Violencia sexual, el mal que sigue acechando a los menores del Valle

Violencia sexual, el mal que sigue acechando a los menores del Valle

Junio 05, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País Cali - Tuluá
Diana Tatiana Rodríguez Buenaventura Feminicidio

Cientos de personas salieron el martes pasado a las calles de Buenaventura para marchar por el asesinato de Diana Tatiana Rodríguez, de 11 años, cuyo cuerpo fue hallado con signos de tortura.

José Luis Guzmán / El País

En lo corrido del año, en el Valle, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, ha realizado 255 procesos de restablecimiento de derechos de niños, niñas y adolescentes víctimas de delitos sexuales en el departamento. De ese número, 147 de los casos se registraron en Cali.

Carlos Humberto Bravo, director del Icbf Regional Valle, explicó que “se identifican principalmente situaciones como abuso sexual, embarazo adolescente, maltrato, explotación sexual, trabajo infantil”.

“Desafortunadamente las niñas aún siguen siendo las principales víctimas de estos hechos de violencia. El mayor número de casos ocurre al interior del medio familiar, lo que denota que evidentemente las familias deben ser fortalecidas desde sus particularidades, buscando consolidarse en entornos protectores”, dijo Bravo.

Entre los casos recientes, está el de Diana Tatiana Rodríguez Quintero, de 11 años, cuyo cadáver fue encontrado el domingo con signos de tortura en un sector de bajamar de Buenaventura.

Jhon Edwar Quintero Urquiza, de 29 años, y tío de la menor, aceptó ayer el crimen de la niña. El implicado presuntamente les confesó a unos uniformados su autoría en este asesinato, luego de sentirse acorralado.

En medio de una inspección adelantada en la casa del hombre, a unos 150 metros de donde fue hallada la niña, le encontraron lazos (similares a los hallados en el cuerpo sin vida) fluidos, un par de zapatos con residuos de lodo pertenecientes al señalado responsable, prendas y muestras de sangre. Y según reportes de Medicina Legal, Diana Tatiana habría fallecido por asfixia mecánica, pero además habría sido víctima de acceso carnal violento.

Por estos hechos, Quintero Urquiza será procesado por los delitos de feminicidio agravado en concurso heterogéneo con acceso carnal violento con menor de 14 años.

Entre tanto, otro caso aberrante se conoció ayer en el municipio de Andalucía, cuando ante la Fiscalía fue denunciado un hombre que presuntamente habría abusado sexualmente de dos hermanitas de 7 y 11 años, respectivamente.

Lea también: 'Dos menores denuncian a su padrastro por abuso sexual en Andalucía, Valle'.

Sin embargo, el que sería el padrastro de las menores, no fue capturado por las autoridades porque no fue sorprendido en flagrancia.

El hecho se conoció en una jornada de prevención con funcionarios de la Comisaría de Familia y la Policía de Infancia y Adolescencia de esa localidad, precisamente porque los indicadores han evidenciado un aumento considerable en la denuncia por casos de abuso sexual en la zona.

Según el comisario de Familia de Andalucía, Wilfredo Salamanca, durante la actividad dos niñas rompieron en llanto y de inmediato fueron remitidas con un equipo de profesionales, quienes pudieron evidenciar que las menores eran víctimas de abuso sexual al parecer por parte del padrastro. Los resultados clínicos realizados en Medicina Legal demostraron el abuso sexual, que venía ocurriendo desde hace un año bajo amenazas de muerte.

Al respecto, la gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro, afirmó que “estamos en mora de que se apruebe la cadena perpetua, con lo que pasó en Buenaventura, con lo que pasa en estos casos de violación de los niños y niñas”.

A su vez, Luz Helena Saavedra, presidenta de la Corporación Humanizando, una organización que vela por los derechos de la infancia en la capital del Valle, antes de hablar sobre el tema, soltó una frase: Los niños no son el futuro de un país, los niños son el ahora y hay que protegerlos.

“Es un tema de corresponsabilidad, de familia, del Estado, de la sociedad, pero pareciera que no importaran los niños porque se presentan casos como los de Buenaventura. Acá hay que hablar con los niños un lenguaje claro, desde pequeños advertirlos, prevenirlos, no dejarlos solos, en condiciones de vulnerabilidad”, afirmó Saavedra.

La experta acotó que “el solo testimonio de un niño, según expertos internacionales en el tema, es valido, pero las autoridades y las normas son supremamente laxas. Acá le dicen al denunciante que hay que llevar pruebas, y en muchos casos la prueba termina siendo el cadáver de una víctima”.

Lea también: 'Alerta por violencia contra menores, tras crimen de Diana Tatiana en Buenaventura'.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad