Escuchar este artículo

Dilian Toro en la cabeza de La U: esto dijo sobre Benedetti, Barreras y el futuro del partido

Noviembre 22, 2020 - 07:45 a. m. Por:
Olga Lucía Criollo | Editora de Poder
Dilian Francisca Toro

Dilian Francisca Toro, presidenta del partido de la U.

Foto: Archivo El País

"El presidente Duque es una persona muy abierta y me conoce. Cuando estaba en la Gobernación y no estaba de acuerdo con algo, se lo expresaba claramente”. Así explica Dilian Francisca Toro la relación que ya empezó a establecer con el mandatario colombiano desde hace dos semanas, cuando asumió la dirección del Partido de Unidad Nacional.

Explica que la colectividad seguirá haciendo parte de la coalición de Gobierno, pero que no renunciará a su bandera de la Paz.

Una paz que también espera cultivar en su partido, pero que se ha visto afectada por la salida de Roy Barreras y Armando Benedetti.

“Ellos renunciaron hace más de tres semanas, pero el viernes supe que el partido, antes de que yo llegara, los expulsó por no haber acatado las decisiones de la bancada”, dice para explicar que está pendiente de una consulta jurídica para saber cómo actuar frente a las curules que ellos ocupan en el Senado.

La exmandataria del Valle del Cauca se mostró partidaria de derogar la Ley de Garantías y anunció que ‘le meterá el diente’ a la reforma a la salud que hace tránsito en el Congreso de la República.

Usted recibe un partido del que se ha dicho que, incluso, estaría en riesgo de desaparecer. ¿Cuáles son las estrategias para fortalecerlo?

Para hacer aportes al país tenemos que tener una agenda legislativa que construiremos desde un centro de pensamiento que vamos a fortalecer con la investigación que hace la academia, que me parece fundamental, y, por supuesto, con lo que se palpa en las regiones, con la problemática que vive nuestra gente. De acuerdo a eso, vamos a proponer soluciones, pero teniendo en cuenta investigaciones que se proyecten a la sociedad, y vamos a tener una agenda social que consulte las demandas de la comunidad. Ya he hablado con rectores de universidades a los que les ha gustado el tema y vamos a empezar un trabajo de cooperación, sin que quiera decir que la universidad va a ser del partido, sino que nos den el apoyo para poder generar soluciones que se necesitan en el país. La segunda cosa es fortalecer las iniciativas parlamentarias del partido. Hay unas muy interesantes y pertinentes para el momento, como el ingreso mujer y economía del cuidado, más ahora que hemos visto la disminución de la mujer en el mercado laboral y el aumento de brechas entre hombres y mujeres.

La otra cosa importante son las comunicaciones, hay que estar conectados no solo con la militancia del partido sino con el resto de la comunidad. Vamos a trabajar muchísimo para tener una mejor retroalimentación de lo que pasa. Y lo otro es tener inclusión y diversidad en el partido. Ahorita, en la dirección, se logró que entraran integrantes afrodescendientes, indígenas, población LGTB, y el tema de mujeres y jóvenes lo vamos a fortalecer con capacitación continua, queremos hacer centros de liderazgo y de formación política en cada región y así el partido se va democratizando más y va mejorando su interacción con la comunidad.

Además, tiene el reto de ser la primera mujer al frente de un partido.

Sí, tengo entendido que soy la primera directora de un partido político. Lo que pasa es que las mujeres tenemos una mirada más social, de consenso, de unidad, de organización. Creo que es importante, dadas las circunstancias que estamos viendo en el país, que haya una mirada de mujer, no solo de hombres. Que podamos complementarnos en lo que nos caracteriza como mujeres y como hombres y generar un desarrollo mucho más integral. Es un reto muy grande, pero yo soy de retos y las mujeres somos de retos, entonces, hay que asumirlos y tratar de hacerlo lo mejor posible.

Hablando de retos, usted ha dicho que hay que solucionar las necesidades que ha evidenciado la pandemia, ¿cómo hacerlo?

Como le digo, lo primero es palpar la situación que vive nuestro país. El partido debe ser un instrumento para que, concertando con todos los sectores: académico, empresariado, comunidad y Gobierno, seamos capaces de apoyar en soluciones reales que disminuyan la pobreza, la desigualdad, la informalidad y todos los problemas que estamos viviendo en este momento. Yo creo que eso es lo que tiene que hacer el partido. ¿Cómo? A través de proyectos, por ejemplo, ahora, cuando el Presidente presentó el proyecto para darle apoyo a las empresas para el pago de nómina, claro que había que apoyarlo. ¿Qué venía del Gobierno? Sí, pero está solucionando una problemática que está viviendo el país. ¿Que había que hacer otras propuestas que quedaron en el tintero y había que darle pago también a la nómina de las más de menos de tres o cuatro empleados? Claro, eso quedó faltando. Precisamente, el partido es para ir mirando qué pasa, y nosotros, que somos regionales, mirar cómo podemos aportar para que haya una solución a problemas que estamos palpando acá y que muchas veces desde el Gobierno central no los palpan. Es más bien el instrumento para ayudar a buscar soluciones que disminuyan la problemática que tenemos y lograr equidad y buenas condiciones de vida. Y si hablamos de paz, pues es la única forma de poder lograr la paz y la reconciliación que queremos.

¿Tras el retiro de Roy Barreras y Armando Benedetti el Partido de la U va a reclamar las curules que ellos ocupan en el Senado?

Primero tengo que decir que ellos renunciaron hace más de tres semanas, pero el viernes supe que el partido, antes de que yo llegara, los expulsó por no haber acatado las decisiones de la bancada. Con esto, pues voy a hacer la consulta sobre qué sigue jurídicamente, así que no le puedo decir qué vamos a hacer hasta no tener la respuesta de esa consulta, que ya hicimos, para saber qué es lo que tiene que hacer el partido.

Lea aquí: Benedetti y Roy Barreras fueron expulsados de La U, antes de su renuncia

¿Y qué opina de la llegada de Benedetti a la Colombia Humana de Gustavo Petro?

Pues me parece que Benedetti hizo un giro muy forzado hacia la izquierda. Lógicamente uno no puede estar donde no quiere, y hay que respetar su decisión, pero así como unos se van, otros llegan, y estamos trabajando en el tema. Yo he hablado siempre es de seguir en la unión y en reconciliación, sin polarización.

¿Como nueva presidenta del partido, ya tuvo algún acercamiento con el presidente Duque?

Claro, ya hablé con él sobre temas de agenda, no del próximo año, sino de la de ahora, y le expresé que el partido es un partido de Gobierno, así lo estableció la bancada desde el inicio de su Gobierno, pero eso no quiere decir que no tengamos disensos y que cuando los tengamos lo vamos a hablar. Él es una persona muy abierta y me conoce, cuando estaba en la Gobernación y no estaba acuerdo con algo, se lo expresaba claramente. Hace falta que se expresen las cosas claramente y llegar a acuerdos, y estamos en ese propósito. Por ejemplo, hay una ley de salud sobre la que creo que hay que hacer un trabajo mucho mayor, escuchando todas las problemáticas que existen en el sector para hacer una reforma estructural de verdad, y lo vamos a hacer por medio de proposiciones a la ley. Entonces, vamos a consensuar cosas con las que no estamos de acuerdo y también es importante decir que la Paz es la bandera del Partido de la U, así que, por supuesto, no estaremos en ese tema, pero de resto, lo que sea para bien del país, tenemos que unirnos y trabajar de la mano todos.

¿O sea que esa reforma del sistema de salud sería para este año?

Sí, este proyecto tiene mensaje de urgencia. Yo ya participé en la audiencia pública y con las bancadas ya tengo el trabajo para organizar las proposiciones y presentarlas como Partido de la U este año, porque creo que el partido tiene que empezar a hablar sobre las posiciones que toma en cada tema que se trate en el Congreso de la República.

A propósito, ¿cuál es su posición sobre la posible derogación de la Ley de Garantías que se discutirá en los próximos días allí, como parte de la reforma del Código Electoral?

Yo entiendo las dos posiciones: hay unas personas que tienen problemas regionales y no quieren que en las elecciones haya algún tipo de intromisión del Ejecutivo, y eso pasa. Pero si me pregunta, uno tiene ciertas limitaciones. Por decir, yo tenía muchas cosas que estaba terminando y quería inaugurar, pero estuve cuatro meses sin poder salir a mostrar mis obras, entonces me tocó en diciembre y mitad de noviembre a tratar de mostrar lo que había podido mostrar en cuatro o cinco meses, y eso genera también mucha interrupción en la parte administrativa, entonces, hay que presentar la discusión, pero pensaría que deberíamos terminar la Ley de Garantías.

Usted ha dicho que es muy temprano para hablar de una precandidatura presidencial, pero estando ya en la dirección del partido está más próxima esa posibilidad…

Como he dicho, cada día trae su afán. Ahora estoy tratando de ayudar al partido y ya el otro año miraremos. Creo que eso depende de cómo estemos y de la situación que viva el país. Lo que sí quiero es aportar desde allí para tener unas mejores condiciones de vida.

Le cambio la pregunta, Roy Barreras, Alexánder López, Jhon Milton Rodríguez y Carlos Holmes Trujillo tienen dos cosas en común: son vallecaucanos y han expresado su deseo de ser presidentes. ¿Qué piensa de esa lista, en la que muchos la incluyen a usted?

Usted no sabe lo importante que es eso, que se pueda ver que hay liderazgo regional que puede llegar hasta la Presidencia de la República. Yo creo que eso es fundamental. Nunca habíamos visto esas aspiraciones regionales, siempre pensamos en quién está aspirando del centro del país, pero nunca pensamos que hay liderazgos regionales y es un momento muy importante para que esos liderazgos se proyecten y puedan aspirar a la Presidencia de la República, eso para mí es clarísimo.

Sobre la paz

¿Además de no acompañar los proyectos que vayan en contra de la Paz, van a tomar la iniciativa frente al asesinato de líderes sociales y de excombatientes?

Ese es un proyecto que ya estamos trabajando y tiene que ver con la política pública para la protección de líderes sociales en general, incluso, con Carlos Negret, que es del partido, y con Roosvelt (Rodríguez) y otra gente que está muy interesada en eso y me parece que es un trabajo fundamental que debe salir del partido. También lo hablé con el Presidente y le gustó, me dijo que le parecía muy bien que pudiéramos trabajar en ese proyecto, y también con la Universidad Javeriana.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS