Los socialistas intentarán gobernar en solitario en España

Los socialistas intentarán gobernar en solitario en España

Abril 29, 2019 - 11:05 p.m. Por:
Agencia EFE
Socialistas  intentarán gobernar en solitario

El presidente del Gobierno y secretario general del Psoe, Pedro Sánchez, junto a la presidenta del partido, Cristina Narbona (i), y la vicesecretaria general, Adriana Lastra (d), durante la reunión de ayer.

Agencia EFE

Los socialistas españoles, vencedores de las elecciones legislativas del domingo, anunciaron este lunes que intentarán gobernar en solitario a través de pactos puntuales, mientras los demás partidos perfilan su nueva estrategia.

Dirigentes y partidos políticos continuaron el análisis de los resultados de los comicios en los que resultó vencedor el Partido Socialista (Psoe) del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, aunque sin una mayoría clara.

Otros resultados destacables fueron que el Partido Popular (PP, conservador), hasta ahora la formación más numerosa en las dos cámaras del Parlamento, registró los peores resultados de su historia, mientras que la formación ultraderechista Vox entró en el Congreso con 24 diputados.

Lea también: El PSOE de Pedro Sánchez gana elecciones en España, tras el 92 % de escrutinios

La vicepresidenta en funciones del Gobierno, Carmen Calvo, afirmó que su formación apuesta por gobernar en solitario, sin una coalición, gracias a la estabilidad que le dan los 123 diputados en el Congreso (sobre un total de 350).

“Hay respaldo más que suficiente para ser el timón de este barco”, afirmó Calvo, quien recalcó el objetivo del PSOE de “hablar con todo el mundo” para “intentar que la cultura de colaborar se abra paso en la política española”.

En la misma línea insistió el ‘número dos’ del Psoe, el ministro de Fomento José Luis Ábalos, quien dijo que buscan “un proyecto autónomo” sin necesariamente una coalición, aunque sin dejar de reconocer su voluntad de negociar “con todos los grupos” porque “hay que buscar acuerdos”.

Además, Ábalos descartó que vayan a buscar el respaldo del partido independentista catalán de izquierda ERC, que logró una clara subida en el Congreso de nueve a quince diputados.

Para lograr una mayoría absoluta en el Parlamento, los socialistas necesitarían el apoyo de la coalición izquierdista Unidas Podemos (UP) y de varios pequeños partidos más.

Las matemáticas dicen que la suma del Psoe y el liberal Ciudadanos (C’s, que logró 57 diputados) conseguiría una mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados.

Esa idea la apoyó Antonio Garamendi, presidente de la principal asociación empresarial española (Ceoe), quien se manifestó a favor de un Gobierno “moderado” y que trabaje “dentro de la estabilidad y seriedad presupuestaria”.

La alianza Psoe-C’s es una idea que atrae muchas simpatías a nivel internacional, al ser las dos fuerzas más próximas al centro político y muy europeístas, pero sus bases y líderes no parecen nada proclives.

Desde Ciudadanos se insistió ayer, a través de su ‘número dos’, José Manuel Villegas, y su portavoz, Inés Arrimadas, en que no negociarán con los socialistas para devolver a Sánchez a la jefatura del Gobierno.

Sí matizaron que tratarán con el partido mayoritario los grandes temas de Estado para alcanzar acuerdos puntuales.

“España se merece que haya diálogo para intentar llegar a acuerdos nacionales”, afirmó Villegas en declaraciones radiofónicas en las que no dejó de reconocer que cree que el Psoe preferirá tener como socio preferente a Unidas Podemos (UP).

Y desde UP, su líder, Pablo Iglesias, pidió el domingo claramente un Gobierno de coalición con los socialistas, idea que respaldó ayer la rama catalana de esa formación, que argumentó que los tiempos de ejecutivos de partido único “ya se han superado” en el país ibérico.

En cambio, el PP pareció mantenerse ayer al margen. La formación conservadora, que hasta junio del año pasado controlaba el Gobierno español, sufrió un durísimo revés, lo que ha puesto en la cuerda floja el liderazgo de su presidente, Pablo Casado.

En efecto, el PP vio recortado su número de diputados a menos de la mitad respecto a la anterior legislatura, con 66 diputados y 56 senadores (antes tenía 127 y 130, respectivamente).

El secretario general de los populares, Teodoro García Egea, aseguró ayer que, tras los resultados de los comicios, “a partir de ayer, durante cuatro años, el líder de la oposición se llama Pablo Casado”, por lo que garantizó su continuidad, pese a la debacle electoral.

García Egea salía al paso de varias hipótesis sobre la posible dimisión de Casado, que sería reemplazado por el presidente regional de Galicia , Alberto Núñez Feijoó, quien sonó ya hace diez meses como el sustituto natural del expresidente del Gobierno español y del Partido Popular Mariano Rajoy al frente de la formación conservadora tras la moción de censura que aupó al poder a Sánchez.

Entonces, el líder del PP gallego declinó la oferta, pero ahora su nombre se vuelve a situar en primera línea, sobre todo teniendo en cuenta la proximidad de las elecciones locales, regionales y europeas, que se celebrarán el próximo 26 de mayo.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad