Salsódromo para las caleñas: historias de dos mujeres tras las bambalinas del desfile - Feria de Cali 2018

Salsódromo para las caleñas: historias de dos mujeres tras las bambalinas del desfile

Diciembre 05, 2018 - 11:22 p.m. Por:
Diana Velasco y Jeshimy Quiñoñes /  Periodismo con Visión de Género UAO
Normayi  Sossa, es una de las más reconocidas modistas de los bailarines de salsa de Cali.

Normayi Sossa es una de las más reconocidas modistas de los bailarines de salsa de Cali. Desde su taller ubicado en el barrio El Cedro realiza los trajes para los eventos musicales más destacados de la ciudad, también genera trabajo a mujeres cabeza de familia.

Especial para El País

La suerte estaba echada y los nervios presentes en los camerinos. En el escenario, del Coliseo El Pueblo, los jurados detallaban cada paso, cada movimiento y cada brillo del vestuario o el maquillaje de los bailarines, quienes con canciones como Mujer Divina y Yemayá, daban lo mejor para ser elegidos entre los 31 grupos de bailarines participantes en el Salsódromo 2018.

Cupos peleados por 42 escuelas de salsa que después de meses de preparación, por fin estaban ese fin de semana de julio ante Luis Eduardo Hernández ‘El Mulato’, Eliana Feijoó, Nilson Castro y demás personalidades del jurado que seleccionó los mejores bailarines para el evento inaugural de la Feria de Cali. Después del selectivo, los bailarines elegidos empezaron a prepararse para representar el eslogan del evento en este año: Cali, mujer divina.

Lea también:  ¿Cuáles son las novedades de la Feria de Cali?, las revela la gerente de Corfecali

Reflexión en pasos y acrobacias

En la tierra de las mujeres distinguidas en el país por su carisma y belleza, llegó la hora de rendirles un homenaje y de reflexionar sobre sus problemas. En febrero surgieron las primeras luces de planeación del evento que ha tenido todas las temáticas coyunturales de cada época, como la solidaridad y la esperanza, los World Games 2013, Cali como capital de la Alegría y hasta la paz. Para todos estos temas, el baile ha sido acompañado por un vestuario y escenografía acorde. ¿Pero cómo mostrar en una coreografía el mensaje de #NiUnaMenos?

David Lerma, director del Salsódromo, explica que la conceptualización del evento nació como una apuesta dirigida a exponer temas más universales teniendo en cuenta que es visto por asistentes de otras partes del país y del mundo. Así nació la idea de hablar de la mujer y su papel en la sociedad.   

La Subsecretaría de Género, colectivos de mujeres, la Academia y representantes de la salsa como cantantes y bailarinas, apoyaron este proceso de construcción para llegar a lo que se apreciará este 25 de diciembre a partir de las 6 de la tarde en la Autopista Suroriental: “Sentimos que había una deuda histórica que estamos intentando resolver y poner nuestro granito de arena para aportar a la equidad, desde la salsa” cuenta David.

Con el tema elegido, inició la ardua tarea de representar ese concepto en 5 coreografías de 6 minutos. “¿Cómo pones eso en escena sin perder de vista que es un show en el que la gente quiere divertirse y entretenerse?” menciona David, para lo que se dividió a las academias de baile en 5 grupos o alas temáticas: Diversidad, Manos de Mujer, #NiUnaMenos, Universo en equilibrio y Fantasía, dirigidas por 5 parejas de baile encargadas de las coreografías.

Por ejemplo, para #NiUnaMenos se decidió que en el vestuario predominara el color violeta para representar a este movimiento, además de una selección de canciones en las que figura ‘Rebelión’ de Joe Arroyo, en la que se canta a grito herido “no le pegue a la negra”.
En todo este proceso ha sido vital el papel de la Subsecretaría de Género, la cual según Lerma ha aportado en la sensibilización sobre el respeto a la mujer y la equidad, con jornadas de trabajo con organizadores y escuelas de baile, en las que trabajadoras sociales de la entidad reflexionan con ellos sobre el rol de la mujer.

Salsódromo para las caleñas: historias de dos mujeres tras las bambalinas del desfile

Desde el mes de julio, las principales escuelas de baile de la ciudad se preparan para lo que será la Feria de Cali y su espectáculo central, el salsódromo..

Especial para El País

La caleña que viste a las bailarinas

Para el Salsódromo, solo las mejores modistas se le miden al reto de vestir a los bailarines, según la temática del evento y los gustos de cada escuela. Normayi Sossa es una de ellas. Desde su taller en el barrio El Cedro, esta mujer diseña y confecciona los trajes brillantes que los bailarines lucen en el espectáculo, teniendo como primera modelo a su hija Michelle, bailarina profesional.

Sexy, elegante y cómodo. Esas son las características de los trajes para bailarines que busca Normayi, quien siempre pregunta por la canción de la coreografía y las acrobacias para elegir el mejor diseño, que cumpla las expectativas de los artistas.

Este año vestirá a la academia de baile Sondeluz, que pertenece al ala Fantasía, en donde se muestra a la mujer como una diosa llena de magia.
Para esto, Normayi tiene el reto de hacer un vestuario para una diosa sin alejarse del mundo de la salsa, una tarea que como todos los años cumple a la perfección para que no se pierda el

Salsódromo para las caleñas: historias de dos mujeres tras las bambalinas del desfile

Eliana (derecha) y otros bailarines en un show en El Mulato Cabaret.

Especial para El País

*Este trabajo se hizo en la cátedra de Taller de Periodismo con Visión de Género de la Universidad Autónoma de Occidente.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
0
Comentarios