Oasis

Escuchar este artículo

Oasis

Octubre 27, 2019 - 11:30 p. m. Por: Gonzalo Gallo

Un día una bella tacita le habló a un joven impaciente: ¡Yo no siempre he sido esta taza que sostienes ahora!

Hace tiempo sólo era un montón de barro amorfo y un alfarero se dedicó a amasarme y le dije: “No más, déjame en paz”, pero él replicó: “Aguanta un poco, aún no es tiempo”.

Después me puso en un horno. ¡Uf, qué calor! Y le dije: “¿Por qué?”. Y Me contestó: “Aguanta un poco, aún no es tiempo”.

Al fin me sacó y me puso en una repisa de enfriamiento. Luego me cepilló y me pintó. ¡Olía horrible y me ahogaba!

Detente, le grité, pero él repitió: “Aguanta un poco más, todavía no es el momento del fin”.

Entonces llegó lo peor: me metió a un horno más caliente. Creí que me sofocaría. Él sólo dijo: “Aguanta más, todavía falta algo”.

Me iba a rendir pero me sacó y me refresqué. Él me dijo: “Mírate al espejo”. No podía creerlo, lo que vi era hermoso. Y agregó:

“Te dolió todo el proceso pero te dio dureza y belleza. Ahora eres una linda taza porque supiste aguantar y tener paciencia”.

Sigue en Instagram @Gonzalogallog

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS