¿Distraídos?

Escuchar este artículo

¿Distraídos?

Junio 12, 2020 - 11:50 p. m. Por: Fernando Cepeda Ulloa

Sería conveniente que algún centro de investigaciones en el mundo tratara de establecer cuándo fue la primera vez que -en cada país- los medios de comunicación informaron sobre la existencia del coronavirus y sobre su peligrosísima potencialidad. Es bien claro que gobiernos más sofisticados habrían podido obtener esa información mucho antes, porque cuentan con embajadas y oficinas especializadas muy bien dotadas.

El tema me viene rondando en la cabeza porque me he preguntado cómo fue que en Estados Unidos el proceso de destitución contra el presidente Donald Trump de alguna manera coexistió con la explosión de esta epidemia que luego adquirió el carácter de pandemia en los primeros días del mes de marzo. ¿Acaso la dirigencia política y la ciudadanía estaban distraídas con el proceso político-jurídico de destitución de un presidente? (21 de enero a 5 de febrero). No tengo las herramientas para aproximar de alguna manera más rigurosa el tema, pero guardo algunos periódicos y en este confinamiento resolví esculcarlos.

Así encontré el The New York Times del 26 de enero de 2020. Al revisarla encontré que el tema de los mercados públicos chinos y su vinculación con la generación de diferentes virus era grande (p.1ª. y p.13). Y también encontré que la página 12 se había dedicado al tema del coronavirus y a la manera como éste se estaba expandiendo por todo el mundo, a raíz de la dispersión turística ocasionada por el Año Lunar Chino.

La misma crónica, anotaba que funcionarios chinos habían anunciado el día anterior que 1200 médicos serían enviados a Wuhan y que se establecerían 10.000 camas en 24 hospitales locales para tratar casos confirmados o sospechosos. Así mismo, que la ciudadanía había denunciado la indiferencia de autoridades locales, provinciales y aún nacionales.

Igualmente se dice que la Embajada de Estados Unidos había anunciado el día anterior que todos los empleados americanos en su Consulado en Wuhan habían recibido la orden de abandonar, que se estaba organizando un vuelo charter para evacuar tanto a personal diplomático como a ciudadanos. Esta crónica fue elaborada por más de diez periodistas y está ilustrada con tres fotografías muy reveladoras sobre la crisis. En una densa columna firmada por Max Fisher se refiere que hay una gran debilidad en el puro corazón del sistema chino que explica la demora aparente en virtud de la cual no se dieron las advertencias tempranas o no se coordinó suficientemente para ver el significado del problema. Comenta que algunos pueden ver un intento de encubrimiento y habla de un autoritarismo fragmentado, que resulta desastroso cuando se trata de asuntos de salud o del medio ambiente.
La preocupación es apenas obvia ahora cuando surgen nuevas inquietudes que el Financial Times de Londres recoge ayer en primera página, sobre una segunda ola de contagios y acerca del impacto que ésta y otras declaraciones del Federal Reserve tuvieron en las transacciones bursátiles. Y CNN habla del crecimiento inesperado de contagios en más de 20 Estados de la Unión Americana.

Ya no estamos distraídos. Estamos muy prevenidos en el entendimiento de que hay que hacer el máximo para proteger la salud y que es necesario minimizar los daños que se le pueden causar al sistema productivo.

El confinamiento es cada día más difícil especialmente en los países que han esperado con ansiedad el verano.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS