¿Mucho pedir?

Escuchar este artículo

¿Mucho pedir?

Diciembre 29, 2019 - 06:50 a. m. Por: Francisco José Lloreda Mera

El balance de 2019 se los quedo debiendo. Además, lo que pasó, pasó, con lo bueno y lo malo, y no hay cómo cambiar el pasado ni desvivir lo vivido. Quedan los recuerdos que con el tiempo son cada día mayores y las lecciones que suelen ser flor de un día. Prefiero centrarme en el año que inicia, sobre el cual tenemos algo de incidencia, y preguntarnos si será mucho pedir, ayudar todos, de verdad, a que ese futuro sea bueno para Colombia.

¿Será mucho pedir regresarle a la política su dignidad y vocación de servicio? Muchos de quienes ostentan una posición de liderazgo, solo piensan en sus intereses personales o los de sus allegados y no en los del país, con los que trapean. Bajo tierra va quedando su ejercicio honesto, basado en principios y en ideas, independiente de cuáles sean. De ahí el asco que genera la política, dejando el camino libre a quienes esquilman al Estado.

¿Será mucho pedir la aplicación de la ley, en un país que dice ser un Estado de Derecho? Todo el mundo hace lo que le viene en gana y nada pasa. Por hacer valer los derechos nos olvidamos de los deberes. Se confunde el orden con la represión, la autoridad con el autoritarismo, y con ese discurso maniqueo se cae lentamente en la anarquía, manjar de quienes tienen por estrategia que el país se desbarate y valorizar así su demagogia.

¿Será mucho pedir dejar de dividir al país entre los que quieren y los que no quieren la paz? Todos la queremos, cosa distinta es que varíen las opiniones de cómo alcanzarla. El menor cuestionamiento a lo acordado en La Habana sitúa a quien lo hace en hereje. La paz se ha ido logrando poco a poco, a retazos; así fue con el M-19 y con otros grupos, ahora con las Farc. Se ha avanzado en ese objetivo, pero falta mucho, esa es la verdad.

¿Será mucho pedir hacerle la vida un poco más fácil a quienes quieren hacer empresa? Ser empresario, urbano o rural, grande o pequeño, se ha convertido en tarea de titanes. Pareciera que todo confabulara en su contra: la carga fiscal -aunque ha disminuido-, el costo de los servicios, y la regulación laboral, que ha terminado por desincentivar el trabajo formal. Sin iniciativa privada no hay crecimiento y desarrollo, tampoco equidad.

¿Será mucho pedir que los medios de comunicación informen con responsabilidad? La libertad de expresión es esencial a una democracia liberal y de ahí la libertad de prensa. Y el rol de los medios es cada día más importante en la sociedad. Pero seamos sinceros, no todos los medios, tradicionales o no, sopesan el efecto de lo que publican y de cómo lo hacen, y hablar de auto-regulación o ética periodística está prohibido, es un anatema.

¿Será mucho pedir trabajar por el planeta con realismo y menos show mediático? Negar el cambio climático es tan absurdo como creer que es posible mejorar la calidad de vida de la gente sin generar ningún impacto. Bienvenidas las fuentes de energía renovables, una economía menos dilapidadora y estilos de vida más sostenibles. Pero con los pies en la tierra. Discusiones serias y con base científica; menos mesianismo y politiquería.

¿Será mucho pedir, para finalizar, que nos quejemos menos y valoremos más lo poco o mucho que tenemos? Siempre habrá razones para justificar un descontento y todo es susceptible de mejora. Pero muchos deambulan por la vida criticando todo, con hiel en los huesos, pontificando desde su micro esquina existencial, creyéndose dueños de la verdad; de una verdad que en ocasiones es el reflejo de desventuras, envidias y fracasos. ¿Qué tal si iniciamos el año con una actitud más positiva y pensando en el bien del país?

Sigue en Twitter @FcoLloreda

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS