Oasis

Oasis

Abril 19, 2019 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

En los tiempos de Jeshua los caminos eran polvorientos, los andantes usaban sandalias y sus pies quedaban mugrientos.

Por eso el gesto de lavar los pies a sus discípulos muestra su amor, su sensibilidad y su atrayente humildad.

Es el Maestro y asume la postura de siervo, de servidor y nos interpela a todos con estas palabras: “Aprendan de mí que no vine a ser servido, sino a servir”.

En la Última Cena él expresa claramente que el único mandamiento que hay que cumplir es el del amor.

Dios no quiere nada más y todo lo que agregan los credos es humano y no tienes que hacerlo, basta que ames y te ames.

Eso sí, el amor pide respeto, comprensión, tolerancia, perdón, compromiso, aceptación, generosidad, consciencia y coherencia.

Querer es fácil, pero amar es un arte exigente con muchos aprendices y pocos artistas. Por amor se llega a dar la vida como lo hizo Jeshua.

Si decides ser más espiritual llegarás a ser amor y a lograr que los demás te vean como un ángel encarnado.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
Columnistas