Escuchar este artículo

"Es muy importante que sigamos haciéndole contrapeso al Gobierno": Catalina Ortiz

Junio 04, 2020 - 11:50 p. m. Por:
Olga Lucía Criollo, editora de Poder de El País

Catalina Ortiz, representante a la Cámara por el Valle.

Foto: El País

“Las medidas tomadas, en el mejor de los casos, son insuficientes, es decir, hay un ingreso seguro, está la devolución del IVA, las mesadas adicionales de todos los subsidios, pero otra cosa es que hayan sido suficientes: lo que están haciendo para las empresas es insuficiente”.

Esa es la conclusión de la representante a la Cámara por el Valle del Cauca Catalina Ortiz, tras analizar las 72 medidas anunciadas en la primera fase de la Emergencia Económica decretada por el presidente Iván Duque para combatir el Covid-19.

Por eso, pese a que tres personas de esa corporación han resultado positivas para la enfermedad en la última semana, ella insiste en que, si no es posible volver ya al Capitolio, al menos las sesiones de la Cámara se sigan haciendo de manera semipresencial.

Lea además: ¿Se quedó dormida Aída Avella en sesión virtual del senado? Esto dijo la congresista

¿Cómo se siente al saber que uno de los representantes que estuvo con usted el viernes pasado en el Capitolio salió positivo para Covid-19?

A mí también me hicieron la prueba ese día y dio negativa. Nosotros hemos sido muy juiciosos con los dos metros de distancia y la mascarilla. No necesariamente porque estás en un mismo recinto con una persona que tenga covid, tienes covid.

¿O sea que no está de acuerdo con que se suspendan las sesiones semipresenciales de la Cámara?

Es muy importante que al menos algunos congresistas estemos en el recinto. Ese día había tres congresistas del Partido Verde: Katherín Miranda, Inti Asprilla y yo. No podemos vivir en una paranoia, que cada que alguien da positivo, entremos en un miedo espantoso, a la gente le va a dar covid.

¿Y por qué es importante estar allá?

No se trata de que a uno le gusta más digital o presencial. Tengo una enorme preocupación porque la Ley 5, que es el reglamento del Congreso, es rígida. Espero que las cosas que estamos haciendo revistan de toda la validez necesaria para que no se vayan a caer. Ha sido una preocupación que hemos ido resolviendo. Esto es inédito para todo el mundo, pero tenemos que ir haciendo adecuaciones para volver físicamente al hemiciclo, el país tiene que ver a su Congreso.

¿Ha bajado el nivel de trabajo de los congresistas por la virtualidad?

Yo no he parado de trabajar y hago todos los esfuerzos por sacar los temas y porque la gente vea en las redes las cosas que he promovido en este tiempo, es que el Congreso es el tercer poder. ¿Qué es una emergencia? El momento en el que uno cede su poder de legislar al Ejecutivo, y el Congreso dejó de sesionar un tiempo muy largo, y no hemos debido hacerlo. Esa es la parte que más me angustia, porque el Gobierno está haciendo lo que quiere y no tuvo un Congreso sesionando todo un mes.

La Cámara ha estado más preocupada por eso que el Senado...

Sí, creo que nosotros hemos estado más angustiados, porque tenemos el tema regional. A mí me eligieron los vallecaucanos, y tengo que estarles rindiendo cuentas sobre qué es lo que está pasando con esta pandemia, y no puedo hacer bien ese trabajo en la medida en que no tenemos las mismas dinámicas de antes. En algunas cosas ahora es mejor, aunque un poquito caótico: el día que menos reuniones virtuales tengo, son cuatro o cinco, pero hace mucha falta conversar sobre los temas. Sabiendo que nos tenemos que cuidar, mantener mascarillas, estar desinfectándonos, tenemos que volver al modo normal rápido, porque se lo debemos a los colombianos.

Usted coordinó una comisión del Congreso que, por ley, debía entregar un informe sobre la Emergencia Económica. ¿Qué concluyeron?

En esta polarización nadie quiere dar el brazo a torcer, pero quiero decir que hay gran consenso, independiente de la filiación política, acerca de que el Gobierno tenía todas las razones para decretar la Emergencia Económica: era oportuna y conveniente.

¿Y aprueban las medidas tomadas?

Eso es otra cosa. Nos parece que, en el mejor de los casos, son insuficientes. Es decir, hay un ingreso seguro, está la devolución del IVA, las mesadas adicionales de todos los subsidios, pero otra cosa es que hayan sido suficientes: lo que están haciendo para las empresas, es insuficiente. Necesitamos mucho más que esas pendejaditas de un crédito o una garantía adicional. Necesitamos cosas muy serias, porque esta es una crisis que nunca se había dado en la vida.

¿Pero es un consenso de todos los congresistas o de los de su partido?

El Artículo 215 de la Constitución dice que se hará un informe de todo el Congreso, pero es muy difícil que todos se pongan de acuerdo y hubo pronunciamientos de diferentes tendencias. Es un informe político, en el sentido de decir estamos o no de acuerdo con la generalidad, pero no renunciamos a nuestra potestad de modificar las leyes, porque para eso existimos. Es muy importante que sigamos haciendo contrapeso al Gobierno en términos de las medidas que ha promovido, porque ya hay una segunda Emergencia. Entonces, el Partido Verde no está de acuerdo con que esas 72 largas medidas que expidieron sean suficientes para conjurar una crisis de esta dimensión, con tantas personas vulnerables y no vemos que se esté haciendo lo suficiente para reactivar la economía.

¿Cree que eso se mejorará en esta segunda fase de la Emergencia?

Esperamos que sí, pero creo que no, porque es otra manera de ver el mundo, una cosmovisión que dice: en Colombia hay demasiadas personas por debajo de la línea de pobreza a las que debíamos estarles dando un apoyo constante, y no está pasando. Por eso es que hay tanta alharaca, con toda razón, sobre la renta mínima. Necesitamos encontrar la manera de que la gente más pobre de este país, siendo que no es barato, pueda tener con qué vivir sin que sea un favor del Estado.

¿Pero qué tan viable es esa renta?

La discusión más interesante que se desprende de la Emergencia Económica es la renta mínima, que básicamente hay tres categorías: focalización de subsidios en las personas que más lo necesitan; renta mínima para todas las personas que están en situación de vulnerabilidad, y la renta básica universal, que han experimentado en Europa. Creo que es una conversación nacional muy importante y profunda, que no se puede dar a la ligera: las personas más vulnerables deben recibir ingresos, la discusión es cómo lo vamos a hacer.

Hablando de su gestión, una de sus cruzadas ha sido el no al puerto de Tribugá. ¿Esa ‘guerra’ ya se ganó?

Tribugá no ha presentado la póliza de seriedad de la oferta a la Agencia Nacional de Infraestructura para poder seguir con el proceso, porque ninguna aseguradora se la da, y eso es una buena noticia. Creo que la comunidad de Nuquí está muy alineada en torno a que no se debe hacer.

Claro, implica un daño ambiental para ellos, pero también un daño económico para Buenaventura…

Si tuviéramos un puerto perfecto y nos van a poner competencia, toca aguantarnos. Pero tenemos una Buenaventura a la que el Gobierno no le ha cumplido con el dragado ni con la doble calzada ni con el alcantarillado ni con el hospital. Entonces, ¿van a poner un puerto que vale cinco billones unos kilómetros arriba sobre el Pacífico, donde hay uno que está abandonado a su suerte? Es ofensivo que el Gobierno siquiera lo plantee.

También ha trabajado para que Netflix incluya contenido nacional...

En el Plan Nacional de Desarrollo negociamos, como oposición, que nos metieran un artículo que obligara a estas plataformas a tener una sección fácilmente ubicable en donde se agrupe el contenido nacional, y decían que se tenía que reglamentar qué es contenido colombiano. El Presidente ya sacó el decreto con esa reglamentación y ahora tienen un tiempo de implementación, porque algunos alegan que es tecnológicamente complejo, pero es muy importante para la economía colombiana y para la idiosincrasia vallecaucana, aunque no estamos obligando a nadie a hacer películas colombianas ni a comprarlas. Solo estamos diciendo: ‘agrúpelas, para que se vea el contenido colombiano y la gente empiece a descubrirlo’, y confieso que esto fue posible gracias a que el Gobierno nos copió.

¿Qué hacer con la desobediencia de los caleños ante el covid, cree que el Alcalde ha sido contradictorio?

Hay un tema mío, como representante del Verde, y es el de la cultura ciudadana: nadie se puede lavar las manos por mí, yo no le puedo poner el tapabocas a nadie, a menos que sea a mi hija, y creo que encontrar una manera de que nos cuidemos es una cuestión de cultura. No tenemos la Fuerza Pública para frenar más de 200 fiestas. Ahora, me pregunto si fue una buena idea del Alcalde hacer una demostración de cómo hacer una fiesta, porque sí debemos llegar allá, no se puede pensar que nunca más en Cali se vaya a rumbear, pero ha faltado fomentar esa cultura ciudadana para que todos estemos listos para salir.

¿Y qué dice de la Gobernadora y de las investigaciones anunciadas?

Me parece que la Gobernadora ha estado al pie del cañón, ha tomado las medidas, ha comprado las camas, se preparó desde el punto de vista de la salud pública y algo con ayudas humanitarias. No soy juez y no sé si se le fue la mano en la contratación por hacerla rápido o hay carestía y terminaron pagando más de lo que se debía. Esa es la pregunta que tienen que resolver las autoridades: o se le fue la mano o hubo corrupción. No estoy diciendo que sea una de las dos, estoy diciendo: por favor, investiguen, Fiscalía, Procuraduría, Contraloría.

Lea además: ¿Se quedó dormida Aída Avella en sesión virtual del senado? Esto dijo la congresista

Planes de Desarrollo

¿Ha tenido oportunidad de hacerle algún seguimiento a los planes de desarrollo que se aprobaron en Cali y el Valle?

“Más al de Cali, y tengo reparos. Por ejemplo, el Alcalde dice que va a volver a Cali el Dios de lo digital, y yo digo: con qué redes, si las redes de Cali son terribles. Nosotros tenemos mal wifi, primero hay que organizar la infraestructura. Entonces, hay algunas afirmaciones del Plan que me cuesta entender: él habla de 50.000 o 60.000 empleos formales alrededor de no sé qué cosa y yo he trabajado con muchas de las entidades que trabajan en Cali y el Valle y eso es dificilísimo. Me parece muy loable la meta y a veces tiene muy buenas intenciones, pero no se dilucida muy bien cómo es que vamos a llegar hasta allá”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS