Alias Guacho: así fue el paso a paso de las Fuerzas Armadas para llegar a su paradero

Así fue el paso a paso de las Fuerzas Armadas para llegar hasta 'Guacho' 

Diciembre 23, 2018 - 07:55 a.m. Por:
Colprensa 
Alias Guacho

El presidente Iván Duque sobrevoló la zona del operativo

EFE

La operación en la que fue dado de baja Walter Patricio Arizala Vernaza, alias Guacho, responsable entre otros, del secuestro y posterior muerte de tres integrantes del equipo periodístico del diario El Comercio, de Ecuador, es un clásico en temas militares: identificación, localización, seguimiento, fijación y neutralización.

Las dos últimas fases le correspondieron a la nueva cúpula, pero las tres primeras, en las que hubo un fuerte trabajo de inteligencia, estuvo a cargo de la cúpula que el lunes pasado entregó el mando de la tropa.

Buena parte del trabajo de inteligencia estuvo a cargo del CTI de la Fiscalía, luego de que en julio ‘Guacho’ asesinó a tres de sus agentes que le seguían la pista por el corredor fronterizo donde se movía a sus anchas.

“La ventaja que tenía Guacho frente a la Fuerza Pública es que se ganaba el cariño de la gente a punta de la plata del narcotráfico. Sin embargo, era tan bondadoso como duro. No perdonaba una traición”, indica una fuente militar.

El seguimiento incluyó 15 fuentes humanas que documentaron que se movía junto con su anillo de seguridad, que constaba de diez personas. También la interceptación de por lo menos 120 líneas telefónicas con las que las autoridades le seguían la pista a ‘Guacho’ y a sus compinches en la zona, después de su aparición, tras ser herido en el operativo de septiembre pasado.

Información de inteligencia también fue aportada de parte de la Armada del Ecuador, que desde plataformas fluviales lanzaba drones de última generación y amplia autonomía, hacia la zona de Mataje Nuevo, una población asentada en el río del mismo nombre, donde la mamá del disidente de las antiguas Farc tenía su residencia.

Las autoridades la bautizaron ‘Casa rosada’. Se trata de un inmueble de dos pisos que sobresale por su opulencia en medio de la pobreza de la zona. Junto con este, las autoridades identificaron otros quince puntos que frecuentaba ‘Guacho’, entre ellos la Vereda Peña Cataño en Llorente, Tumaco, el último lugar donde se le vio con vida.

Lea también: "Vamos a seguir obrando con contundencia": Duque en Tumaco tras muerte de 'Guacho'

A comienzos de semana, las facciones del terrorista sufrieron otro golpe con la neutralización de uno de sus hombres, quien lo mantenía informado de las operaciones de la Fuerza Pública en su contra. Se trataría de un sujeto que se conocía con el alias de Víctor. La confirmación de su sobrenombre se daría en las próximas horas.

“Los que sobrevivieron a este ataque - explica una fuente - no alcanzaron a dar aviso a ‘Guacho’ y a ‘Pitufín’, su segundo al mando, sobre la presencia de los militares en la zona. Es decir, le cortamos toda comunicación”.

Tras esto, desde la base militar de Apiay, en el Meta, fue dada la orden para que una flota de Súper Tucanos se desplazara hasta la base del Comando Aéreo de Combate No. 7 de la Fuerza Aérea con sede en Cali.
Su alistamiento se dio porque se estudiaba la posibilidad de un bombardeo en la zona, ya que estas aeronaves tienen capacidad para transportar y atacar con bombas MK 81 y MK 82, de 250 y 500 libras.
“Hemos empleado más de 1500 hombres de la Fuerza de Tarea Hércules.
Compartimos información con todas las agencias que tienen cooperación de los EE. UU. Una de las tareas fuertes fue llegarle al bandido y para eso empleamos muchas acciones. Estaba en una casa”, explicó el general Fernando Navarro, comandante de las Fuerzas Militares.

Nexos con los mexicanos

‘Guacho’ era considerado un objetivo de alto valor, toda vez que las autoridades ya tenían documentado sus acercamientos con emisarios de carteles mexicanos, entre ellos, el de Sinaloa, para el envío de la droga. Por el corredor Pacífico sale el 70 % de la droga que es producida en Colombia.

Además, desde la Dirección Nacional de Inteligencia se tenía información de sus conversaciones con Gentil Duarte para organizar un nuevo Bloque Sur, que se encargaría de la producción a gran escala de narcóticos para ser enviados por el suroccidente del país.

Le puede interesar: Así fue 'Perla IX', la operación militar en la que cayó alias Guacho

No obstante, tras el ataque de septiembre pasado, Duarte y ‘Guacho’ cortaron comunicación ante una advertencia del jefe del frente Óliver Sinisterra en la que señalaba que le estaban pisando los talones. De ese ataque, el ministro de Defensa, Guillermo Botero, había dicho antes de que se conociera sobre la muerte del cabecilla, que ese día ‘Guacho’ tenía un chaleco antibalas y ese fue su seguro de vida.

La información fue allegada al Comando de Operaciones Especiales, quienes así pusieron fin a la incertidumbre sobre la suerte que ese día corrió ‘Guacho’, quien además, volvió a salir tras ser atendido de las heridas que tuvo, pese al chaleco. Al volver a la luz, los nuevos infiltrados de la Fiscalía en la zona lograron obtener material fotográfico fundamental para la operación.

El seguimiento continuó y fue muy rutinario en los últimos días, por lo que se decidió entrar a la parte de fijación y neutralización. “Se pudo determinar la ubicación, después llegó una maniobra en la cual se hace una ocupación del área donde no se logre detectar las personas, hasta conseguir llegar hasta el objetivo con mucho entusiasmo y discreción para cumplir la tarea, como lo hicieron las fuerzas especiales del Ejército que llevó el peso de la operación”, dijo el general Nicasio de Jesús Martínez, comandante del Ejército.

Las tropas, tras dar de baja a ‘Guacho’, al parecer en un combate en los que se usaron armas de largo alcance, operadas por francotiradores, hallaron material que será analizado por Inteligencia Militar. Se espera que los cuerpos de ‘Guacho’ y ‘Pitufín’ sean llevados a la sede de Medicina Legal en Cali para los cotejos forenses de rigor.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad