Por qué Gamboa

Escuchar este artículo

Por qué Gamboa

Octubre 23, 2019 - 11:40 p. m. Por: Jorge Restrepo Potes

El domingo cuando se abran las urnas electorales los vallecaucanos tomaremos una decisión trascendental para la vida del Departamento y, desde luego, para las generaciones que vengan.

El abanico de candidatos es amplio y variopinto. Casi todos van arropados con las banderas y logotipos de diversos partidos. Solo uno es independiente pues no pidió ni aceptó el aval de ninguna organización partidista: Óscar Gamboa, que tuvo que acudir al sistema de firmas para lograr la inscripción de su nombre como candidato a la Gobernación del Valle del Cauca.

Dicho sea de paso, esa perversa vía de las firmas para conseguir la inscripción en los procesos electorales es algo que atenta contra la democracia, pues no traduce la voluntad de los que firman. La gente en la calle, más por cortesía que por afinidad política, recibe el bolígrafo y estampa la rúbrica. Eso no quiere decir que votará por el solicitante. Vargas Lleras presentó a la Registraduría 5 millones de firmas y solo obtuvo 1.300.000 votos en la primera vuelta presidencial. Por eso las firmas y las listas abiertas hay que echarlas a la basura.

Retornando al tema, el Valle del Cauca está viendo con sorpresa el derroche de recursos que, sin pudor, exhibe una de las candidatas a la Gobernación. Solamente en Las Vegas vi una valla tan grande como la que plantó Clara Luz Roldán frente al Hotel Dann: la que anunciaba un show de Frank Sinatra, con sus amigos Dean Martin y Sammy Davis, Jr.

Se dirá que esa ostentación dineraria sale de los generosos aportes del pueblo entusiasmado hasta el delirio por la candidata, que es, a su turno, la candidata de su gobernadora, cuyas aspiraciones de futuro son harto conocidas, y a las que tiene el derecho que le concede su ciudadanía colombiana.

La abanderada del oficialismo no aceptó concurrir a ninguno de los debates con sus competidores. Yo que soy juicioso analista de los programas que ofrecen los aspirantes, desconozco las ideas de la candidata antioqueña en cuanto a desarrollo económico, salud, educación, seguridad, recuperación de Buenaventura, medio ambiente, vías terciarias, etc. Es posible que tenga un cartapacio de iniciativas, pero los que votarán por ella el domingo lo harán solamente porque es ‘la de Dilian’. Buen primor.

Óscar Gamboa no es candidato de nadie, y al mismo tiempo es candidato de todos los vallecaucanos. Su independencia indica que solo tiene el aval del pueblo, en el que se conjuga todo el espectro político. Liberal en el alto sentido filosófico del término, Gamboa concita la solidaridad de rojos liberales, azules conservadores, amarillos polistas, Verdes, los de Compromiso Ciudadano, los de Colombia Humana, y sobre todo, de los afrodescendientes, que ven que por primera vez en la historia del Departamento puede llegar una persona de su raza a dirigirlo.

Quienes formamos parte del equipo de campaña de Gamboa, estamos admirados no solamente de su fortaleza física que le ha permitido llegar a todos los rincones del territorio con su mensaje de esperanza, sino también de la sólida estructura del programa de gobierno, que ha sido redactado por auténticos académicos, carta de navegación que será la que guiará a Gamboa para alcanzar la recuperación institucional y política del Valle del Cauca.

El domingo a las 4 de la tarde sabremos si los vallecaucanos fuimos capaces de escoger al mejor gobernador, o si somos una sociedad de borregos que baila al son que le toquen.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS