Escuchar este artículo

El albatros

Marzo 01, 2021 - 11:45 p. m. 2021-03-01 Por: Miky Calero

“Es la reina de las aves migratorias, alcanza 80 kilómetros por hora sin un aleteo, aprovechando las corrientes de aire y puede dormir mientras vuela o mejor dicho planea.

Los marineros de antaño tenían la creencia de que aquellos pescadores desaparecidos en alta mar reencarnaban en albatros y de esta forma sus almas llegarían a los dioses. El albatros es considerado portador de buenas noticias y del buen tiempo, guía y libertad espiritual. Contiene muchas semejanzas simbólicas con el arcano mayor, el loco -peñasco, aspiración, dormir en las nubes-.

El significado otorgado al albatros por la sabiduría ancestral es: ¡Aspiración!

El albatros presagia, augura o predice esperanza. Esas profundas motivaciones cargadas de idealismo y locos anhelos que nos mueven a emprender con gran confianza nuevos proyectos. Impulsos de crear y lanzarnos a una nueva vocación o emprender nuevos horizontes. Es el deseo de ser alguien mejor y como en todas las expectativas se pueden generar grandes decepciones. Sin embargo, el albatros no se da por vencido siempre es más fuerte.

El albatros nos enseña que la motivación, la aspiración, la esperanza, la fe y la confianza en uno mismo deben de vencer a las desilusiones, decepciones e inconveniencias”.

Esta ave de gran envergadura nos ha acompañado a muchos ‘marineros de la vida’ y en ella hemos encontrado la inspiración para seguir soñando.
La vida sin sueños sería plana y sin sentido, eso es lo que nos diferencia de las otras especies. Obviamente tienen que venir acompañados de acciones realizables, que no se queden solo en eso, ‘sueños’. También que vengan acompañados de decisiones donde al realizarlos dejen algo positivo en uno y en la humanidad. La historias esta llena de grandes soñadores decididos que cambiaron el rumbo para bien, como Moisés, Jesús, Gandhi, Mandela, Mojica y muchos más, que soñaron con una humanidad más justa y equitativa y sus acciones llevaron a grandes cambios.

Siempre en mi vida he mirado al cielo y en las aves encuentro grandes enseñanzas. Igual esos emplumados han inspirado grandes reflexiones, como las que hay en uno de mis libros favoritos, ‘Juan Salvador Gaviota’.
Un ejemplo de persistencia, la de Juan, que quiso ser diferente, romper con lo rutinario y contagiar a otros para emprender nuevas aventuras, ¡qué rico aventurarse! En lo desconocido, en lo nuevo, en romper el aburrimiento de vidas sin sueños. Para mi la vida está en los temerarios que no le tienen miedo a ser diferentes de las grandes manadas.

Por que seguiré siendo un rebelde con causa y sin ella’ me resisto a pensar en que no pueda lograrse el cambio hacia esa nueva humanidad, donde quepamos todos, cada uno con su sueño realizable para el bien común, no más al tradicional statu quo’, ¡bienvenido lo nuevo y diferente!
Mi ave de poder, el halcón, con sus agudos ojos fotográficos que me ha acompañado durante mi carrera, ¡gracias! Seguiré siendo ‘El Halcón Mirón’ como me bautizó mi gran amigo chamanico, Rodrigo Clementi.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS