El pais
SUSCRÍBETE
Marcos Peckel

Columnistas

Colombia e Israel: relación de hondo calado

Israel es líder mundial en varios de los temas de la agenda del presidente Petro, como lo son agua, agricultura sostenible, energía renovable, cambio climático y medio ambiente.

27 de marzo de 2024 Por: Marcos Peckel

El día de ayer el presidente Gustavo Petro, en su cuenta de Twitter, amenazó con romper las relaciones diplomáticas con Israel si este “no cumple la resolución de Naciones Unidas de cese al fuego”. El trino fue respondido por Israel Katz, canciller de Israel acusando al primer mandatario de “apoyar a Hamás”. Desde la masacre del pasado 7 de octubre, el presidente Petro ha trinado docenas de veces sobre el conflicto en Gaza, a la vez que ha anunciado acciones diplomáticas contra Israel por el mismo medio. De igual manera, ha recibido reproches por algunas posturas, también por Twitter, de las cancillerías de Estados Unidos, Alemania e Israel. Estamos en la era de la diplomacia por Twitter que es todo menos eso.

Desde que fueron establecidas las relaciones diplomáticas a finales de los años 50 del siglo pasado, Israel y Colombia mantienen vínculos de hondo calado en numerosas áreas. Israel ha sido el principal socio comercial y político de Colombia en el medio oriente.

Colombia fue uno de los pocos países que le vendió armas a Israel al poco tiempo de su independencia. Nuestro país, con el batallón Colombia 3, hace parte de la Fuerza Multinacional de Observadores que se estableció en el Sinaí en 1982 tras la firma de los acuerdos de paz entre Israel y Egipto. La intensa cooperación militar y en inteligencia entre Israel a Colombia, actualmente en veremos por declaraciones, en ese sentido, del presidente Petro, a la que se agrega Estados Unidos, se ha extendido a la lucha contra el terrorismo, el crimen organizado y el cibercrimen.

Israel y Colombia firmaron en 2013 un acuerdo de libre comercio –TLC- de última generación, el cual entró en vigor en 2020 e incluye además de productos libres de arancel, facilidades de inversión y ‘joint ventures’. Colombia se ha beneficiado de inversión extranjera directa del Estado Judío en numerosos proyectos.

Israel es líder mundial en varios de los temas de la agenda del presidente Petro, como lo son agua, agricultura sostenible, energía renovable, cambio climático y medio ambiente. La ministra de vivienda de Colombia, Catalina Velasco, en su visita a Israel el año anterior, tuvo la oportunidad de conocer la planta de desalineación de Sorek, la más grande del mundo la cual usa tecnología que podría aplicarse en Colombia en regiones con escasez de agua. Precisamente, hace unos días la embajada de Israel en Colombia en uno de los varios proyectos de cooperación, inauguraba pequeñas plantas para generación de agua potable en la Guajira, una con tecnología de desalinización, otra de purificación, para comunidades que adolecen del precioso líquido.

Miles de colombianos se han beneficiado de becas de estudio en Israel en los más diversos tópicos, mientras que el amplio intercambio cultural incluye la presencia de Israel en festivales de cine, teatro y música en nuestro país, a la vez que cantantes de la talla de Juanes, Carlos Vives, J. Balvin y Maluma han actuado con gran éxito en Israel.

Los dos países mantienen además un extenso intercambio turístico de fronteras abiertas, sin necesidad de visa. Decenas de miles de peregrinos católicos y cristianos colombianos viajan cada año a Israel, al igual que académicos y estudiantes, mientras que nuestro país recibe miles de visitantes del Estado Judío, lo que ha profundizado las relaciones entre ambos pueblos.

Dos democracias dinámicas, Israel y Colombia, miembros de la Ocde, el club de ‘buenas prácticas’, han construido una relación diplomática basada en intereses diversos que debe trascender los vaivenes de la crisis actual y ser preservada a toda costa.

AHORA EN Columnistas

Columnistas

Oasis

Columnistas

Oasis