Los planes por los que vale la pena visitar Bogotá

Los planes por los que vale la pena visitar Bogotá 

Septiembre 07, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Los planes por los que vale la pena visitar Bogotá 

Museo del Oro de Bogotá, un espacio para conocer a fondo la identidad cultural de los colombianos.

La capital colombiana se sacudió de la fama gris que la cubría y se convirtió en una ciudad vibrante y moderna para enamorar a toda la familia.

Imagine que Bogotá es un jinete que galopa no sobre un caballo, sino sobre el tiempo, ese que ha dotado a la ciudad de lugares en los que propios y turistas pueden sentir lo que los españoles llaman “la gran borrachera cultural”.

Sin duda, la capital  ha ido abandonando esa imagen gris que le acompañaba para adoptar una ‘vibra’ que atrae a adultos, jóvenes y niños gracias su amplia oferta cultural, gastronómica y de entretenimiento. 

Vaya mareo, y qué hermoso es sentirlo al sumergirse en los 99 museos que se han levantado en honor al arte, la historia, la naturaleza, una oda a la humanidad.

No se trata de ninguna exageración. El Instituto Distrital de Turismo, IDT, y el Hotel  Hilton Bogotá lo saben, por eso se asociaron para promocionar a la ciudad como un destino  para la diversión, el  descanso, la exploración, el deporte y el tiempo en familia.

La Capital es una metrópoli que cuenta con más de 465 atractivos, 4500 parques, 75 centros comerciales y 376 kilómetros de ciclovía. Además, es sede de grandes eventos como el Festival Iberoamericano de Teatro, el Circo del Sol, Rock al Parque, Estero Picnic, entre otros.  

Qué privilegio es penetrar, por ejemplo,  los muros del Museo La Esmeralda, en la zona centro de la ciudad, y conocer las diferentes etapas que tiene la producción de cada una de estas joyas. 

¿Se imagina ingresar a un túnel, apreciar una colección casi irreal de más de 3000 piezas únicas que yacen en las montañas de Colombia?

Pero si lo suyo es el conocimiento científico y antropológico, toque las puertas del Museo Nacional donde reposan  más de 20.000 piezas, símbolo de la historia y el patrimonio del país. Ahí encontrará 17 salas de exposición permanente, donde se exhiben alrededor de 2.500 objetos.

Bogotá ha sido llamada ‘La Atenas Suramericana’, ya que dispone de una oferta cultural que ha crecido  considerable- mente en las últimas décadas.

Por otra parte, al  recorrer las calles del norte de la ciudad, se encontrará un lugar mágico donde podrá compartir con sus hijos mientras aprenden sobre ciencia, tecnología y  cultura.  

Se trata de El Museo De Los Niños Colsubsidio, un lugar colorido que cuenta con 25 diferentes escenarios donde se  desarrollan cerca de 40 actividades dinámicas para pequeños y jóvenes, permitiéndoles experimentar, jugar y aprender sobre diversas temáticas. 

Algo similar ocurre en lugares especiales como ‘Divercity’ y Multiparque, espacios que fueron concebidos para la familia, donde padres e hijos podrán intercambiar papeles. 

‘Divercity’, por ejemplo, es una ciudad a escala donde los niños  entre los 3 y los 13 años pueden asumir varios roles profesionales mientras aprenden cómo funciona el mundo real.

Así, mientras los padres descansan en una especie de guardería,  los niños hacen realidad su sueño de ser médicos, bomberos, pilotos, operarios de fábrica, entre otros. Lo más importante es que les enseñan a tomar  decisiones y asumir retos en una ciudad hecha a su medida, pero basada en la vida real.

Bogotá gourmet

Uno de los mayores placeres de los colombianos es el de la comida. Quizá por eso los restaurantes del territorio nacional se han encargado en los últimos años de crear un concepto que no solo consienta el paladar, sino que se quede en la mente de sus visitantes. 

Ese es el caso del restaurante La Ventana, del Hilton Bogotá. Allí, el visitante, que no necesariamente es huésped, encontrará un concepto diferente, que les rinde homenaje a los orígenes colombianos: de la granja a la mesa, es lo que se explora en el menú y en los servicios que ofrece.

El chef Nicolás Piatti asegura que en su cocina solo se encuentran insumos “100 % frescos, orgánicos, locales y naturales, provenientes de cultivos de la sabana de Bogotá”. 

Bogotá exquisita 

Hay algo romántico en la combinación del frío,  las estrellas, los edificios iluminados y la gastronomía. Es casi ley en este país de gente enamoradiza y de buen comer. 

Ese es uno de los tantos  encantos que tiene Bogotá, ciudad pionera del 'boom' gastronómico en Colombia, y exponente de una  cocina de talla mundial.

En la capital, la culinaria se ha venido fortaleciendo a partir de la puesta en valor de platos típicos como el ajiaco y el chocolate santafereño, las obleas, las brevas con arequipe y otros deliciosos platos que se pueden degustar como parte de la oferta gastronómica de la ciudad.

Solo hace falta caminar por zonas como Usquén,  La Candelaria, La Calera o La Macarena para comprobarlo. Allí resulta fácil encontrarse con restaurantes que están a la altura de los mejores del planeta.

Por otra parte, con el ‘Bogotá Salsa Tour’,  se busca hacer de la ciudad un atractivo  para los amantes del género.  

Su apuesta es ofrecer recorridos por distintos bares, donde se escucha y baila una gran  selección musical.

Sus planes incluyen una ruta narrada sobre la llegada de la salsa a Bogotá, una historia que se reconstruyó con la colaboración de César Pagano, melómano y conocedor de la salsa. Los invitados pueden gozar de una cena en Cuban Jazz o en Galería Café Libro (menú a la parrilla).

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad