Al diablo con el diablo

Al diablo con el diablo

Enero 14, 2019 - 11:55 p.m. Por: Mario Fernando Prado

Volvió el diablo al escudo del América. De manera injusta fue sacado a empellones queriendo reemplazarlo por una A mayúscula, ¡y ahí fue Troya! Le cayeron al mandamás del equipo en gavilla por faltarle al respeto a una tradición demoniaca enclavada en los tuétanos de una hinchada a veces enfermiza, otras subjetiva pero siempre de un fanatismo que ha rayado en la demencia.

Y lo digo yo que en la vida he ido a un partido de fútbol, que no tengo pasión por equipo alguno, que tampoco soy del otro equipo y que detesto esas hordas furibundas que destrozan buses, incendian calles y hieren y matan energúmenos a quienes no adoran sus banderas.

Es más, y lo peor: el fútbol no se volvió solo un dolor de cabeza para el orden público sino que además se prostituyó en manos del narcotráfico que compró por igual jugadores, árbitros y comentaristas en una corruptela que hizo de este deporte un lavadero infame con unos reyezuelos de imperdonables prontuarios penales.

Allí sí estuvo metido el diablo y no solo en el ‘Ameriquita’ o ‘La Mechita’ como le dicen cariñosamente. Todos, salvo ínfimas excepciones, cayeron en las tentaciones mortales tan abyectas a Lucifer.

Casi todos, por no decir toditos, cocinaron en las pailas mochas demoníacas pecados capitales que ignoro si los confesaron, si pagaron penitencia y si ya tienen la bendición divina.

Entonces, venir ahora con el embeleco de quitar a Satanás a manera de exorcismo tardío y más aún, entiendo que por razones religiosas, es una cabronada como dirían los españoles.

Por eso hubo el recule y Belcebú seguirá en el escudo con unos duendecillos al parecer inofensivos, así muchos en los quintos patios infernales lleven otras llamaradas en sus ardientes mentes. ¿Y es que así como el diablo se vistió de Prada, por qué diablos no iba a seguir luciendo en la camiseta escarlata?

Creo que hay que dejar tanto fanatismo, e igualmente tanto antifanatismo que es peor que lo primero, y desde mi ínfima tribuna condeno a quienes pretendieron santificar el mismísimo infierno donde reina un pobre diablo -que insisto- después tantas diabluras perpetradas por sus atizadores, debe estar hasta la coronilla de que abusen de su buen nombre.

Y es que no se puede renunciar a las raíces así porque sí, entonces que siga el diablo del América haciendo hostias en las hogueras de nuestras canchas. No en vano se dice que “el diablo es puerco”.

***

Posdata:
Excelentes los comentarios de Kiko Becerra por las redes sociales. Se le salió el cotudo y el perverso humor de sus mayores. Kiko anda escribiendo deliciosas crónicas salpicadas de suspicacia e inteligencia. Hubiera empezado antes a escribir, hasta pudo haber llegado más allá de la gloria y más lejos de la infamia.

***

Posdata:
¿Sera cierto que el Centro Democrático va a apoyar para la Gobernación del Valle a Pacho Lourido, quién sería el ungido por el presi-senador Uribe?

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS