Tesoros del 2018

Tesoros del 2018

Diciembre 26, 2018 - 11:45 p.m. Por: Gerardo Quintero

Por primera vez en la historia de Colombia se realizó una encuesta nacional para conocer y entender los hábitos de lecturabilidad. Más de cien mil personas fueron entrevistadas en el 2017 y algunos de los resultados, aunque no sorprenden, sirven de base para continuar en la lucha por lograr que los colombianos lean más. El promedio nacional de libros leídos por año es de 2,7, muy bajo comparado con otros países de la región. Y si tenemos en cuenta que una de las claves para que los más cercanos a nosotros lean es a través del ejemplo, pues esto será muy difícil si este hermoso hábito no nos acompaña.

Como cada año, les comparto en esta temporada de vacaciones mis tesoros literarios del 2018. Como toda selección, en algunos casos es caprichosa, en otros intuitiva o recomendada y en varios más, apasionada. Feliz año para mis lectores y recuerden lo que decía Franz Kafka, “un libro debe ser el hacha que rompa el mar helado que hay dentro de nosotros”.

Entre los novelistas colombianos este año recojo a la caleña Pilar Quintana con ‘La Perra’, una historia emocionante que transcurre en el Pacífico y parece rendirle un homenaje a Horacio Quiroga, el gran cuentista argentino de la selva. ‘El cielo a tiros’, de Jorge Franco, la trilogía completa con ‘Rosario Tijeras’ y ‘El mundo de afuera’. Para entender mejor este país, la lectura obligada es ‘Historia mínima de Colombia’, un libro necesario y reflexivo de Jorge Orlando Melo. Recomiendo también ‘Adiós a la guerra’, de Patricia Lara, sencillo de leer y nos hace un recorrido por la conflictiva historia del país. En la misma línea, cuatro lecturas más intimistas, pero que abordan el mismo fenómeno: ‘Historia de Colombia y sus oligarquías’, de Antonio Caballero; ‘El país que me tocó’, de Enrique Santos; ‘Historia (privada) de la violencia’, de Otty Patiño; y ‘No hubo fiesta’, de Alonso Salazar. Bien escritas y con miradas muy personales, pero interesantes. Al de Patiño le suma mérito haber entrevistado a los hijos y nietos de quienes fueron protagonistas de la violencia política de los años cincuenta y sesenta. ‘Las guerras de Tuluá’, de Gustavo Álvarez Gardeazábal, e ‘Insulto’, de Juan Álvarez, aunque con diferentes métodos de investigación y de escritura, son de las buenas lecturas que dejó el año. ‘Los beatos mueren a las cinco’, de Víctor Diusabá, es una novela histórica, con la guerra civil española de marco. Meritoria investigación para entender cómo ese conflicto nos terminó tocando y derivando en posteriores violencias similares a las de la Madre Patria. La novela está representada en ‘Hábitos nocturnos’, de Alfonso Carvajal y ‘Los divinos’, de Laura Restrepo.

Si quiere reflexionar más sobre el futuro, le propongo leer al pensador Yuval Noah Harari, el mismo de ‘Homo Deus’ y ‘De animales a dioses’, que sorprende con 21 lecciones para el Siglo XXI. Cuando todos creíamos en el triunfo de la globalización y el relato liberal democrático sobre el fascismo y el comunismo, llegamos al momento de Trump. Y a propósito de tragedias, no se pierda ‘Fuego y furia’, de Michel Wolfe; ‘El show de Trump’, de Mark Singler; y ‘Miedo, Trump en la Casa Blanca’, del periodista Bob Woodward. Pero si su deseo es escapar con la lectura, le sugiero ‘Toda la verdad’, de Karen Cleveland, y ‘El Presidente ha desaparecido’, de James Patterson y Bill Clinton. ¡Que lo disfrute y el 2019 esté lleno de buenas letras!

Sigue en Twitter @Gerardoquinte

VER COMENTARIOS
Columnistas