Convertido en tormenta postropical, Ian golpea a Carolina del Sur tras dejar 23 muertos en Florida

Septiembre 30, 2022 - 06:41 p. m. 2022-09-30 Por:
Agencia AFP
huracán Ian en Carolina del Sur

La lluvia del huracán Ian inunda una calle el 30 de septiembre de 2022 en Charleston, Carolina del Sur.

AFP

Convertido en tormenta postropical, el huracán Ian azotó este viernes con fuertes vientos y lluvias Carolina del Sur, en el sureste de Estados Unidos, y amenaza con provocar peligrosas crecidas de agua después de devastar partes de Florida y dejar 23 muertos en este estado.

Ian había tocado tierra como huracán de categoría 1 en la tarde cerca de Georgetown, acompañado de vientos de hasta 140 km/h, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC), con sede en Miami.

Aunque se debilitó y pasó a ser una tormenta postropical, "la amenaza de peligrosas sumersiones marinas, súbitas inundaciones y vientos violentos continúa", advirtió el NHC, que registró ahora ráfagas de hasta 110 km/h.

Lluvias y vientos azotaron Charleston, una ciudad histórica, y en las redes sociales circulaban videos de la ciudad de Myrtle Beach inundada.

El presidente Joe Biden instó a los residentes a prestar atención a los llamados de precaución de los funcionarios locales, quienes pidieron a la población no circular por las vías invadidas por el agua.

"Esta es una tormenta peligrosa que traerá fuertes vientos y mucha agua, pero lo más peligroso será el error humano. Sea inteligente, tome buenas decisiones, controle a sus seres queridos y manténgase a salvo", tuiteó el gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster.

Se espera que Ian se "debilite en la noche para disiparse sobre el oeste de Carolina del Norte o Virginia" en horas tardías del sábado, según el NHC. Mientras tanto, las alertas de tormenta siguen vigentes en regiones de Carolina del Norte.

Lea aquí: Antes y después: las impactantes imágenes que dejó el paso del huracán Ian por Florida

"Destrucción histórica" en Florida

En Florida, el balance de pérdidas humanas por Ian aún era muy preliminar. Las autoridades reportaron 21 muertes, 20 de las cuales estaban "sin confirmar" si fueron causadas directamente por el huracán.

La cadena CNN reportó hasta 42 muertes, en base a informaciones de varias autoridades locales. Contactados por la AFP, los servicios de emergencia no respondieron.

En cuanto al balance material, es "histórico" para Florida, al no tener precedentes el nivel alcanzado por la crecida de las aguas, según el gobernador de este estado, Ron DeSantis. Ian dejó calles y casas inundadas y barcos amarrados en los puertos deportivos arrojados a tierra.

El viernes, en Kissimmee, no lejos de Orlando, las autoridades cruzaron las zonas inundadas en botes para rescatar a los residentes atrapados en sus casas.

En Florida "recién estamos comenzando a ver el alcance de la destrucción", que "es probable que esté entre las peores (...) en la historia de la nación", dijo el presidente Biden durante una alocución.

"Se necesitarán meses, años, para reconstruir", lamentó.

Hasta el viernes por la mañana, alrededor de 1,6 millones de hogares permanecían sin electricidad en el estado, según el gobernador de Florida.

Terrazas

Aún así, entre árboles rotos y fachadas destrozadas, un puñado de restaurantes y bares habían reabierto en el centro de Fort Myers y Decenas de personas estaban sentadas en una terraza.

"Fue bastante terrible, pero aguantamos. El techo de nuestra casa voló, un gran árbol se derrumbó sobre nuestros autos, nuestro jardín se inundó, pero aparte de eso, todo está bien", dijo Dylan Gamber, de 23 años, agradeciendo la solidaridad que reinaba entre los vecinos.

Según estimaciones iniciales, el paso del huracán Ian podría costar a las aseguradoras hasta 47.000 millones de dólares y afectará el crecimiento de Estados Unidos, debido sobre todo a cancelaciones de vuelos y daños a la producción agrícola.

Al mismo tiempo, proseguía la búsqueda de 17 personas desaparecidas tras el naufragio el miércoles de una embarcación de migrantes cerca del archipiélago de los Cayos, en el extremo sur de Florida.

Antes de arrasar Florida, Ian azotó el martes Cuba, donde causó al menos tres muertos y provocó un apagón generalizado.

La lenta recuperación del servicio eléctrico en Cuba, donde la capacidad de generación aún era insuficiente para cubrir la demanda, mantenía el viernes la tensión social en La Habana, tras protestas callejeras nocturnas en varios puntos de la capital.

El cambio climático inducido por la actividad humana está provocando eventos meteorológicos más severos en todo el mundo, dicen los expertos.

Según un análisis preliminar de científicos estadounidenses divulgado el viernes, el calentamiento global agregó un 10% más de lluvias al huracán Ian.

"El cambio climático no causó el huracán, pero lo hizo más húmedo", dijo Michael Wehner, del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley, dependiente del Departamento de Energía de Estados Unidos, uno de los científicos involucrados en este estudio.

VER COMENTARIOS