Escuchar este artículo

“Trumpada” de Ospina

Noviembre 12, 2020 - 11:55 p. m. Por: Diego Martínez Lloreda

En días pasados, un grupo de 1800 ciudadanos de Cali le hizo llegar al alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, una comunicación en la que le planteaban una serie de inquietudes relacionadas con la realización de la Feria de Cali y del alumbrado navideño.

No era una carta agresiva ni pendenciera. Al contrario, cada uno de los términos usados por los firmantes eran mesurados y respetuosos hacia la dignidad del mandatario local.

“Respetuosamente le sugerimos que los recursos que se dedicarían a la feria virtual y al alumbrado móvil, se utilicen para cimentar una alianza pública privada destinada a una agenda para la conexión de estudiantes de bajos recursos al servicio de internet”, manifiesta la comunicación en uno de sus apartes.

Pero quién dijo miedo. Al recibir la carta, con la infinita arrogancia que lo caracteriza, en lugar de responderla, en los términos que considerara pertinentes, se dedicó a descalificarla a través de Twitter.

El viernes en la noche, el Alcalde puso en su cuenta el siguiente mensaje. “Después de recibir la carta en la que mil ciudadanos me señalan de no realizar la Feria Virtual, decidí llamar a algunos de ellos y escuchar sus opiniones, me dicen que ellos no la han firmado y no saben por qué están allí sus nombres”.

En otro trino, Ospina dijo que esos nombres habían sido sacados de la base de datos de un partido, sin especificar de cual, y se atrevió a preguntarse si quienes firman la carta “¿quieren hacer política al estilo Trump?”

Precisamente el error de Ospina radica en considerar esa carta como un hecho político, cuando simplemente es el producto de una legítima inquietud ciudadana.

Tan legítima que en un sondeo realizado por El País, en su página web, en el que participaron un poco más de 5000 ciudadanos, el 87% (4337 personas) votó en contra de la realización de estos eventos, los cuales tienen una inversión aproximada de $22.000 millones.

Volviendo a la carta, hasta el momento, ninguno de los firmantes que presuntamente hablaron con Ospina han corroborado esa versión. Es más, si el Alcalde quería quitarle credibilidad a la carta lo que debió hacer fue identificar con nombre y apellido a las personas con las que presuntamente habló, en lugar de referirse a “algunos de ellos”.

Me parece que con esta salida el Alcalde demuestra, una vez más, una actitud despótica hacia la ciudadanía y un desinterés total por la opinión de sus gobernados.

No me extrañaría que el Alcalde salga a decir que el sondeo también se lo inventó El País. Por fortuna el periódico tiene el registro de cada uno de los votantes.

Esta versión de Ospina difiere mucho de la primera administración en la que el hombre era mucho más receptivo a los comentarios y sugerencias de la gente. Ahora parece que solo escucha a la rosca que lo rodea.
De todas formas no sobra dejarle un consejito al Alcalde: a la gente hay que oirla y respetarla.

Por supuesto, no tiene ninguna obligación de acatar las recomendaciones de nadie. Pero lo menos que puede hacer es escucharlas. Y ojalá responderlas.

En lugar de irse por las ramas de una forma tan grosera y agresiva. Con esa actitud el que actuó a lo Trump fue usted, Alcalde.

Sigue en Twitter @dimartillo

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS