Soluciones serias

Octubre 24, 2021 - 11:35 p. m. 2021-10-24 Por: Alejandro Éder

Cali registra el mayor desempleo entre las principales ciudades del país, con una tasa según el Dane de 17,6%. Esto significa que hay 255 mil conciudadanos sin trabajo. Si bien esta es una cifra menor a los 340 mil desempleados alcanzados durante el paro de abril y mayo, sigue siendo una situación de mucho sufrimiento y por lo visto a nadie le interesa plantear soluciones serias e inmediatas para resolverla.

La destrucción de empleos durante el 2020 y 2021 se debe al doble golpe de la pandemia y de los bloqueos. Hay miles de empresas en nuestra ciudad -miles- que eran perfectamente saludables y que quebraron o están por hacerlo debido a esta razón. Según la Cámara de Comercio de Cali, de 91,600 empresas registradas en 2020, no se renovaron el 6,4% en lo corrido de 2021, es decir, casi 6 mil. Claramente eso no significa que todas quebraron, pero póngale la firma que un número importante sí. En el Valle del Cauca hoy hay 500 empresas en proceso de insolvencia con 10 mil empleos en riesgo. Y nadie vela por ninguna de ellas adecuadamente.

Para resolver esta hecatombe socioeconómica es primordial entender el detalle. La gran mayoría de las empresas en Colombia son Mipymes, casi el 99%, y el 91% son microempresas. Entre unas y otras generan el 80% del empleo formal. En ese contexto, no hemos visto propuestas alineadas a esa realidad para apoyarlas y recuperar los miles de empleos destruidos y proteger miles más en riesgo. Desde lo nacional, hay un Programa de Apoyo al Empleo Formal -Paef- muy bien intencionado, pero al que solo califican el 9% de las empresas formales, el 50% de las cuales son grandes empresas. Desde lo local y regional, los gobernantes gastan la plata en capacitaciones para pequeños empresarios o en emprendimientos de subsistencia que no generan desarrollo, ni pagan nóminas, ni pagan los impuestos que necesitamos para sacar al país adelante. Con esto no quiero decir que no hay que apoyar a los más vulnerables, pero sí que con sólo esas apuestas no será suficiente para superar la crisis.

Necesitamos soluciones audaces que aprovechen las ventajas que tenemos como sociedad capitalista de libre mercado. Lo primero es hacer una rápida evaluación de las 6 mil empresas ya mencionadas.
Necesitamos entenderlas y resolver cuáles pueden ser revividas si ya quebraron y cuáles proteger si están por hacerlo. La forma de ayudarlas no es más capacitaciones, es con liquidez. Ya sea entregándoles plata directamente o fortaleciendo los fondos de garantías para que tengan acceso a créditos. También enganchando las Mipymes en las cadenas de valor nacionales para que el empleo y la plata se queden aquí. Segundo, en el tema impositivo urgen tarifas diferenciales para Mipymes en el tema sancionatorio como en el impuesto de renta. De lo contrario, vamos a acabar con las principales generadoras de empleo formal y de riqueza del país.

En el caso de Cali, la ciudad está destruida, señalada y achicada ante lo ojos de la nación. Las cicatrices de los bloqueos siguen visibles por todo lado: el desorden, la inseguridad hacen de Cali una ciudad que la gente evita. A pesar de esto, seguimos siendo una ciudad-región de primer nivel. Un termómetro de esto es la ocupación hotelera. Antes del covid era del 65%; durante los bloqueos bajamos al 14%; hoy está en el 49%. Si la Alcaldía hiciera un esfuerzo mínimo por organizar la ciudad, recuperar la seguridad y apoyar a la iniciativa privada para que pueda actuar, estaríamos mucho mejor.

Lastimosamente, parece incapaz de poner de su parte para aliviar tanto dolor.
Sigue en Twitter @alejoeder

VER COMENTARIOS