron y si el Alcalde les aceptó la renuncia es porque había alguna anomalía, pero luego salieron a decir que en Emcali no ha pasado nada, así que dije irónicamente en la Comisión Tercera que hay que pedirle al Alcalde que restituya a los funcionarios a sus puestos, empezando por el gerente general, Juan Diego Flórez. Tratan de engañar a la ciudadanía, al Concejo.

Quiero recordar que cuando iba un mes y cuatro días de este Gobierno, yo denuncié anomalías en la Secretaría de Educación con la contratación y el PAE, y a los poquitos días renunció Cárdenas, que era secretario de Educación, y después dijo que eso era una olla podrida. Está la Feria Virtual, cantidad de anomalías que han surgido y que la gente tiene presentes. Otra cosa, la falta autoridad de Ospina, un alcalde con manos blanditas, que no ha hecho respetar a los caleños y que lo ha permitido todo.

Si bien se han abierto investigaciones, la gente siente que no llegan a nada. ¿No van a actuar los entes de control antes de que finalice el Gobierno Ospina?
Creo que el alcalde Ospina tiene un poder protector que lo ampara de todas las investigaciones. No olvidemos que el periódico El País, en 2019, dijo que habían más de 60 investigaciones en la Procuraduría, pero antes de las elecciones todos esos casos se cerraron. Todo se queda en anuncios de Fiscalía, Contraloría y Procuraduría, y la gente quiere resultados; que nos digan si el Alcalde es culpable o inocente. Para mí, él está involucrado en todos esos temas, bien porque lo ha permitido o tolerado o porque realmente está metido en esos casos de corrupción. En la ciudad, cada semana, en vez de mirar qué obras se están inaugurando o saliendo adelante, aparecen escándalos, señalamientos, familiares del Alcalde envueltos en líos.

Le puede interesar: "Fue arrinconado desde el primer día": Petro sobre Pedro Castillo y crisis política en Perú

Cree que, dados los resultados electorales de  este año, el Pacto Histórico va a definir el futuro político de Cali y el Valle?
Pienso que el poder del Pacto Histórico radica en Gustavo Petro, un líder indiscutible. Pero una cosa es la política nacional y otra la regional. De aquí a junio va a haber un desgaste del Gobierno, consecuencia de los problemas que tiene Colombia en materia de seguridad e inversión y, sobre todo la violencia, que no es fácil de acabar por el narcotráfico. Pero sí creo que las elecciones regionales van a ser muy diferentes a las nacionales y van a seguir vislumbrándose personas en el ámbito local y departamental, algunas tradicionales y otras nuevas, pero el del Pacto no va a ser un poder arrasador.

¿Ya tomó una decisión sobre su candidatura a la Alcaldía de Cali?
Cuando en el 2019 quedé en segundo lugar, con más de 200 mil votos, pocos caleños pensaron que Roberto Ortiz iba a ir al Concejo a trabajar. Muchos dijeron: ‘ese no acepta’, y se equivocaron. Llegué al Concejo y soy de los primeros que llega y el último que me voy. La gente me ha visto en los debates, en las denuncias y en mi manera de comportarme tanto en las comisiones como en las plenarias.

La gente pensó: ‘como es un empresario, llega y dice presente, y se va’. No fue así, asumí mi papel, responsable frente a esos 200 mil caleños que me dieron esa oportunidad de aspirar a la Alcaldía, y no los defraudé. Entonces, le voy a pedir a la gente que el próximo año me dé la oportunidad. Si se le han dado a un señor que llenó la ciudad de taches y durante cuatro años se gastó la platica en eso y también a un gobernante que estancó a Cali, que la tiene abandonada e inmersa en corrupción, ¿por qué no se la dan a alguien que viene trabaja decentemente? A mí nunca me ven en escándalos de corrupción; siempre respondiendo a mi labor: el servicio de la comunidad, la denuncia y el trabajo fuerte. Sí, el próximo año voy a pedirles a los caleños que me den la oportunidad de dirigir a Santiago de Cali.

¿Por qué querer ser Alcalde de una ciudad con tantos problemas?
Yo llegué a Cali a los 10 años, procedente del Tolima; un abuelo me trajo de por allá y desde llegué me gustó el trabajo. Esta ciudad me dio la oportunidad de ser un empresario, un político decente; me dio una familia y unos hijos. ¿Por qué no trabajar por esta ciudad, que me lo ha dado todo y me ha permitido vivir muy bien? Yo quiero que a la gente le pase lo mismo, que tengamos autoridad y una ciudad sin corrupción y que esté orientada al beneficio de los más olvidados, pero también apoyando a empresarios, academia y líderes comunales y sociales. Esa es la verdad: esta ciudad me lo dio todo y siento que lo tengo que devolver.

Pero se dice que Cali no sabe elegir, que siempre la politiquería es la que decide en las elecciones...
Los problemas de Cali son tan grandes, que se necesita convocar a empresarios, academia, líderes sociales y comunales y clase política para plantear una salida, porque no podemos hablar de que aquí va a haber un mesías. No, es trabajo en equipo. Le dicho: si a Cali le va bien, nos va bien a todos, porque vemos el resurgir de Cali, que está relegada.

La gente me ha conocido el talante de hombre independiente. En el 2010 fui elegido por el Partido Liberal, pero desde allí he aspirado por movimientos por firmas. En el 2019 fue el Movimiento Firme con el Chontico y así lo voy a seguir haciendo. Soy un empresario alejado de que vengan personas desconocidas a querer aportar y ser parte de una campaña. Siempre he dicho: mi campaña será de la mano de la gente, del empresariado, de la academia, de los líderes en los barrios y de algunos políticos que quieran hacer las cosas bien, que piensen en la ciudad y no en el beneficio propio, porque eso no se va a poder dar.

A propósito, ¿qué responsabilidad le cabe al Concejo por todo lo que está pasando?
En la vida me faltaban dos cosas: mi paso por el Concejo, que me ha permitido conocer el Municipio por dentro, cómo funciona cada institución, y la otra: estamos ante una sociedad exigente, y resulta que yo soy un empresario exitoso sin tener un título profesional; nunca tuve la oportunidad de ir a una universidad porque mi familia era muy pobre y me la pasé trabajando, pero en el 2023 voy a recibir el título de politólogo. Me puse a estudiar, porque la gente dice que se necesita que sea profesional y asumí ese desafío. Puede ser que finalizando el próximo año reciba dos credenciales, si la gente me permite que oriente los destinos de la ciudad.

Le puede interesar: 'Limbo' jurídico podría afectar los viajes al exterior de niños y jóvenes durante Navidad

Pero no me respondió la pregunta...
Puedo decir que hay hombres y mujeres muy estudiosos acá en el Concejo, y no tengo ningún señalamiento hacia ninguno de ellos, porque siempre he dicho que son ellos quienes conocen la ciudad y saben los problemas. Cuando comenzó la pandemia, le dije al Alcalde que por qué no cogía a cada concejal y lo mandaba a una comuna para que asumiera un rol de responsable político en el transporte público y el control de los alimentos, que visitara los centros de salud y las ESES y él, tercamente, rechazó mi oferta.

Estos concejales que hoy tiene Cali conocen la ciudad a la perfección, solo es que tengan un alcalde que los oriente, que diga: ‘los recursos públicos les pertenecen a los caleños’, y que hagamos las cosas bien y la ciudad puede salir del atraso en el que la tiene el alcalde Ospina.
Pero no iré por ningún partido político porque pienso que están trillados, desgastados, y la gente quiere ver algo nuevo. Aunque vengo trabajando en la política, no tengo ningún señalamiento y por eso puedo denunciar de frente toda la corrupción de Jorge Iván Ospina y su familia.

Entonces no hará alianzas con ningún partido político...
No, una coalición se trata de que todos depongamos los intereses propios y podamos hacer una alianza para sacar la ciudad adelante. Un gran encuentro de empresarios, políticos, academia y líderes comunales que encontremos salidas para que Cali salga del atraso, porque ciudades como Medellín, Bucaramanga y Barranquilla están saliendo adelante y nos están dejando atrás.

O sea, una gran coalición para sacarla adelante, pero no para llevarse los recursos públicos, porque, repito, no he llegado a la política a robar, solamente con el deseo de servir y de ser ejemplo para mis hijos.

VER COMENTARIOS
Publicidad