Hija de Juan Carlos Martínez, exsenador condenado por parapolítica, se quedaría con la curul afro

Marzo 19, 2022 - 12:17 p. m. 2022-03-19 Por:
Redacción de El País
Lina Martínez

Lina Martínez había aparecido entre las candidatas quemadas, pero tras el reconteo, ella sería quien se quede con la curul de la circunscripción afro.

Instagram Lina Martínez

Los escrutinios de las elecciones legislativas continúan moviendo las fichas que el pasado domingo se pensaba habían quedado establecidas, siendo una de ellas la curul de la circunscripción afro que pasaría a ser ocupada por Lina Martínez, hija del exsenador Juan Carlos Martínez Sinisterra, condenado por parapolítica.

El escrutinio determinó que Martínez habría superado la votación que se le había registrado al inicio y se quedaría entonces con el escaño que había obtenido Miguel Polo Polo, quien ostentaba el segundo lugar en las votaciones de las comunidades afrodescendientes a la Cámara lo que le permitía quedarse con una de las dos curules que se otorgan.

Lea además: "No se puede aceptar este resultado": expresidente Uribe ante escrutinios de elecciones legislativas

Hasta el domingo, Polo Polo tenía 35.253 votos y Martínez, 34.308. Esa diferencia de casi 950 votos habría sido superada en el escrutinio.

Así, Martínez, que se postuló por el Concejo Comunitario Limones, le sacaría la curul a Polo Polo, que aspiraba a la Cámara en representación de Consejo Comunitario Fernando Ríos Hidalgo.

A través de su cuenta de Twitter, Polo Polo ha denunció fraude electoral en su contra. "Pareciera que por omisión quisieran que la democracia en nuestro país llegue a su fin ¡No nos vamos a dejar robar las elecciones! Dios nos dio la curul y solo Él nos la podrá quitar", dijo.

Lea también: Las curules que ganan y pierden los partidos con los escrutinios de elecciones al Congreso

Polo Polo fue criticado esta semana por una entrevista a la W Radio en la que afirmó que se postuló a una curul afro porque le daba la gana y por un documento en el que se le reconoce como indígena de la Isla Gallinazo.

Lee todo el contenido de El País sin límites. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS