Escuchar este artículo

Homicidios aumentaron un 46% en Cali durante mayo

Junio 01, 2021 - 11:55 p. m. 2021-06-01 Por:
 Redacción de El País
Seguridad en Cali, militarización, toque de queda, policía

Según analistas, durante mayo se redujo la vigilancia en algunos de los barrios de Cali, debido a que se atendió el tema del paro, y esto podría haber sido un motivo del aumento en los homicidios.

Raúl Palacios / El País

Mayo cerró con 163 homicidios en Cali, un aumento del 46% si se compara con el mismo mes del año anterior, cuando se registraron 88 muertes violentas.

De acuerdo con el coronel (r) Carlos Javier Soler, nuevo secretario de Seguridad y Justicia de Cali, y quien asumió el cargo el domingo pasado, “unas de las prioridades de acá en adelante será el tema de los homicidios”.

“Vamos a recomponer el trabajo en materia de identificación, individualización y judicialización porque no podemos desconocer el tema del narcotráfico, de las bandas sicariales y oficinas de cobro al servicio de la delincuencia en la capital del Valle. Esas tensiones las vamos a trabajar, siempre de la mano de las instituciones”, dijo el funcionario.

De la misma manera, el Observatorio de Seguridad de Cali, en su más reciente informe, indicó que, entre enero y mayo de este año, en la capital del Valle se registraron 480 asesinatos, mientras que el año pasado, en el mismo lapso, los casos fueron 377.

También se indicó que en 15 de las 22 comunas que conforman la ciudad hubo incremento en los casos de muertes violentas y que las comunas 13 y 14 siguen presentando el mayor aumento en el número de homicidios, la primera con 53 y la otra con 50.

Lea también: Capturan a dos hombres con $1.000 millones en efectivo en el sur de Cali

El profesor de derecho de la Universidad de Kent en Inglaterra, Luis Eslava, dijo que “las cifras confirman, tristemente, un retroceso en los esfuerzos locales para superar la violencia urbana”.

“Cali ha invertido recursos, durante muchos años, para dejar atrás los nefastos años anteriores, a través de programas de intervención social, entre otros. Sin embargo, como en muchas ciudades de Colombia y Latinoamérica, estos terminan sin el apoyo colectivo necesario y esto conduce a una falta de éxito contundente. La ciudad está fragmentada”, explicó Eslava.

“Lo otro es que, como es bien sabido, la mayoría de estas muertes violentas no están directamente relacionadas con la protesta reciente en el marco del paro, y que más bien hacen referencia a fenómenos como la pobreza y la violencia extrema”, acotó el académico.

A lo que agregó Alberto Sánchez, experto en temas de seguridad ciudadana, que “la reducción de todas las formas de violencia interpersonal y homicida, tiene que ser, en adelante, la prioridad en materia de seguridad para la Alcaldía de Cali. Las cifras que presentó mayo son una amenaza que supone un retraso en lo que la ciudad venía logrando en los últimos años: disminuir las muertes violentas. Esto lo debemos proteger entre todas las voces y mentes de la ciudad para mantenerlo en equilibrio y avance, no solo es trabajo de la Administración”.

Hay que hacer un ejercicio y para esto “se necesita esclarecer los homicidios que corresponden a incidentes en el marco de la protesta social y luego poder discernir cuáles son los que, de igual manera, siguieron en su dinámica regular de hurtos y demás comportamientos que traía la ciudad”, declaró Sánchez.

Asimismo, Álvaro Pretel, exdirector del Observatorio de Seguridad de Cali, analista y consultor en seguridad, afirmó que “un preliminar de 163 homicidios, que puede aumentar, es lamentable”.

“Detrás de todo esto hay muchos fenómenos de violencia externos al paro, pero no podemos olvidar que en septiembre del año pasado tuvimos 122 homicidios en la capital del Valle, lo cual también es una cifra alta, teniendo en cuenta las condiciones de confinamiento”, expresó el consultor en seguridad.

“Es claro también que nuestro personal de Policía estuvo enfocado en la contención de los actos vandálicos de la protesta y esto como falencia generó rutas de microtráfico y control de territorios a los que la Fuerza Pública no pudo acceder en su momento”, añadió Pretel.

A lo que agregó el concejal Roberto Ortiz: “todo esto indica que el Alcalde le ha fallado a los caleños en materia de seguridad. Ha sido un hombre soberbio y terco, solo ha tenido ocurrencias y nunca se le ha visto adoptar una política pública de seguridad, tal y como se lo hemos pedido los concejales de Cali, solamente propuestas que caben dentro de su cabeza. El presupuesto debe reflejarse, aunque esto no parece prioridad de él”.

Más datos

Desde el Observatorio de Seguridad de Cali indicaron que en 15 de las 22 comunas que conforman la ciudad hubo incremento en las muertes violentas entre enero y mayo, y que las comunas 13 y 14 siguen presentando el mayor aumento en el número de homicidios.

”Es fundamental decirle al Alcalde que la seguridad haga parte de sus proyectos, al igual que ordenar bien la agenda de priorización con el Gobierno Nacional. Cali debe ser una prioridad de reducción de homicidios y desarticulación de bandas”, dijo el analista Alberto Sánchez.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS