A remar en la misma dirección

A remar en la misma dirección

Marzo 24, 2019 - 11:55 p.m. Por: Claudia Blum

Asistí en días pasados a una reunión convocada por los congresistas vallecaucanos de diferentes corrientes políticas Gabriel Velasco, Catalina Ortiz, Christian Garcés y Juan Fernando Reyes Kuri, que están en la tarea de liderar acercamientos con miras a que el bloque de parlamentarios siga impulsando una agenda coordinada entre los sectores público y privado a fin de llegar al Congreso y al Ejecutivo con propuestas viables y de alto impacto para el Valle, Cauca y Nariño. Trabajo que se ha venido complementado con ProPacífico que formalizó su respaldo técnico para asegurar la materialización de proyectos esenciales.

El futuro de la región y el aprovechamiento de sus potencialidades requieren un trabajo mancomunado entre los sectores público y privado. En el Plan Nacional de Desarrollo (PND) nos han asignado 42,9 billones de pesos para el cuatrienio, que representan 2,6 millones per cápita cifra muy inferior a los 3,6 que recibe Bogotá o a los 3,5 de Antioquia.

La vocación de Cali debería ser la de convertirse en un gran centro de servicios e innovación. Procedimientos médicos de alta complejidad, desarrollos de software y biotecnológicos tanto humanos como aplicados a la producción agrícola, requieren investigación y docencia de primer nivel al igual que talento que debe atraerse, desarrollarse y retenerse para lo que se requiere una ciudad amable, segura y con eficiente movilidad.

Sabemos del alto porcentaje de personas que trabajan en Cali y viven en Jamundí, Yumbo o Palmira por lo que el proyecto del tren de cercanías sería parte de la solución como también lo sería mejorar las entradas y salidas de la ciudad.

Asunto central son los programas incluidos en el PND relacionados con la seguridad para bajar las alarmantes cifras de criminalidad y violencia de nuestra ciudad. Así como la mejora en la prestación de servicios de salud y educación que deben ir encaminados hacia la población más vulnerable.

Para que el Valle gane competitividad como centro de producción agroindustrial es importante la concesión de la Nueva Malla Vial, red que permite la movilidad dentro del departamento. Así mismo para lograr un crecimiento equilibrado de la economía en las zonas rurales cobran importancia las vías terciarias, motor de la vida del campo, que conectan los centros de producción rural con los de acopio citadinos y estimulan avances en otros programas sociales.

Es esencial la conexión con el Puerto. Buenaventura mueve la mayor cantidad de carga del país sumando productos agrícolas, industriales y bienes de capital. Además de la infraestructura vial, es prioritaria la agenda social, de seguridad y servicios públicos que requiere el Puerto para mejorar su competitividad y potenciar su aporte al desarrollo regional y nacional.

Como complemento de estas propuestas está la ampliación del aeropuerto Bonilla Aragón y la modernización del Tobar López de Buenaventura.

En el PND, se han incluido 63 proyectos regionales que nos ayudarían a disminuir la distancia entre lo que reciben otras regiones por habitante y el Valle. Si la bancada en bloque sigue trabajando en la misma dirección hay esperanzas para que el Valle reciba significativos recursos de inversión en este Gobierno. Lo destacable de esta gestión es reconocer que por encima de ideologías y partidos hay voluntad para promover acciones de manera conjunta y ordenada por el desarrollo sostenible de nuestra comarca.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
Columnistas