Dramáticos signos de los tiempos…

Julio 24, 2022 - 11:35 p. m. 2022-07-24 Por: Luis Felipe Gómez Restrepo

Muy preocupantes las noticias que vimos esta semana de diferentes partes del mundo sobre los estragos de la ola de calor. No podemos seguir como vamos, antes que lleguemos a puntos de no retorno. Los mapas de las informaciones de los programas del clima muestran naciones completas en amarillo, naranja y rojo. Los signos de los tiempos nos están poniendo claro de la urgencia planetaria.

La BBC ha tenido un cubrimiento amplio, veamos algunos apartes de sus noticias sobre los máximos históricos de temperaturas: “Las temperaturas sofocantes han marcado récord en los últimos días en varias naciones y, solo este martes, Reino Unido rompió tres veces en un mismo día sus marcas históricas y llegó a los 40,3 °C, una cifra jamás registrada allí”. Incendios en distintos países de Europa: “… en Francia, Portugal, España y Grecia han obligado a miles de personas a evacuar sus hogares”.

El País de España cuenta lo que está ocurriendo en la India: “El calor extremo y continuado durante semanas en la India ha llevado hasta al límite a una parte importante de los habitantes de la segunda nación más poblada del mundo. Y también ha puesto en jaque su sistema energético, que aún produce casi el 70% de su electricidad con carbón. Durante los meses de marzo y abril, registró la temperatura media más alta en los últimos 122 años”. La CNN sobre Estados Unidos pone también la alerta sobre lo que vive: “Esto significa que un tercio de la población de EE.UU.
está bajo avisos de calor y advertencias de calor excesivo”. Los hechos concretos están demostrando el sufrimiento muy grande del planeta.

El cambio climático está golpeando muy fuerte a la tierra y a la humanidad. Tomar en serio el cuidado de la naturaleza como no lo ha pedido el papa Francisco, en su encíclica Laudado Sí, es un imperativo ético y de sobrevivencia. Imposible que los líderes mundiales no logren acordar medidas de extrema urgencia, profundas y que impliquen cambios radicales en la locura de emisión de gases efecto invernadero.
Tragedia del planeta y de la humanidad, y más aún después de la pandemia, debemos tomar conciencia del fundamental cuidado y protección de la vida. La vida debe estar por encima de muchos criterios que en el pasado y presente nos han llevado a esta situación. El valor de la vida debe ponerse por encima de la competitividad, de la riqueza, del Producto Interno Bruto, del nivel de exportaciones.

En el fondo lo que está en debate es un problema de producción y de consumo. ¿Cómo producir limpiamente? Y ¿cómo limitar el consumo? ¿Qué niveles pueden ser éticos y sostenibles?

El Evangelio habla de leer con cuidado “los signos de los tiempos”. Categoría que invita a comprender los hechos y tomar conciencia de ellos. El negacionismo del cambio climático como algunos líderes como Trump, no es ético. Mirar a los ojos a las nuevas generaciones nos debe poner de presente el inmenso sentido de urgencia en el cual se encuentra el planeta actualmente y que nos exige actuar a todos y todas las naciones. Nadie se salva sólo de esta situación. La mitigación de los gases efecto invernadero deben ser compromiso de todos, especialmente de los países más contaminantes como China e India, pero también aquellos que tienen los niveles hiperlativos de consumo como los Estados Unidos.

*Rector Universidad Javeriana Cali

Lee todo el contenido de El País sin límites. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS