El australiano que encontró en Cali parte de la historia de Miguelito, una trágica leyenda de la salsa - Feria de Cali

Escuchar este artículo

El australiano que encontró en Cali parte de la historia de Miguelito, una trágica leyenda de la salsa

Diciembre 29, 2019 - 07:55 a. m. Por:
L. C. Bermeo Gamboa, reportero de El País
Sam Zubrycki, documentalista australiano

Sam Zubrycki está de visita en la ciudad, por tercera ocasión, para registrar todo el ambiente salsero de la Feria de Cali y la importancia que tienen los melómanos como guardianes de esta tradición, temas que abordará en su próximo documental.

Foto: Jorge Orozco / El País

Dice la leyenda que un niño de 11 años, rubio como el sol y con una voz de ángel, estaba cantando a las afueras del aeropuerto de San Juan (Puerto Rico) cuando un productor musical que pasaba por allí, iba a tomar un vuelo para salir de la isla, escuchó el prodigio callejero.

Impresionado por el talento del niño, intentó comunicarse con él, pero el productor era norteamericano y no sabía español, así que con la ayuda de una azafata logró pedirle los datos al pequeño boricua para regresar a buscarlo con el objetivo de grabar un álbum musical.

No hay una versión definitiva de este primer encuentro, otras dicen que era navidad y el niño trabajaba como embolador de zapatos, que ayudaba a mantener once hermanos, que el productor perdió su vuelo ese día, o que fue una historia que movieron publicistas crueles para generar expectativa.

Lo cierto es que en 1973 apareció en el mercado de la música latinoamericana y afrocaribeña el álbum ‘Canto a Borinquen’ de un cantante infantil llamado Miguelito, aunque su nombre verdadero era Miguel Ángel Sánchez González.

El disco se grabó en Nueva York y se lanzó bajo el sello Coco Records, propiedad Harvey Averner, el bien intencionado productor de la anécdota.

Lea además: Presentan documental 'Miguelito', la historia de un niño leyenda de la salsa

Luis Carlos Delgado, melómano caleño, recuerda que en los años 80 cuando tenía 16 años, escuchó por primera vez una canción de Miguelito.

“Era un niño que cantaba son montuno, bolero y salsa, acompañado de una orquesta con excelentes músicos, una verdadera novedad para la época. Yo lo conocí cuando pusieron ‘Jíbaro en San Juan’ durante una aguae’lulo a la que había ido para divertirme con mis amigos”.

En un verso de esa canción el niño dice: “y aún con la mancha de guineo tiene acento americano”, de ahí que a Miguelito se le conociera como El jibarito de la mancha de guineo, con lo cual se referían a su origen humilde.

Dice Luis Carlos, quien actualmente es el presidente de la Asociación de Melómanos y Coleccionistas ‘Amigos del Son de Cali’, que “en ese tiempo ya era conocida la leyenda acerca de que Miguelito no grabó más música, porque uno o dos años después de publicado su álbum había muerto en un accidente, frustrando una prometedora carrera”.

Esto conmovió a toda una generación de jóvenes caleños amantes de la salsa, por lo que muchos de ellos coleccionaron el disco de Miguelito como una rareza, de hecho Delgado llegó a tener tres ejemplares del álbum.

“Estoy haciendo una película sobre melómanos y su relación con Cali, que es la única ciudad del mundo en apropiarse de una música que no nació en ella. La forma en que adoptó la salsa es muy poderosa”. Sam Zubrycki, cineasta australiano

Luis Carlos Delgado, melómano caleño

Luis Carlos Delgado, melómano caleño, escuchó por primera vez la leyenda de Miguelito en una aguae’lulo de los años 80.

Foto: Jorge Orozco / El País

La leyenda de Miguelito siguió intacta en Cali por muchos años, incluso hoy muchos la repiten en redes y círculos de melómanos, pero todo esto cambiaría cuando en 2013 llegó por primera vez a Cali, Samuel John Overton Zubrycki, un músico y cineasta interesado por la cultura latina.

“En mis viajes había oído hablar mucho de Cali y su pasión por la salsa. Entonces quise venir, explorar y tratar de entender eso. Fue en ese primer viaje que me topé con el disco de Miguelito”.

Zubrycki de 34 años, nació en Sídney (Australia). Su primer amor siempre ha sido la música, por ello estudió trompeta en el conservatorio de su ciudad, este instrumento le permitió entrar en contacto con la música de los cubanos Arturo Sandoval y Buenavista Social Club, y por la misma vía hizo amistad con músicos latinos radicados en la capital australiana. A través de ellos se inició en las melodías salseras y sintió la necesidad de visitar esa ciudad que llamaban la Capital Mundial de la Salsa.

Al mismo tiempo, Sam Zubrycki, como prefiere llamarse, estudió dirección de cine, ya que “a través de los filmes puedo unir mis dos grandes pasiones que son la música y los viajes, yo siento que son un complemento”. De este modo ha realizado diferentes cortos documentales sobre músicos australianos.

Fue por esos días de 2013, mientras visitaba tabernas de melómanos, y aprendía a bailar salsa en San Antonio -logrando hacer una vuelta de ocho perfecta-, que le contaron la leyenda de Miguelito.

“Cuando vine por primera vez a Cali me impresionó la conexión que tiene la gente con la música y quedé muy conmovido con la historia del niño cantante, especialmente porque nadie sabía qué había pasado en realidad con su vida”.

Sam partió de vuelta a Australia donde planeó el que sería su primer largometraje. Al cabo de seis años regresó a Colombia para presentar: ‘Miguelito’, documental que fue estrenado este año en el Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias (Ficci) y también en el Raindance Film Festival de Londres.

El rodaje de este proyecto llevó al cineasta por Cali, San Juan y Nueva York, buscando la verdadera historia que se escondía tras ese disco, una joya de melómanos.

Zubrycki logró contactar a una hermana del cantante y a su familia en Puerto Rico, también a algunos de los músicos que lo conocieron, y finalmente al productor Harvey Averner, con sus testimonios creó un perfil completo del desconocido artista, mostrando la complicada vida de un hombre que pudo ser el más grande cantante latino de su época.

‘Miguelito’ también ha sido proyectado en eventos de diferentes ciudades del mundo como Sídney, Nueva York, San Juan, San Sebastián y Cali. Incluso, para 2020 se tiene planeado que el canal Telepacífico lo transmita a nivel regional.

El documental evidencia la paradoja del arte y la memoria, pues mientras para el productor del disco, un empresario decepcionado, Miguelito resultó todo un fracaso en ventas. Por otro lado, en Cali, el álbum fue una sensación entre los jóvenes y luego objeto de culto para los melómanos que aún lo escuchan. En este sentido, el documental ha sido comparado con ‘Searching for Sugarman’, el premiado largometraje que también rescata del olvido al músico Sixto Rodríguez.

Lea además: Presentan documental 'Miguelito', la historia de un niño leyenda de la salsa

“Todos los melómanos estábamos convencidos de que Miguelito había muerto en un accidente. Solo ahora después de 30 años venimos a conocer la verdadera historia, gracias al documental de Sam”, expresa Luis Carlos Delgado.

Miguel Ángel Sánchez González falleció a los 41 años, la vida que llevó en esos años, el lugar, las circunstancias y la causa de su muerte son el secreto que Sam Zubrycki tiene reservado a quienes vean su documental

Temas de Miguelito

En el único álbum de este artista participaron leyendas de la salsa como Papo Lucca, en el piano y los arreglos. Así como el tresista Mario Hernández de la Sonora Matancera.

'Canto a borinquen' y 'Jíbaro en San Juan' ambas composiciones de Luz Celina Tirado.

'Payaso', en tema clásico de Raphy Leavitt.

'Un tremendo lío', compuesto por Kito Vélez y Luis Rosario.

'Miguelito el travieso', tema especial de Papo Lucca para este artista.

Lea además: Izzy Sanabria cuenta la historia detrás de 'La gran fuga'

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
0
Comentarios

Así se gozaenCali

Jaramillo Mora Constructora
Jaramillo Mora Constructora