"¡Mátelo, mátelo!": Revelan aterrador audio sobre crimen de tres jóvenes en Sucre

Agosto 25, 2022 - 01:19 p. m. 2022-08-25 Por:
Redacción de El País
Jóvenes Sucre

Los jóvenes asesinados fueron Jesús David Díaz, Carlos Alberto Ibáñez y José Carlos Arévalo en el corregimiento de Chochó, Sucre, el 25 de julio de este año.

Tomado de redes sociales

En medio de las audiencias de legalización de la imputación de cargos y medida de aseguramiento de los presuntos implicados en el crimen de tres jóvenes en Chochó, Sucre, la Fiscalía dio a conocer los audios en los que se ordena el asesinato de las víctimas.

"¡Mátelo, mátelo!... Mate a ese h... ¡Mátelo!", son algunas de las frases que se escucha decir a quien sería un uniformado de la Policía, esto en el momento en que se entera que los jóvenes fueron detenidos. 

Le puede interesar: No habrá bombardeos en el país donde haya menores de edad reclutados: MinDefensa

Aunque no se conoce con exactitud quién es el que habla, el patrullero Rafael Paz Barbosa, acusado por los delitos de homicidio agravado en concurso homogéneo y sucesivo en concurso heterogéneo, con privación ilegal de la libertad, fue quien contó la forma en que  el coronel Benjamín Núñez, presuntamente, cometió el asesinato de los jóvenes.

"Iba en el platón del carro mirando hacia el frente, en la dirección que llevaba el carro y de un momento a otro escuché un disparo y, posteriormente, como seis o siete disparos. En el momento quedé impactado, atemorizado, muy teso, primera vez en mi vida que veía algo así, recién salido de la escuela y ver todo eso", dijo el patrullero. 


En medio del interrogatorio, la Fiscalía cuestiona al patrullero y al preguntarle directamente quién disparó a los jóvenes, el uniformado es enfático en que fue el coronel que acompañaba a la patrulla.

"El muchacho que habían cogido estaba ahí tirado y a él le dispara primero, pienso que le hizo un solo tiro", mencionó.

"¿A qué distancia?", le preguntaron.

“Está así —el patrullero extiende un poco su brazo— a esta distancia, digamos que a quemarropa y lo hizo con su arma. Él se la enfundó aquí —y señala el cinturón—. Yo digo que fue con el arma de la Policía de dotación y les disparó a todos tres”, respondió.

¿Qué pasó ese día?

De acuerdo con el relato de la Fiscalía, Jesús David Díaz, Carlos Alberto Ibáñez, y José Carlos Arévalo, siendo las 5:15 de la tarde del 25 de julio de 2022, se encontraban junto con otros jóvenes viendo y practicando acrobacias en motocicletas en la vía las Palmas- Sincelejo.

“En dicho lugar fue lesionado en su rodilla Jesús David Díaz, por lo que José Carlos Arévalo se dirigió en moto por la vía de las Palmas a la casa de este en Chocó. Allí se montó la hermana de Jesús David con destino a un hospital en Sincelejo”, relató la Fiscalía en medio de la audiencia de imputación.

En el camino al hospital, de acuerdo con el relato de la Fiscalía, se encontraron con cuatro funcionarios de la Policía (los patrulleros Huber Guillermo Mieles, Diana Marcela Puerta, Bernardo Pontón Mercado y Leila Carolina Ávila) quienes los detuvieron. Esto en el marco del plan candado decretado horas antes por las autoridades por el asesinato del patrullero Diego Felipe Ruiz en una panadería a manos del ‘Clan del Golfo’.

“Seguido a ello llega en otra motocicleta Carlos Alberto Ibáñez. Este al ver que los que estaban detenidos eran sus amigos se lo hizo saber a los cuatro patrulleros por lo que también fue retenido”, dijo el ente acusador durante la diligencia.

Posteriormente, de acuerdo con la Fiscalía, Jesús David Díaz, Carlos Alberto Ibáñez, y José Carlos Arévalo presuntamente fueron obligados a tenderse al piso, en donde fueron golpeados por los patrulleros. Además, pidieron más apoyo de otros uniformados quienes también los golpearon con elementos contundentes. “Esto con el ánimo de castigarlos sin fundamento alguno por la muerte del patrullero Diego Felipe Ruiz”, dijo la Fiscalía.

A este lugar arribaron, según la Fiscalía, la subteniente María Camila Buriticá en compañía de los patrulleros Jesús María Bolaño, Rafael Paz Barbosa y Santiago Garavito Díaz. Al igual que en otra camioneta el teniente Benjamín Núñez, hoy prófugo de la justicia al parecer en México, en compañía de los patrulleros Yamid Alfonso Henao y Álvaro Antonio Álvarez.

El asesinato

Siendo las 5:59 de la tarde, según la Fiscalía, los tres jóvenes fueron subidos con vida en la camioneta conducida por el patrullero Jesús María Bolaño. Como copiloto iba la subteniente María Camila Buriticá y en el platón los patrulleros Rafael Paz Barbosa y Santiago Garavito Díaz. En esta camioneta se encontraba también el teniente Benjamín Núñez y otro funcionario de la Policía que no fue identificado por la Fiscalía.

Esta camioneta inició su desplazamiento por la vía troncal con dirección a Corozal, Sucre y se desvió por las vías las Palmas y en un trayecto poco habitado y distante fueron asesinados.

“En un estado evidente de indefensión rodeado por cuatro funcionarios, los tres jóvenes golpeados en distintas partes del cuerpo, uno de ellos amarrado y otro con una lesión antigua, lo que les impedía poder defenderse. Esta situación fue aprovechada por el coronel Benjamín Núñez quien haciendo uso de su arma de dotación le disparó tres veces a corta distancia a Carlos Ibáñez (brazo, abdomen y tórax) y José Carlos Arévalo (tórax) y un disparo en contra de Jesús David Díaz”, dijo la Fiscalía.

La Fiscalía concluyó que esta camioneta llegó a la Clínica María Reina ya con los jóvenes muertos y que este hecho se cometió presuntamente como acto de venganza por el señalamiento que les impusieron por la muerte del patrullero Diego Felipe Ruiz.

VER COMENTARIOS
Publicidad