Miremos los aciertos

Enero 25, 2023 - 11:40 p. m. 2023-01-25 Por: Jorge Restrepo Potes

Entiendo bien que a la derecha criolla Gustavo Petro le caiga como un plomo, porque en sus cábalas no cabía que un líder de izquierda que le había cantado la tabla en el Senado al jefe de esa tendencia y a varios de sus conmilitones, llegara a la Casa de Nariño luego de vencer a los candidatos que ellos apoyaron en la justa presidencial.

Por haber conocido por dentro los vericuetos de la política, las bravatas de las senadoras estrellas del Centro Democrático me parece que obedecen a su tradicional ojeriza por quienes no comulgan con sus opiniones.

No me extraña que personas que presumen de ser equilibradas en la observación de la política, estén ahora de voceros de la inquina contra el Presidente, al punto de hacer mofa con su salud, que ya sólo falta que le manden un obispo con el óleo sagrado. Todos ellos están en su derecho democrático.

Pero lo que me causa asombro es ver a ciertas personas que se autoproclaman liberales, haciéndole el juego a la derecha en su afán por desacreditar el Gobierno, sin reconocer las muchas cosas buenas que ha hecho desde la posesión del Presidente.

Cierto es que al Presidente se le suelta la lengua con frecuencia, y el índice se le extravía en Twitter. Si yo tuviese cercanía con doña Verónica, le aconsejaría que le esconda el celular a su ilustre cónyuge para que los adversarios no tengan bodega de dónde sacar argumentos para cuestionarlo.

A Petro debemos juzgarlo más por lo que hace que por lo que dice. Una consensuada reforma tributaria que permitirá atender los requerimientos de la población vulnerable. Veamos lo que adelanta Alejandro Gaviria en Educación, que es algo nunca antes logrado para que más jóvenes accedan a escuelas, colegios y universidades. Cecilia López, en Agricultura, ha entregado miles de títulos de propiedad a campesinos que carecían de tierra para cultivar. Germán Umaña, en Comercio, Industria y Turismo, muestra óptimo resultado con el auge del intercambio de bienes y servicios con Venezuela. El ministro de Transporte, Guillermo Reyes, está adelantando excelente gestión en esa cartera. Y así podríamos citar a otros y otras del gabinete ministerial.

Aquí no se podía posponer el cambio sin que estallaran las calderas de la inconformidad. Petro lo está haciendo y de allí saldrá un país mejor, más incluyente, menos desigual. Si logra su propósito de la paz, solo gratitud podremos sentir quienes hemos vivido en medio del estruendo de la violencia de todos los géneros imaginables.

Califiquemos el Gobierno por sus realizaciones. Nadie es perfecto, y menos el presidente de un país tan complejo como el nuestro, que es un Estado, pero no es una Nación.

***
La segunda versión de ‘Avatar’ es deslumbrante. Si ya James Cameron, su director, hace unos años nos dejó con la boca abierta, con ésta ya no pudimos cerrarla. Es increíble que el cine haya llegado a tan alto nivel de perfección. Los animales y los vehículos que en ella aparecen no se muestran como hechos en computador, sino como si fuesen reales. Y las actuaciones de actores y actrices con esos maquillajes que los vuelven semihumanos, es de no creer. Ignoro si tendrá cupo en la entrega del Oscar en marzo próximo. Pero a mi juicio, debería alzarse con varias estatuillas.

VER COMENTARIOS