¡No más!

Escuchar este artículo

¡No más!

Mayo 07, 2021 - 11:45 p. m. Por: Eduardo José Victoria Ruiz

No más ambulancias destruidas, ni más bebés muertos porque el bloqueo impidió el acceso de su madre a servicios médicos para atender el ansiado parto.

¡No más obstáculos para que el oxígeno pueda llegar a solucionar la crisis de tantos enfermos en los hospitales víctimas del Covid y devolverles la ilusión de vivir!

¡No más terror en las calles , no más pánico en los vecindarios tranquilos. No mas ráfagas de metralla ni que la noche antes plácidas se sigan amargando con disparos, sirenas y llamadas de angustia!

¡No más desabastecimiento de productos básicos, que empobrece al campesino productor, al transportador, al comerciante y llena de incertidumbre los hogares, racionando o careciendo de lo mas elemental!

¡No más ataques al sistema de transporte masivo, fuente de orgullo en muchas ciudades del mundo!

¡No más segregación hacia los indígenas por serlo, ni hacia quienes piensen diferente. Es hora de crecer en medio de las diferencias!

¡No más miradas al pasado, ni tener más como referentes de nuestra situación a los expresidentes de Colombia. Somos los únicos responsables de construir nuestro propio futuro!

¡No más apoyo a gobernantes corruptos ni a candidatos que sabemos que su agenda es enriquecerse. Cada peso adquirido ilícitamente afecta el presupuesto social, deteriora los valores y hace perder la fe en el sistema!

No más arrogancia para el diálogo y la negociación. A ponernos en la piel de nuestro contradictor, a comprender sus expectativas generacionales, a construir con argumentos pero de manera conjunta un nuevo norte, con más justicia social, más posibilidades de acceso a la educación pública universal y no retroceder en los acuerdos para lograr la paz. No se puede acelerar si seguimos hundiendo el freno.

No más ideologización de los derechos humanos. Estos son de todos y no solo de una orientación política. A respetar los derechos del ciudadano de a pie, del tendero lacerado por las revueltas, del hotelero a quien no le perdonaron que en medio de la crisis de 14 meses de hotel desocupado por el covid, le hubiera aceptado servicio de hospedaje a la Fuerza Pública; a entender que los soldados y policías también tienen piel, sentimientos y emociones, son humanos y como tal tienen derechos pero que también tienen el deber de comprender que los manifestantes son seres humanos y como tal, debe darse racionalidad en la confrontación.

No mas dilaciones. Hay sectores como el avícola y porcícola que están a horas de quebrar y con ellos sus proveedores y trabajadores. Todos debemos actuar en un consenso que permita reconstruir patria y tranquilidad. ¡Al odio, no más!

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS