Escuchar este artículo

Dilian Francisca Toro, así sigue moviendo las fichas del poder en la región

Julio 26, 2020 - 07:55 a. m. Por:
Redacción de El País

La exgobernadora del Valle del Cauca, Dilian Francisca Toro.

Archivo El País

La llaman la baronesa electoral del Valle del Cauca o la superpoderosa del suroccidente colombiano. En lo que todos coinciden es en que Dilian Francisca Toro Torres es actualmente la política más importante e influyente de la región.

Para nadie es un secreto que tiene un capital electoral que le ha permitido poner alcaldes en varios municipios, concejales, diputados, congresistas y que el año pasado logró que Clara Luz Roldán la sustituyera en la Gobernación del Valle del Cauca con la votación más alta del país para ese cargo.

“Gracias a todo el trabajo que hizo como Gobernadora y a una vida de trabajo en el departamento, llega en este momento al punto cúspide de su carrera política, donde está en el mayor auge y en su mayor capacidad política”, afirma el politólogo y magister en Gobierno Juan Camilo Vanegas.

Le puede interesar: Empezó el sonajero de las elecciones del 2022, ¿por qué tan temprano?

En los últimos comicios locales, Toro, quien dirige el Movimiento Nueva Generación, adscrito al Partido de la U, fue la gran ganadora. Si bien perdió administraciones locales claves como las de Palmira, Jamundí y Buenaventura, donde el triunfo fue para fuerzas alternativas, el saldo electoral fue muy positivo para ella.

Además de obtener con Roldán cerca de 950 mil votos para el primer cargo del departamento, se hizo a nueve alcaldías: Argelia, El Águila, El Dovio, Guacarí, Pradera, Tuluá, Ulloa, Versalles y Yotoco, e hizo parte de varias coaliciones ganadoras.

Incluso, aclara el excandidato a la Gobernación del Valle Alejandro Ocampo, que no es que Dilian haya perdido la Alcaldía de Palmira: “La perdió el cuñado de ella y su esposo, la perdió el caicedismo, y creo que, por el contrario, a ella le beneficio eso”.

“Siempre la discusión era con Palmira, porque ella debía respetarlos, ahora todos están detrás de ella porque se consolidó como jefe”, enfatiza.

En el Congreso de la República sus fichas son los senadores Roosvelt Rodríguez y Ritter López, y los representantes a la Cámara Norma Hurtado, Jorge Eliécer Tamayo, Elbert Díaz y Jhon Arley Murillo, este último, aunque no hace parte de su colectividad, estableció acuerdos con ella.

El jefe del Departamento de Estudios Políticos de la Universidad Icesi, Juan Pablo Milanese, cree que la exgobernadora tiene una particularidad y es que mientras muchos actores políticos terminan gestionando sus votos poco antes de la elección, ella tiene una estructura permanente, “no se arma y se desarma, sino que se mantiene armada. Eso es mucho más costoso de mantener, pero mucho más robusto a la hora de mover votos”.

Se sabe, además, de la relación de amistad que tiene con la actual contralora departamental, Leonor Abadía; también se le ha relacionado, de manera indirecta, con la contralora municipal, María Fernanda Ayala, cercana al destituido exgobernador Juan Carlos Abadía, quien a su vez es afín a Toro; asimismo, se ha especulado sobre sus relaciones políticas con el personero de Cali, Harold Andrés Cortés.

Por el lado de la Asamblea Departamental, donde la coalición de Gobierno es una mayoría aplastante (18 a 3), hay quienes dicen que muchos diputados, incluso, le temen a la exmandataria y que por eso no solo no se atreven a realizar debates importantes de control político, si no que le ponen trabas a quienes pretenden hacerlo.

En el Concejo, el partido de la ‘baronesa’ tiene cuatro asientos, y fue la bancada que más votos obtuvo.

Tanto en el Cabildo, como en la Duma departamental, los presidentes hacen parte de la colectividad de Dilian (Juan Carlos Garcés y Audry Toro), dignidad que les fue otorgada por ser los más votados.

¿Pero que tanta incidencia tiene Dilian Francisca en la Gobernación y en la Alcaldía de Cali?

La también excongresista es ahora la coordinadora del Comité Científico que evalúa el Covid-19 en el Valle del Cauca, pero cuenta con varias cuotas políticas en las administraciones Departamental y Municipal, tanto en altos cargos, como en lo que se refiere a funcionarios de menor nivel.

“La influencia de ella es transversal. Hay gente en la Alcaldía y en la Gobernación del movimiento de Dilian. Si bien no tiene influencia en todas las secretarías, sí tiene gente en todas”, afirma la politóloga Stefanía Gaviria.

En la Gobernación, a Toro se le cuentan más de 25 cabezas de dependencias como las secretarías General; Salud; Movilidad y Transporte; Desarrollo Económico y Competitividad; Turismo; Desarrollo Social y Participación; Planeación; Tic; Acuavalle; Infivalle, y el Hospital Universitario, entre otras.

En el caso de la Alcaldía de Cali, los funcionarios de mayor nivel con los que cuenta son la secretaria de Salud, Miyerlandi Torres, y el de Deportes, Carlos Diago.

Pero además de contar con estas cuotas, se dice que en la Gobernación sigue teniendo gran dominio.

Eso asegura Alejandro Ocampo: “Sigue siendo la jefe de Clara Luz Roldán, no solamente tiene el cargo de directora científica, es la jefe política, la jefe de los contratos, de la nómina. Clara Luz le mantuvo el principal clúster a Dilian, que es el de Salud, no cambió ni la Secretaria ni al Director del Hospital Departamental, y controló toda la repartición burocrática del tema de salud en todo lado, hasta en Cali”.

A su vez, Stefanía Gaviria dice que Clara luz sí es la que lleva las riendas en la Gobernación, pero que el sello de Dilian está muy marcado.

Lo cierto es que hay versiones que afirman que antes de que se iniciara la pandemia, las relaciones entre Roldán y Toro estuvieron tensas porque la exmandataria quería seguir ‘metiendo la mano’ en decisiones importantes del Departamento y no perder protagonismo, pero que Roldán ya quería tomar el mando. Al parecer, con la emergencia recuperaron la cercanía.

En muchas ocasiones se ha señalado que la actual Gobernadora no logra brillar con luz propia, porque es inevitable la comparación con su madrina política.

Pero Juan Pablo Milanese hace claridad en que no se trata de que Clara Luz se tenga que desmarcar de Dilian: “Una de ellas es una dirigente importante y la otra es la líder de la facción”, dice que al ser parte del mismo grupo político tienen muchas afinidades y formas de proceder que no tienen, necesariamente, qué cambiar.

En ese sentido, Camilo Vanegas agrega que Roldán no está a la sombra de su mentora, sino que “Dilian ejerce un liderazgo y un lineamiento de cómo trabajar, y Clara se enmarca en este”.

Por el lado de la Alcaldía de Cali, algunos señalan que aunque Dilian tiene una participación importante en ella, Jorge Iván Ospina trabaja de manera más independiente, al punto de que si bien hace buen equipo con Roldán, Dilian no influye sobre las decisiones del mandatario.

“Hay un punto que es importante para tener en cuenta, es que Cali tiene una dirigencia política notablemente atomizada, a diferencia de lo que sucede en el departamento, que hay una gran elector, que es Dilian. En Cali eso no pasa, ella es un actor importante, pero no predominante en la política municipal”, indica Milanese.

En ese sentido, afirma que aunque Toro tiene influencia sobre la Administración de la capital del Valle del Cauca, es mucho menor que sobre la Gobernación.

¿Rumbo a la Presidencia?

Desde que dejó el principal cargo del Departamento, a Toro se le visto muy activa: a través de sus redes sociales transmite cada domingo el programa ABCDilian; asiste a foros; es consultada como líder de opinión; da recomendaciones sobre la emergencia sanitaria, etc., lo que para muchos es una manera de mantenerse vigente, pensando en una futura elección presidencial.

Para Stefanía Gaviria, la política “está construyendo un camino, pero sobretodo manteniéndolo; ella mueve mucha gente y los votos hay que fidelizarlos mucho tiempo antes de una elección. Está construyendo el camino hacia la Presidencia, pero es muy posible que espere un tiempo más”.

Analistas coinciden en que esa aspiración no se verá en el corto plazo. “No tengo duda de que esa sea su ambición, pero ahora no creo que tenga capital político para aspirar a la Presidencia. Es posible que se lance como precandidata, la veo más llegando a la elección como fórmula vicepresidencial de algún candidato”, opina Milanese.

De hecho, algunos creen que Toro podría tener intenciones de apostarle a la Alcaldía de Cali en el siguiente periodo, así que hay gran expectativa por el próximo paso político que dé la ‘baronesa’ del Valle del Cauca.

Cargos familiares

Se dice que Dilian Francisca Toro es de las personas del Valle del Cauca que más familiares tiene en puestos políticos importantes.

Su prima Audry Toro es concejal de Cali y fue la cabildante más votada del Municipio en las pasadas elecciones, por lo que hoy ocupa la presidencia de la corporación.

También es prima de Toro la secretaria de Salud de Cali, Miyerlandi Torres.

La Secretaría de Desarrollo Social y Participación del Valle está a cargo de Nataly Toro, sobrina de Dilian y actualmente, está siendo investigada por la Fiscalía por presuntas irregularidades de contratación durante la emergencia sanitaria.

Jimena Toro Torres, hermana de la exgobernadora, es asesora del despacho de Desarrollo Social.

Consolidación de su poder

Aunque Dilian Francisca Toro inició su carrera política desde los años 90, cuando fue concejal de Guacarí y posteriormente alcaldesa de ese mismo municipio, su poder se empezó a consolidar desde principios de la primera década del 2000, cuando fue electa senadora.

Volvió al Congreso en el 2006 con una votación importante, ocupando la presidencia de la corporación. Desde entonces se posicionó como una de las políticas más importantes del Valle del Cauca, pero sin duda ocupar la Gobernación fue lo que le dio más poder.

Dice el Jefe del Departamento de Estudios Políticos de la Universidad Icesi, Juan Pablo Milanese, que, en efecto, la Administración seccional fue una herramienta muy importante en su consolidación.

“Antes de la Gobernación, ella era un actor con un peso político extraordinario, pero no un actor predominante a nivel departamental. Desde la Gobernación logra constituirse como un actor predominante, no hegemónico, pero sí predominante desde el punto de vista de la política local”, agrega.

El politólogo Juan Camilo Vanegas considera que la exmandataria ha logrado hacer las cosas bien a lo largo de su carrera, saliendo bien librada de los enredos en los que ha estado envuelta.

“Cuando ha tenido inconvenientes jurídicos, ha logrado sortearlos y probar su inocencia, y yo creo que la capacidad de trabajo, combinada con la buena gestión en cada uno de los cargos que ha ocupado, es lo que está cosechando el día de hoy para tener este reconocimiento”, puntualiza.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS