Unidades de Apoyo Normativo

Escuchar este artículo

Unidades de Apoyo Normativo

Enero 26, 2020 - 11:35 p. m. Por: Luis Felipe Gómez Restrepo

La renovación del Concejo de Cali no solo se da con el ingreso de los elegidos en el proceso electoral del año pasado, sino también por las decisiones que tomen dichos concejales a la hora de constituir sus Unidades de Apoyo Normativo. Estos son los equipos de trabajo de los concejales y, si queremos que sean realmente apoyo para el ejercicio de sus funciones, es clave el perfil que seleccionen. Y que no los utilicen como bolsa de empleo clientelista, sino para la conformación de un buen equipo que les ayude a pensar en las soluciones para Cali.

En el último informe del observatorio Cali Visible, de la Universidad Javeriana de Cali, juntamente con el análisis de las principales actividades del Concejo de Cali, tales como seguimiento al trámite normativo y de control político, se incorporó una sección con la caracterización de sus unidades de apoyo y un breve perfil electoral.

Dentro de sus funciones, el concejo tiene facultades reglamentarias, como por ejemplo sobre los usos del suelo; autorizan al alcalde la celebración de convenios o la adquisición de empréstitos; discuten el plan de desarrollo, las políticas públicas y los presupuestos públicos asociados; eligen al personero y al contralor municipal. De esta forma se concluye que el Concejo funge como coadministrador y tiene funciones de control político. Para el buen desempeño de estas funciones, tan delicadas y complejas, la ley permite la conformación de las ‘Unidades de Apoyo Normativo’ (UAN), las cuales tienen como propósito, asesorar a los concejales en sus iniciativas, obtener información para los proyectos de acuerdo, aportar elementos para controlar planes y proyectos, entre otras funciones operativas y logísticas.

El seguimiento efectuado a las UAN encontró un bajo nivel de profesionalización. Para el período, 2016 – 2018, se aprobó un presupuesto cercano a los 24 mil millones para estas unidades de apoyo. Del total del personal contratado, el 35,5% fueron bachilleres empleados bajo la modalidad de prestación de servicios (282 personas) y 47% en los contratos laborales (121 personas). Los Profesionales fueron sólo el 26% de los nombrados y el 36% de los vinculados por prestación de servicios.

Hay hechos y datos que mostrarían a estas unidades con trazos de bolsas de empleo clientelista, con una débil retención del talento humano. El tipo de contratación predominante dentro de las UAN de los 21 concejales, son por prestación de servicios (70%) y tan solo el 30% es por nombramiento. Lo que favorece una mayor rotación del personal. Como lo expresa el informe: “Los resultados arrojados presentan en promedio que 3 de cada 10 contratistas obtuvieron al menos un contrato en cada año con el mismo Concejal, (el resto fue inferior). Solo 7 Concejales sobresalen de este promedio global, pero 6 de ellos no superan el 50% de retención de capital humano”.

Mucha alegría generó el twitter de la Concejal Diana Carolina Rojas que presentaba un equipo muy profesional. Se espera que todos opten por personas con un perfil alto.

Confiemos que los concejales no usen los cargos de sus unidades como ‘corbatas’ para cumplir con favores políticos, sino que conformen excelentes equipos de trabajo, para trabajar por Cali.

* rector Universidad Javeriana Cali

Sigue en Twitter @RectorJaveCali

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS