Escuchar este artículo

Francia, bajo toque de queda por aumento de casos de covid-19

Octubre 16, 2020 - 08:30 p. m. Por:
AFP
Francia covid-19

La gente se reúne alrededor de un camión de comida callejera en Marsella, sureste de Francia, unos minutos antes del inicio del toque de queda.

AFP

Un toque de queda se impondrá desde la medianoche de este viernes en París y otras ciudades francesas, en una medida de las que continúan multiplicándose en Europa para detener la expansión descontrolada del covid-19, que ya ha contagiado a más de ocho millones de personas en Estados Unidos.

En Francia, que sumó en las últimas 24 horas 30.000 nuevos contagios y 88 muertes, la actividad se paralizará en algunas urbes desde el sábado entre las 21H00 y las 06H00 por al menos un mes. Alrededor de 20 millones de personas en París y otras ocho ciudades, como Marsella o Lille se verán afectadas bajo pena de multas, y solo habrá excepciones con autorización.

Se trata de una medida entre varias implementadas en el continente donde, ante la suba exponencial de casos, las autoridades intentan controlar la situación y evitar un reconfinamiento generalizado. Hasta el momento, Europa cuenta más de 7 millones de infecciones y más de 247.000 muertes.

Mientras el avance del frío traslada cada vez más la vida social puertas adentro, Bélgica ordenó este viernes el cierre de cafés y restaurantes a partir del lunes durante cuatro semanas.

En tanto, en lo que representa la mayor restricción a la vida privada impuesta actualmente en Europa, Londres prohibió a sus nueve millones de habitantes reunirse con familiares y amigos en espacios cerrados a partir del sábado.

En Irlanda del Norte entrarán en vigor nuevas medidas a partir de las 18H00 del viernes, que incluyen el cierre de pubs y restaurantes por un mes.

Lea también: Estados Unidos tendría listas dos vacunas contra covid-19 para noviembre

Italia, de su lado, superó este viernes el umbral simbólico de los 10.000 nuevos casos en 24 horas, y la situación se complica en Alemania, donde un tribunal anuló la obligación de que los bares y restaurantes de Berlín cierren entre las 23H00 y las 06H00, por considerarla desproporcionada.

Signo de que la aceleración del coronavirus esta semana, solo el jueves se registraron más de 400.000 nuevos casos en el mundo, un récord según un recuento de AFP realizado el viernes en base a datos oficiales.

Surgido en China a fines de 2019, el virus sigue también frustrando eventos: este viernes se anuló el Open de golf de Australia por primera vez en 75 años, y se suspendió igualmente una cumbre europea en Berlín sobre China prevista en noviembre.

EEUU, en la tercera ola

El virus tampoco se detiene al otro lado del Atlántico, donde Estados Unidos -de lejos el país más afectado en números absolutos- superó este viernes los ocho millones de contagios, con más de 217.000 muertos, según el conteo de la Universidad Johns Hopkins.

En la recta final de la campaña hacia las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, y dos semanas después del anuncio del contagio del presidente Donald Trump, la candidata demócrata a la vicepresidencia, Kamala Harris, suspendió sus desplazamientos hasta el domingo tras detectarse casos de covid-19 en su entorno.

Estados Unidos atraviesa actualmente una tercera ola de infecciones, después de una primera en abril, cuando el virus golpeó con fuerza Nueva York y el noreste del país, y una segunda en julio, centrada esta vez en el sur y el oeste.

Ahora, tras un declive en el verano boreal y hasta septiembre, el repunte es claro: el jueves, la cantidad de nuevos casos superó los 60.000 y varios estados registraron récords.

Además, la crisis sanitaria ha golpeado con fuerza a la primera economía mundial, cuyo déficit fiscal alcanzó en 2020 el rojo más alto en la historia del país, al superar los 3 billones de dólares, informó el Departamento del Tesoro estadounidense.

Sin embargo, el presidente Trump se mostró el jueves dispuesto a desbloquear 1,8 billones de dólares para impulsar la economía antes de las elecciones, algo que ha demostrado ser popular ante el incremento del desempleo.

Esperanza por las vacunas

En todo el mundo, la pandemia ya deja 1,1 millones de muertos y más de 39 millones de contagios, entre los que 26,9 millones se han curado.

En la carrera por una solución capaz de ponerle fin, dos empresas estadounidenses esperan solicitar la aprobación de emergencia para sus vacunas contra el covid-19 a fines de noviembre.

Pfizer indicó el viernes que espera dar un paso adelante en cuanto tenga datos sobre la seguridad de su vacuna en la tercera semana de noviembre. Así, se sumó a la firma de biotecnología Moderna de Massachusetts, que apunta a solicitar su autorización el 25 de noviembre.

Y mientras los ensayos avanzan, el redemsivir, medicamento que formó parte del cóctel experimental suministrado a Trump tras haber contraído el coronavirus, resulta finalmente ser poco efectivo para evitar la muerte, señaló un estudio respaldado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En tanto, en América Latina y el Caribe, la región más enlutada del mundo con más de 376.000 decesos y de 10,3 millones de contagios, Perú comenzó a abrir museos y sitios arqueológicos.

Este país de 33 millones de habitantes tiene la mayor tasa de mortalidad proporcionalmente a su población (1.018 decesos por cada 100.000 habitantes).

Costa Rica anunció por su parte que abrirá por completo en noviembre sus fronteras aéreas, cerradas desde marzo, en busca de turistas que ayuden a reactivar su economía, indicó el ministro de Turismo, Gustavo Segura.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS