Así habría conseguido el periodista Alejandro Matamoros fotos íntimas de 50 menores

Febrero 26, 2016 - 12:00 a. m. 2016-02-26 Por:
Colprensa
Así habría conseguido el periodista Alejandro Matamoros fotos íntimas de 50 menores

Alejandro Matamoros, periodista acusado de pornografía infantil.

En los próximos días, la Fiscalía General de la Nación espera iniciar un juicio contra Alejandro Matamoros, acusado de delitos de pornografía con personas menores de 18 años y actos sexuales con menor de 14 años.

La Fiscalía General de la Nación espera iniciar en los próximos días el juicio contra Alejandro Matamoros, por supuestamente engañar y amenazar a más de 50 menores de edad, para conseguir sus fotos íntimas. El escrito de acusación revela que la mayoría de sus víctimas serían menores entre 13 y 16 años.

Lea también: Llaman a juicio a periodista implicado en casos de pornografía infantil

Alejandro Matamoros fue dejado en libertad el pasado 12 de febrero, después de que un juez considerara que la Fiscalía no había iniciado el juicio en el tiempo establecido por la ley, es decir que se vencieron los términos. No obstante, el proceso por los delitos de pornografía con personas menores de 18 años y actos sexuales con menor de 14 años, sigue vigente.

La investigación de la Fiscalía contra el periodista Alejandro Matamoros Vargas, de 27 años, inició con un encuentro entre un padre de familia y las directivas de un colegio del norte de Bogotá; el acudiente denunció ante la rectora de esa institución que varios menores desde 2013 habían sido contactados a través de sus redes sociales, en este caso en Facebook, bajo dos perfiles con los nombres de Andrés Monsalve y Juliana Salazar.

Tras el relato del preocupado padre, la institución educativa empieza a detectar que no era un caso aislado y que por lo menos 17 menores habían hecho contacto con los perfiles de Andrés Monsalve y Juliana Salazar, que según la Fiscalía eran manejados por Alejandro Matamoros; la investigación en general tras análisis de fotografías y vídeos señala que existirían más de 50 menores víctimas, generalmente estudiantes de colegios.

Lea también: Juez envía a la cárcel La Modelo a periodista por pornografía infantil

“El titular de dichos perfiles toma contacto con los estudiantes de la institución ganando la confianza a través de conversaciones de contenido erótico, los convence de enviarles fotografías de contenido sexual explícito y una vez en poder de ellas, los presiona para que envíen más fotografías y vídeos bajo la amenaza de publicarlas sino acceden a lo peticionado”, señala la teoría de la Fiscalía, plasmada en el escrito de acusación.

Tras conocer las denuncias internas en la institución que apuntaban a presuntos encuentros virtuales entre los menores y Matamoros, la institución y varios padres ponen en conocimiento de las autoridades estos hechos.  

Cuando las investigadores de la Policía Judicial iniciaron las diligencias, las autoridades efectuaron una entrevista al director de grupo del curso octavo, del colegio del norte de Bogotá, docente que le menciona a la Fiscalía que el 26 de febrero de 2015 recibió un correo electrónico de una madre de familia, quien le informó sobre el comportamiento extraño de su hijo.

“La madre del menor le envió un correo, donde le informaba que el día anterior en horas de la noche encontró a su hijo muy asustado y le dijo que un sujeto había contactado a varios jóvenes del colegio por Facebook bajo el perfil de Andrés Monsalve, y les dice que se tomen fotos desnudos y los amenaza diciéndoles los nombres de sus padres, y que los mata sino se toman fotos y se las envían”, refiere el escrito de acusación.

El docente entrevistado por la Fiscalía, manifestó que en dicho colegio del norte de Bogotá tenía conocimiento de 17 casos de menores contactados por estos perfiles de Andrés Monsalve, sin embargo, podían existir más más casos no denunciados.

“Varios estudiantes se acercaron al profesor y al coordinador de bachillerato, para contarles que había una persona que desde hace algún tiempo los ha contactado a través de redes sociales tales como Facebook, Skype y Ask, quien les solicita fotografías desnudos o tocando partes de su cuerpo” indica la investigación de la Fiscalía.

Según estableció el ente acusador, Matamoros no tuvo contacto físico con ninguno de los menores, y todos los encuentros fueron en redes sociales, algunos en tiempo real.

“Se informa por las directivas del colegio que esas actividades también las ha realizado el agresor a través de la aplicación Skype con la que logra la interacción por cámara web para que los menores se desnuden frente al dispositivo y así mostrar sus partes íntimas”.

Matamoros habría contactado a menores de 13 años

Al realizar las inspecciones en el colegio del norte de Bogotá, la Fiscalía entrevistó a un menor de 16 años, quien le indicó a las autoridades que cuando él tenía 13 años, recibió una solicitud de una cuenta de Facebook de un perfil bajo el nombre de Alejandro Matamoros con quien mantenía conversaciones mediante la red social esporádicamente.

Hasta que el perfil con el nombre de Matamoros le solicita una foto de sus abdominales y sus genitales, acto por el que el menor se asusta y lo bloquea de la red social.

Ante la negativa del menor de 13 años (para el año 2013) dos meses después recibe una solicitud de amistad de los perfiles de Andrés Monsalve y Juliana Salazar, quienes según el menor nuevamente le solicitan fotografías íntimas, luego de que el menor los acepta en su red social.

“Del perfil de Juliana Salazar le enviaron un vídeo de una adolescente desnuda mostrando sus partes íntimas, para que se motivara y accediera a lo que le pedían; el joven señala que se asustó porque estas personas sabían muchas cosas de su familia. El menor indica que por la forma insistente en que le solicitaban las fotos llegó a la conclusión de que la cuenta de Monsalve, la de Salazar y la de Matamoros estaban unidas o eran manejadas por una misma persona”, establece el escrito de acusación.

Los allanamientos

Luego de que la Fiscalía escuchará a varios de los menores que fueron presuntas víctimas de Matamoros, investigadores del ente acusador procedieron a verificar si las tres cuentas de Facebook de Juliana Salazar, Andrés Monsalve y Alejandro Matamoros tenían alguna relación, lo cual quedó constatado luego de cruzar las cuentas IP desde donde se emitían las comunicaciones.

“Tras los análisis con los operadores de Internet, se establece el nombre de la persona que contrató el servicio, así como el sitio de ubicación, lo cual llevó a dar con el paradero del indiciado, conocido como Alejandro Matamoros”, señala el documento.  

Al llegar a la residencia de Matamoros, las autoridades encontraron varios archivos de menores desnudos y tocando sus partes íntimas, las cuales habrían sido obtenidas por el presunto agresor, con engaños.  

“Se incautan equipos tecnológicos de almacenamiento digital, que contienen información de pornografía, entre los cuales habían fotografías y vídeos de menores de edad en representaciones reales de actividad sexual, algunos de los cuales fueron reconocidos por un profesor del colegio y por la madre de un víctima”, señala el documento conocido por Colprensa y que será presentado por la Fiscalía en el juicio contra Matamoros. 

Consecuencias legales

El abogado de las víctimas, Juan Sebastián Franco, advirtió que en caso de que ante un juez se demuestre la responsabilidad de Matamoros, el acusado podría pagar una pena de hasta 14 años de prisión. Franco mostró su preocupación ante la decisión de un juez de dejar en libertad al presunto implicado en pornografía de menores.

“La única posibilidad de que Matamoros vuelva por ahora a la cárcel es que un juez avale la apelación de la Fiscalía y al defensa sobre la libertad”, indicó el abogado.

Franco indicó que en este caso la Fiscalía tiene varias pruebas que probarían la participación del periodista en los dos delitos imputados por el ente acusador, y el abogado anunció que pedirán la máxima pena para el comunicador.

“Las principales pruebas se encontraron cuando se realizaron los allanamientos, donde se detectaron fotos, vídeos, conversaciones en redes sociales, por eso considero que hay pruebas sólidas para una condena”, manifestó Franco.

Finalmente, el abogado manifestó que en este caso Matamoros no tiene antecedentes penales previos a estos hechos referenciados. Sin embargo, al ser delitos con menores de edad no recibiría ningún tipo de rebaja en la pena. Estos dos factores serían los determinantes en caso de que un juez considere una condena por los delitos de pornografía con personas menores de 18 años y actos sexuales con menor de 14 años.

Lee todo el contenido de El País sin límites. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS